Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

‘La vía de la libertad’.Canal 44 de Zaragoza estrena nuevo programa que dirige Gunther Zevallos

08/07/2011 21:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pasado martes 05 de Julio a las 21:00 hs., se presentó el primer programa «La vía de la libertad» en Canal 44 TV de Zaragoza, que se emitirá todos los martes de 21:00 a 22:00hs. El programa en el que participan expertos de distintos campos del derecho y la economía, lo dirige el economista y profesor de la Universidad de Zaragoza, Gunther Zevallos. El tema tratado tuvo que ver con «impuesto de sucesiones y donaciones en Aragón», y no dejó indiferentes a los miles de teleespectadores que lo siguieron. Acompañaron al director del programa, el socio-director del prestigioso bufete Ilex Abogados y director de la revista Ley Actual, D. José Antonio Visús Apellániz; además del Abogado especialista en Sucesiones, Herencias y testamentarias y Premio Castán Tobeñas de Derecho Privado (2002), D. José Luis Artero Felipe; el ex vice-presidente de Citibank y ex director regional en Aragón y Soria, D. Mariano Sanz Domper; y el economista y profesor de economía de la Universidad de Zaragoza, y consejero editorial de la revista de comercio exterior y moneda única, D. Juan Royo.

El impuesto sucesiones, pasa desapercibido por las familias aragonesas, y así lo demuestran las cifras pagadas del impuesto. La mayoría de aragoneses sólo conocen la magnitud del perjuicio que les ocasiona este impuesto, cuando lo tienen que pagarlo; sin embargo, no es del todo desconocido por las grandes fortunas. Este impuesto supone además un verdadero quebranto económico para los herederos. Desafortunadamente y de forma injusta los aragoneses debemos de pagar dos veces por un mismo bien, «en vida y después de nuestra muerte». Siendo además este impuesto claramente discriminatorio. Si todos los españoles, como proclama el artículo 14 de nuestra Constitución somos iguales ante la ley, ¿cómo es posible que existan agravios impositivos según sea la Comunidad Autónoma en donde nos ha tocado vivir?

Algunos partidos políticos (PP y PAR) prometieron en su campaña electoral de las recientes elecciones Autonómicas y Municipales de mayo de 2012, acabar con este impuesto, hoy parece que ya no está tan claro que recuerden sus promesas, al menos eso es lo que piensan muchos economistas, a tenor de lo que ocurre en Extremadura. En la tertulia de «La vía de la libertad», había escepticismo, pues sólo han pasado dos meses de las elecciones Autonómicas y Municipales, y algunas manifestaciones hacen pensar que habrá que esperar un tiempo para que estos partidos cumplan su promesa, si es que la cumplen.

La realidad es que el impuesto de sucesiones en Aragón tendría que dejar de ser una preocupación más para muchos aragoneses, que tras fallecimiento de los padres que sostienen la familia, pueden verse abocados a una difícil situación y a un quebranto económico. El trabajo y el sacrificio de muchos años, actualmente en Aragón es sometido a un injusto y discriminador impuesto de sucesiones, que sólo está vigente en unas pocas Comunidades Autónomas. Y es que la acumulación de patrimonio es el eje fundamental del ahorro de muchas familias, y refleja el esfuerzo realizado para garantizar el bienestar futuro de sus integrantes, pero de momento y mientras no se modifique la ley, eso es lo que hay, y lo que se debe hacer es intentar aliviar la carga fiscal e intentar sortear o buscar resquicios legales, con el fin de no verse tan perjudicado por este tipo de impuesto. Más aún cuando en otras Autonomías vecinas este impuesto prácticamente no existe. D. José Antonio Visús manifestaba en el debate: Yo me resisto a ser tratado diferente que un catalán, que un valenciano, o un navarro… seguiremos denunciando esta injusticia. Para Visús, los aragoneses nos estamos empobreciendo respecto al resto de españoles por esta injusticia.

Más sobre

Para muchas empresas, sobre todo empresas familiares, esto puede suponer la continuidad o el cierre del negocio. Para las familias, una buena parte del ahorro de toda una vida puede ser literalmente confiscado debido a este gravoso impuesto, que recae además en los momentos más difíciles de su vida, que es precisamente cuando algunos de sus miembros que sostienen la familia fallece. Por eso, dentro de lo mal que pueden estar las cosas, las familias deberían intentar corregir ese desequilibrio y lo correcto sería planificar de algún modo (siempre dentro de los límites que marca la ley), el ahorrar problemas a los herederos (la mayoría de las veces descendientes del fallecido), impidiendo que a tras el fallecimiento de los cabezas de familia, fundamentalmente, desaparezca parte del patrimonio ahorrado a favor del fisco. Y como dice el refrán: «Hecha la ley hecha la trampa».Con una planificación previa de la transmisión de ese patrimonio, podrían los futuros herederos verse menos perjudicados, y evitar que en algunos casos los herederos incluso tengan que deshacerse de parte de la herencia para hacer frente al pago del impuesto, o a no aceptar lo heredado si no les compensa y por consiguiente perder la herencia.

Así pues, mientras que en muchas Comunidades Autónomas, sus habitantes están prácticamente exentos del pago de los Impuestos de Sucesiones y Donaciones, y en otras gozan de reducciones muy generosas, tanto así que es como si este tipo de impuesto no existiera. En Aragón el tratamiento fiscal de este tipo de impuesto es muy distinto, lo que estimula además a que haya empresas aragonesas que se deslocalizan para tener un tratamiento fiscal más favorable, y que haya personas que incluso trasladen su residencia a otras Comunidades vecinas, con el fin de evitar el impuesto o buscar un tratamiento fiscal más favorable, con el perjuicio que esto significa para la creación de riqueza y empleo en nuestra Comunidad, que pierde además grandes patrimonios y ahuyenta a las pequeñas y medianas inversiones en Aragón. Además el impuesto, que afecta principalmente las clases medias, lo único que promociona es el fraude, pues muchas compraventas y aportaciones de patrimonio a sociedades, son donaciones encubiertas.

Está claro que en tiempos difíciles, muchos padres nos podemos estar pensando en el futuro de nuestros hijos, y no solo pensando en procurar una buena formación a los hijos, en ocasiones se puede, o se debe ir más allá, y ayudar a los hijos a que estos puedan llevar una vida independiente. En otro programa se tratarán las distintas maneras de organizar las transmisiones «inter vivos», es decir, las donaciones, tales como: donaciones con reserva de usufructo, donaciones con reserva de la facultad de disponer, rentas vitalicias, ventas con precio aplazado y garantizado, etc.; y otros temas de interés como puede ser el «cómo evitar la liquidación de la empresa familiar, o cómo se puede planificar la sucesión empresarial, evitar el fraccionamiento, y las fórmulas societarias como instrumento de transmisión de bienes, todo ello con el menor impacto fiscal posible».


Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
422
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.