Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La Vacuna Trump en 18 meses parece un cuento chino

19
- +
21/05/2020 13:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El objetivo de Trump es tener 300 millones de dosis listas antes de final de año para que sean distribuidas por los militares y por todos los medios en todo el mundo

  • El Covid-19 llega a la Casa Blanca, donde se informan dos contagios

El nuevo brote de coronavirus alcanzó al círculo cercano de Donald Trump. Katie Miller, portavoz del vicepresidente Mike Pence y esposa de uno de los asesores principales de Trump, Stephen Miller, dio positivo en el test que la Casa Blanca ordenó hacer al personal que trabaja en el Ala Oeste luego de que uno de los ayudantes personales del presidente también contrajera el virus

.

"Ella es una joven maravillosa, Katie, la portavoz... Dio positivo de repente", dijo Trump durante un encuentro con congresistas republicanos en la Casa Blanca.

Katie Miller, secretaria de prensa del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, hablaron con el asesor económico jefe de la Casa Blanca, Larry Kudlow, antes de la sesión informativa diaria del grupo de trabajo sobre coronavirus en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, hace tiempo.Aunque no se ha revelado la identidad de la primera persona que dio positivo, ya son dos contagios reportados entre el personal que trabaja en la Casa Blanca y  cercanos al presidente Trump. 

El mandatario republicano aseguró que Miller "no ha entrado en contacto" con él, mientras la Casa Blanca se apresuró a indicar que Pence se hizo este viernes la prueba y dio negativo mientras la cifra de contagios y de muertes aumenta de forma exponencial en todo el planeta, unas 40 instituciones de investigación y compañías, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), investigan a contra reloj para hallar una vacuna que permita detener la pandemia. De esas instituciones, al menos cuatro ya tienen una candidata que han probado en animales; dos han comenzado ensayos clínicos en humanos esta misma semana y se espera que, durante abril, se inicien al menos otros dos más

"Estamos muy seguros de que vamos a tener una vacuna [contra el nuevo coronavirus] para finales de este año",   ha declaeado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una entrevista para Fox News.Y piensa que él va a ser el primero en anunciarlo. 

El mandatario ha agregado que están impulsando su desarrollo y muchas compañías, entre ellas Johnson & Johnson, están trabajando duro para conseguirla. Trump ha señalado que están empujando las líneas de suministro y que de momento el país no disponde de una versión final de la vacuna.

Por su parte, Johnson & Johnson trabaja en ello desde enero de este año y espera conseguir la aprobación para su uso en casos de emergencia a principios de 2021. La farmacéutica ha colaborado con el Departamento de Salud y Servicios Sociales de EE.UU. para crear la vacuna. 

Trump reúne a la industria farmacéutica para acelerar la vacuna contra el coronavirus

El presidente de Estados Unidos,  Donald Trump,   ha reunido  en el Despacho Oval de la Casa Blanca a los directivos de las principales compañías farmacéuticas con el objetivo de intentar acelerar la llegada de una vacuna contra el coronavirus. “Les hemos pedido que hagan lo que sea en términos de una vacuna”, afirmó el presidente Trump tras el encuentro

Según los funcionarios del Departamento de Salud de Estados Unidos, la vacuna contra el coronavirus podría desarrollarse como pronto en 18 meses. No obstante, Trump ha asegurado que las compañías se están “moviendo muy rápido”.

El mandatario norteamericano aseguró, además, que los profesionales de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), encargados de combatir al virus en Estados Unidos, están haciendo un “trabajo increíble”. “Estamos también trabajando con otros países para ayudarles, porque tienen miedo de lo desconocido” añadió Trump.

Desde que se comunicó la existencia del brote de este nuevo coronavirus en China, son numerosos los científicos ue focalizan sus esfuerzos en encontrar una vacuna. A mediados de febrero, la empresa  Sanofi anunció que “aprovecharía el trabajo de desarrollo previo” con una vacuna que desarrollada para el síndrome respiratorio agudo severo, también conocido como SARS, una enfermedad causada por un coronavirus diferente que se propagó a principios de la década de 2000. Janssen también está intentando desarrollar una vacuna Covid-19. Ambos colaborarán con una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos del pais.

.

Además, hace unos días la farmacéutica Moderna enviaba el primer lote de una vacuna experimental contra el Covid-19 a investigadores de Estados Unidos, quienes se encargarán de efectuar las primeras pruebas en humanos..

La compañía farmacéutica Gilead Sciences anunciaba también el comienzo de dos ensayos en Fase III para el tratamiento del Covid-19. En estos estudios se va a probar la eficacia de Remdesivir en adultos diagnosticados con el coronavirus.

La farmacéutica MSD, por su parte, ha establecido un equipo de sabios para evaluar los candidatos antivirales disponibles internamente y los activos de vacunas para detectar un potencial candidato para combatir el COVID-19 y los virus relacionados.

La compañía británica GSK trabaja en colaboración con la Coalición para la Innovación en Preparación ante las Epidemias (CEPI), grupo de investigación bajo el paraguas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La compañía aporta su tecnología de fabricación de adyuvantes para conseguir alcanzar una vacuna contra el coronavirus.Extrano la declaración de Trump que estaba a punto de romper con la OMS.

Pese a las advertencias sobre sus riesgos y la falta de evidencia sobre su eficacia, el presidente Donald Trump aseguró estar tomando hidroxicloroquina.

En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, Trump dijo que empezó a tomar este fármaco contra la malaria y el lupus, aunque las autoridades sanitarias adviertieron que puede ser peligroso. 

"Llevo tomándolo como una semana y media ya y aquí sigo", manifestó.

No hay ninguna evidencia de que la hidroxicloroquina sea un medicamento eficaz contra el nuevo coronavirus pese a que está en pruebas clínicas aunque sus efectos son notorios..

  • Los riesgosde idroxiclorquina, eficaz contra la malaria y el lupus que algunosmédicos han probado contra el COVID--19 no son tan peligrosos.el presidente Trump los toma e grandes dosis y preguntado por las evidencias de los beneficios de esta droga, Trump señaló: "Aquí está mi evidencia: recibo muchas llamadas positivas sobre ello".
  • Lascifras dejan sin aliento por su devastador efecto en AfricaLos riesgos de la hidroxicloroquina, el fármaco contra la malaria y el lupus que algunos usan contra la covid-19

El presidente, que ha publicitado en repetidas ocasiones este medicamento, sugirió que muchos profesionales de la salud también estaban tomándolo.Todo el prsonal de la asa Blanca lo toma.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. informan de que no hay ningún fármaco o terapia para prevenir o tratar la covid-19.

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) publicó una advertencia el mes pasado contra el uso de la hidroxicloroquina, en la que señalaba que "no se ha demostrado que sea segura y efectiva para tratar o prevenir la covid-19".

La FDA alertó contra el uso de este medicamento fuera de hospitales o ensayos clínicos debido a los riesgos de problemas de ritmo cardíaco.El organismo emitió una autorización temporal para usar la hidroxicloroquina en centros hospitalarios si los ensayos clínicos no están disponibles.

Preguntado si el médico de la Casa Blanca le había recomendado que empezara a usar el fármaco, Trump dijo que se lo preguntó él mismo.

"Le pregunté: '¿Cómo lo ves?'. Él me dijo: 'Bueno, si quieres'. Yo dije: 'Sí, me gustaría [tomarlo]'", explicó.

Un proyecto científico, industrial y logístico masivo como no ha visto nuestro país desde el Proyecto Manhattan”

Qué es la hidroxicloroquina

Se trata de un inmunomodulador que se ha usado desde hace décadas para el tratamiento de la malaria. También es utilizado para tratar el lupus y la artritis severa.

Suele ser llamado con el nombre de su compuesto base, la cloroquina, pero esta y la hidroxicloroquina tienen composiciones químicas y usos médicos que no son exactamente los mismos.

Aunque la hidroxicloroquina o cloroquina se están sometiendo a algunos estudios en el contexto del coronavirus, hasta ahora "no hay evidencia de buena calidad" que demuestre que sean eficaces contra la covid-19, advierte la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en un informe reciente.

Hasta que no haya pruebas contundentes, la OPS pide a los gobiernos de la región prevenir la automedicación, pues "el uso de cloroquina o hidroxicloroquina sin seguir las directrices y las recomendaciones vigentes puede tener efectos adversos, entre ellos una enfermedad grave y la muerte".Trump se automedica a pesar de cualquier advertencia.

La farmacéutica Moderna Inc., ha probado su vacuna ARNm-1273 en humanos, y considera que sería difícil lograr su comercialización inmediata ya que cree que necesitaría entre 12 y 18 meses para cerciorarse de su efectividad. Sin embargo, sostiene que sería posible que se autorizara su uso como emergencia en grupos de población específicos entre los que menciona la comunidad sanitaria. Moderna asegura que esta preparada para producir millones de dosis al mes.

Pfizer, junto a BioNTechcomenzará pruebas en humanos a partir de este mismo mes tanto en Alemania como en Estados Unidos. La vacuna, por lo tanto, se encuentra en fase preclínica al igual que la que estudia Sanofi Pasteur, compañía con una amplia experiencia en el estudio de una vacuna contra el SARS y que comercializa varias contra la gripe.

Un estudio publicado ayer en la revista científica TheLancet, realizado entre el 8 y el 25 de marzo y financiado por UK Medical Research Council, señala que la duración media desde la aparición de síntomas de la infección de COVID-19 hasta la muerte es de 17'8 dias. Según ese estudio,  realizado sobre todo tras la experiencia de Wuhan (China), el tiempo medio que transcurre desde el comienzo hasta el alta hospitalaria (en caso de internamiento) llega a los 24'7 días.

China dispuesta a compartir hallazgos

El diario chino escrito en inglés China Daily asegura en su última edición  que las autoridades de ese país esperan conocer los resultados primeros de las primeras vacunas enhumanos que comenzaron a probarse en Wuhan (epicentro inicial de la pandemia) el 16 de marzo. Hasta el pasado viernes han sido 108 los voluntarios de entre 18 y 60 años que han sido inoculados con el prototipo de vacuna del coronavirus. Chen Wei, que es miembro de la Academia China de Ingeniería, asegura que, de obtenerse resultados positivos,  este mismo mes los análisis se difundirán entre otros otros países que la publicación no concreta.

Científicos australianos buscan trazar la estructura molecular del COVID-17 en el acelerador de partículas de Melbourne. El sincrotron, el mayor del hemisferio sur,  analiza docenas de muestras que han sido enviadas desde Australia y varios países asiáticos para crear un “mapa 3D” de una parte del virus, paso esencial para el desarrollo posterior de medicamentos y, finalmente, una vacuna eficaz.

La farmacéutica Johnson & Johnson comenzó las pruebas para una nueva vacuna en humanos a partir de mayo despues de,  experimentarla en animales. Su objetivo final es lograr una vacuna efectiva que obtenga autorización para su uso durante los primeros meses de 2021. Ello supondría un sustancial recorte en los plazos que habitualmente se emplean para comercializar vacunas. La multinacional, con ayuda de BARDA (Biomedical Advance Research and Development Authority, de Estados Unidos) asegura también que invertirá 1.000 millones de dólares para poder fabricar más de mil millones de dosis.

La Universidad de Oxford..según informamos busca reclutar 510 voluntarios con buena salud y de entre 18 y 55 años para comenzar las pruebas de una futura vacuna contra COVID-19. La mitad de “los cobayas humanos” serán inoculados con una versión sintética del virus y la otra mitad con un placebo. La prueba tendrá una duración de 6 meses. El proyecto está liderado por el Instituto Jenner y el Oxford Vaccine Group. La Universidad británica recibe, de momento, 20 millones de libras para financiar no sólo la búsqueda de la vacuna sino también para estudiar usos de medicamentos que en la actualidad son recetados para otras infecciones.

Ha sido bautizado como ‘Operación Velocidad Endiablada’ y comparado con el Proyecto Manhattan emprendido por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para desarrollar su primera bomba nuclear. Esos son los términos que utilizó Donald Trump el viernes para presentar en los jardines de Casa Blanca su plan para obtener una vacuna contra el SARS-CoV-2 antes de finales de año,  un plazo tan ambicioso que supera las mejores expectativas de los científicos de la Casa Blanca. “El objetivo es acabar de desarrollar y luego fabricar y distribuir una vacuna efectiva contra el coronavirus lo antes posible. Nos encantaría poder hacerlo antes de final del año”, dijo el presidente. Trump precisó en cualquier caso que, “con vacuna o sin vacuna”, el país debe reabrir.

 

Durante esta crisis el republicano ha puesto más entusiasmo en encontrar una cura que hiciera desaparecer “milagrosamente” el virus, como llegó a decir en su día, que en facilitar el acceso a las pruebas de diagnóstico o los sistemas de rastreo que reclaman los expertos para doblegar la pandemia. Y este parece ser el último esfuerzo en esa dirección. Trump aseguró que se han seleccionado 14 prototipos de vacuna de cerca de un centenar para desarrollarlas con ayuda del Gobierno federal, el sector privado y el Ejército. La intención de la Casa Blanca pasa por probarlas simultáneamente para poder empezar a producirlas antes incluso de que se hayan completado los ensayos clínicos. El objetivo es tener 300 millones de dosis listas antes de final de año para que sean distribuidas por los militares. 

 

Al frente del proyecto se ha puesto a Moncef Slaoui, quien fuera jefe de la división de vacunas de GlaxoSmithKline, y al general de cuatro estrellas Gustave Perna, especialista en logística y cadenas de suministro globales. “Esto significa grande y rápido. Un proyecto científico, industrial y logístico masivo como no ha visto nuestro país desde el Proyecto Manhattan”, dijo Trump al explicar el nombre de la ‘Operación Velocidad Endiablada’, un concepto popularizado por la ciencia ficción. 

 

La vacuna de las paperas está considerada como la más rapida desarrollada nunca. Y se tardaron nada menos que cuatro años. La mayoría de expertos han afirmado en los últimos meses que en el mejor de los mundos la del coronavirus podría estar lista en un plazo de 12 a 18 meses. Trump quiere reducirlo a solo siete, a pesar de las dudas que han expresado esta semana los principales inmunólogos de la Administración. El doctor Anthony Fauci dijo ante el Congreso que “no hay ninguna garantía de que se vaya a encontrar una vacuna efectiva”. En ese mismo foro habló elexdirector de la agencia de investigación de vacunas, Rick Bright, recientemente cesado por el presidente Trump. “Hay mucho optimismo en torno al plazo de los 12-18 meses si todo fuera perfectamente. Pero la realidad es que nunca ha ido perfectamente” 

Un éxito de semejante magnitud podría redimir políticamente a Trump de su cuestionada gestión de la crisis sanitaria, que solo aprueba el 43% de los americanos, según una encuesta de CBS publicada el jueves, la cifra más baja desde que empezó la pandemia.  

Ha sido bautizado como ‘Operación Velocidad Endiablada’ y comparado con el Proyecto Manhattan emprendido por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para desarrollar su primera bomba nuclear. Esos son los términos que utilizó Donald Trump  para presentar en los jardines de Casa Blanca su plan para obtener una vacuna contra el SARS-CoV-2 antes de finales de año,  un plazo tan ambicioso que supera las mejores expectativas de los científicos de la Casa Blanca. “El objetivo es acabar de desarrollar y luego fabricar y distribuir una vacuna efectiva contra el coronavirus lo antes posible. Nos encantaría poder hacerlo antes de final del año”, dijo el presidente. Trump precisó en cualquier caso que, “con vacuna o sin vacuna”, el país debe reabrir.

 

Durante esta crisis el republicano ha puesto más entusiasmo en encontrar una cura que hiciera desaparecer “milagrosamente” el virus, como llegó a decir en su día, que en facilitar el acceso a las pruebas de diagnóstico o los sistemas de rastreo que reclaman los expertos para doblegar la pandemia. Y este parece ser el último esfuerzo en esa dirección. Trump aseguró que se han seleccionado 14 prototipos de vacuna de cerca de un centenar para desarrollarlas con ayuda del Gobierno federal, el sector privado y el Ejército. La intención de la Casa Blanca pasa por probarlas simultáneamente para poder empezar a producirlas antes incluso de que se hayan completado los ensayos clínicos. El objetivo es tener 300 millones de dosis listas antes de final de año para que sean distribuidas por los militares. 

 

Al frente del proyecto se ha puesto a Moncef Slaoui, quien fuera jefe de la división de vacunas de GlaxoSmithKline, y al general de cuatro estrellas Gustave Perna, especialista en logística y cadenas de suministro globales. “Esto significa grande y rápido. Un proyecto científico, industrial y logístico masivo como no ha visto nuestro país desde el Proyecto Manhattan”, dijo Trump al explicar el nombre de la ‘Operación Velocidad Endiablada’, un concepto popularizado por la ciencia ficción. 

 

La vacuna de las paperas está considerada como la más rapida desarrollada nunca caso que se logre. Y se tardaron nada menos que cuatro años. La mayoría de expertos han afirmado en los últimos meses que en el mejor de los mundos la del coronavirus podría estar lista en un plazo de 12 a 18 meses. Trump quiere reducirlo a solo siete, a pesar de las dudas que han expresado esta semana los principales inmunólogos de la Administración. El doctor Anthony Fauci es totalmente escéptico. “no hay ninguna garantía de que se vaya a encontrar una vacuna efectiva”. 

Un éxito de semejante magnitud podría redimir políticamente a Trump de su cuestionada gestión de la crisis sanitaria, que solo aprueba el 43% de los estadounidenses, según una encuesta de CBS publicada el jueves, la cifra más baja desde que empezó la pandemia.  

 

   

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1679 noticias)
Visitas:
566
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.