Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Más de 2.000 zaragozanos exigen el fin de las "hipotecas franquistas" y rechazan la "democracia atemperada"

24/04/2010 21:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más de 2.000 vecinos de Zaragoza, entre otros varios representantes de partidos políticos, secundaron en la tarde de hoy, sábado 24 de abril, la movilización convocada por distintas organizaciones en apoyo al magistrado juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, pidieron el fin de las "hipotecas --políticas-- franquistas" y rechazaron la "democracia atemperada".

La concentración tenía como objetivo solidarizarse con Garzón, quien debe responder en el Tribunal Supremo (TS) a una denuncia por prevaricación presentada por Falange Española --expulsada de la causa--, y las organizaciones Manos Limpias y 'Libertad e identidad'. La denuncia se presentó con motivo de la investigación de Garzón de algunos crímenes del franquismo.

El entorno de la Diputación de Zaragoza (DPZ), en la Plaza de España, se abarrotó a las 20.00 horas de público de todas las edades, entre el cual se hallaban socialistas como el diputado autonómico Antonio Piazuelo, el ex-concejal José Luis García Nieto, así como la presidenta de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, la también miembro de CHA Josefina Musulén.

En representación de Izquierda Unida (IU) se encontraban, entre otros, el coordinador adjunto a la Presidencia de la coalición en Aragón y concejal de Zaragoza, José Manuel Alonso, y el ex-diputado autonómico Jesús Lacasa.

También se encontraban en el lugar el historiador del aragonesismo Antonio Peiró, el también historiador y profesor de la Universidad de Zaragoza José Luis Corral, el investigador en la Guerra Civil y el franquismo Julián Casanova, así como familiares directos de personas represaliadas por los franquistas, sindicalistas y numeroso público de todas las edades.

DEMOCRACIA PLENA

Corral fue el encargado de leer el manifiesto consensuado entre todos los convocantes, en el que reclamó la implantación de una "democracia plena" y manifestó el "temor y preocupación por la viabilidad de una democracia que no logra desembarazarse de algunos lastres totalitarios y antidemocráticos".

El manifiesto apoya expresamente a Garzón, recuerda que la "legalidad constitucional", al estallar la Guerra Civil, era la republicana y avalan su intento de investigar los "crímenes contra la Humanidad" perpetrados por los franquistas, así como su intención de recuperar los restos de los desaparecidos y restablecer, judicialmente, la dignidad de las víctimas.

Tras criticar la "perversión penal" que constituye el hecho de que sea Garzón el investigado por escudriñar el franquismo, después de que Falange Española le denunciara por prevaricación, los convocantes criticaron a las "organizaciones neofranquistas" que secundaron la denuncia contra Garzón.

El enjuiciamiento de Garzón por parte del Tribunal Supremo (TS) supone "un ataque a las víctimas del franquismo, a sus familias y a la memoria democrática española", señala el comunicado, que alerta contra los que pretenden "sepultar y borrar" la memoria, según el comunicado.

Los convocantes condenaron "la pasividad del Estado Español" y aludieron al Derecho internacional para demandar que España deje de ser heredera jurídica del franquismo. También consideraron "ilegal" la Ley de Amnistía de 1977 que dio por zanjadas las reparaciones a las víctimas del franquismo.

GOLPISTAS

También recordaron que los hechos históricos comprobados atestiguan que "los golpistas" procedieron al "exterminio de sus adversarios políticos, ideológicos y sociales desde el primer momento". Corral mencionó los actos de torturas, condenas ilegítimas, ejecuciones, campos de trabajo esclavo, robo de niños y la conculcación de derechos y libertades, con "cientos de miles de víctimas".

Momentos antes de comenzar el acto, mantuvo un encuentro con los medios el profesor Julián Casanova, autor de la mayor investigación histórica de la Guerra Civil en Aragón, quien publicó la obra 'El pasado oculto. Fascismo y violencia en Aragón (1936-1939)', que recoge el listado más completo de ciudadanos republicanos asesinados y el lugar donde están enterrados.

Casanova indicó que Garzón "trataba de situar la reivindicación de las familias en el plano de la justicia legal", pero "en ningún momento pedía una justicia punitiva".

"Los pasados traumáticos no se van a ir nunca a no ser que los abordemos", avisó Casanova, quien animó a "defender una alternativa diferente, que pasar por la paz, la justicia y la libertad", tras lo que señaló que "la democracia es sólida en muchas cosas" pero "hay instituciones que no han asumido ese pasado traumático" y es preciso implantar una "educación cívica" sobre el tema "en las aulas".

Julián Casanova aludió al "agravio" supuestamente sufrido por "un grupo de colegas" de Garzón que están "moscas" con él por haber investigado los GAL y la trama de corrupción Gürtel, entre otros asuntos, lo que relacionó con la situación judicial actual de Garzón.

El investigador pidió "que se universalicen los derechos humanos" y alertó de que "sin ellos nos vamos cualquier día a la miseria".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
153
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.