Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andreu escriba una noticia?

A Roma!!!!

07/05/2009 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un golazo de Iniesta lleva al Barça a la final de la Champions

Se antojaba imposible ya en los últimos minutos de la primera parte pero la fe mueve montañas y el Barcelona confió en sus armas, en su juego, en la pasión que le pone a esto del fútbol y logró algo que no era nada fácil, más bien fue lo contrario.

Empezó el partido, Stamford Bridge estaba hasta la bandera con casi 40.000 ingleses apoyando a los "blues" y varios cientos de seguidores culés que habían viajado desde Barcelona, además se encontraban en el palco los seleccionadores más significativos del panorama europeo como Capello (Inglaterra) o Domènech (Francia). El partido prometía y empezó a las 19:45, hora local, con el Chelsea encerrado atrás y daba igual que el partido hubiese empezado diez horas antes que diez después porque la filosofía del equipo inglés era esa pero que sólo la utilizó en sus dos enfrentamientos ante el Barcelona. Los primeros minutos prometían un juego atacante blaugrana, era ilusionante, pero un rechace por la parte izquierda del ataque londinense hizo que a Michael Essien le quedara un balón que voleó desde más allá de fuera del área y batiese a Valdés que sólo pudo intentar llegar al cuero pero era imposible pararlo. Minuto 10: el 1-0 se colocaba en el marcador y el Barça necesitaba lo mismo, era un gol, igual que antes.

El Barcelona no se puso nervioso, siguió trabajando en búsqueda del gol pero los fallos defensivos preocupaban ya que en alguna ocasión pudieron darse situaciones más complicadas como la subida que protagonizó Malouda ante Alves que pudo acabar en penalti del brasileño ante el francés, al final todo quedó en una falta peligrosísima que botó Drogba y que paró afortunadamente, y con la rodilla, el meta de Hospitalet. Ya iban dos ataques claros de los británicos, Alves ya sabía que se perdía la final al ver la amarilla por varias faltas seguidas, y las llegadas locales eran más claras que las visitantes. La primera parte acabó con el Barça atacando pero sin haber probado todavía a Cech, ni un tiro a portería en 45 minutos.

Roja a Abidal en el 67'. Pero la fe del Barça es infinita.

foto: clarín.com

 

El segundo tiempo parecía otra cosa, los blaugranas, ayer de amarillo, empujaban a la defensa del Chelsea quienes se veían obligados a defender casi en el punto de penalti pero los ataques se perdían en centros demasiado largos de Dani Alves ya que esa era la única forma de entrar en el área. Pero la defensa culé iba a sufrir ya que los contragolpes del Chelsea dejaban atrás a la última línea visitante, Valdés salvó de nuevo los muebles tras una contra de Drogba quien recortó brillantemente a Piqué pero no supo definir además de que la "doble V" cubrió lo mejor que pudo su portería. En otra de esas, Drogba pidió penalti por un forcejeo con Touré quien además cubrió el trallazo que iba a poner el 2-0 en el estadio, ése no fue nada, una simple lucha entre dos gigantes marfileños. Se pidió mano de Piqué en un control que es más bien dudosa y otra de Eto'o ya en las postrimerías del encuentro pero el más difícil todavía iba a llegar mediada la segunda parte.

foto: clarín.com//   El Barça se topaba una y otra vez con la defensa del Chelsea

 

En el minuto 67 Anelka se escapaba hacia la portería forcejeando con Abidal quien tras dejarle pasar lo hizo tropezar sin intención, una caida que fue fortuita se convirtió en una falta peligrosísima al borde del área y, lo que fue peor, la expulsión de Eric Abidal que mermaba a un Barça al que no le acababan de salir las cosas ya que por ese minuto seguía sin disparar a puerta. El Chelsea no cambiaba su forma de jugar, seguía echado atrás, Drogba se lesiona y le sustituye Belletti reforzando la defensa de hasta 6 hombres que sin ningún rubor plantaba Hiddink. El Barça seguía intentándolo, la fe de los presentes y de los culés del planeta confiaba en algo, en una jugada que diese vida pero los minutos pasaban y no se presentaba ninguna. Además, a cada intento de internarse en el área de Messi, Xavi o Iniesta se respondía con una dura entrada y que sirva de muestra el pisotón de Essien en el gemelo del de Albacete. Minuto 85, el Barça sigue insistiendo pero no se puede, los jugadores locales pierden tiempo. Minuto 90, el árbitro, que por otro lado protagonizó una actuación lamentable, añadía 4. El Barça intentaba trenzar algo en el medio campo, hacia el 93 seguía siendo fiel a su estilo de tocar y tocar pero no había disparado a puerta, el portero checo sólo había tocado el balón para sacar de portería. La bola circulaba por el centro hasta que Alves se decidió a subir por enésima vez la banda diestra del ataque, avanzó unos metros y puso el primer centro en condiciones de lo que iba de partido pero nadie llegó, sólo Eto'o que hizo un mal control que le quedó a Messi en la frontal del área, dio un par de pasitos y vio a Iniesta en la frontal del área, le pasó el cuero, el de Fuentealbilla la vio venir, ni siquiera la paró, la pegó con el exterior del pie derecho y voló junto con el balón la ilusión de millones de culés del planeta, el esférico fue empujado por el aliento de un equipo sin límite y acabó batiendo cerquita de la escuadra a Petr Cech. El primer tiro, el gol, Iniesta se quitaba la camiseta corriendo hacia el fondo abarrotado de culés, Guardiola corría como en la semifinal de Kaiserlautern del 92, el banquillo enloquecía, el Barça se plantaba en la final teniendo suerte por una vez en su historia.

Los posteriores cambios de Pep dieron sus frutos aunque el árbitro danés añadió dos minutos más al descuento inicial pero ya no había tiempo para más. El empate con goles le daba el pase al Barça, una filosofía de juego bonito, de diversión, de hacer disfrutar a la gente contra un fútbol rácano, triste, maltrecho en cuanto hay un error. Al final la justicia divina favoreció al fútbol divino del Barcelona. ¡Qué gran noche nos regalaste a los que nos gusta el fútbol! Iniesta se corona en la europa de clubes porque en la de selecciones ya está en el Olimpo y Pep, ¿qué decir de él? Pues que hace historia cada partido que dirige, ha hecho un grupo humano que roza la perfección y a unos jugadores que deleitan al rival jugando al fútbol. Gracias Barça, gracias dioses del fútbol, gracias equipo. Nos vemos en Roma para rubricar el sueño.

El Barcelona se vio sorprendido en el minuto 10. El golazo de Essien hizo más difícil la eliminatoria.

foto: marca.com

Sobre esta noticia

Autor:
Andreu (2 noticias)
Visitas:
482
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.