Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Balboa escriba una noticia?

El acoso sexual, considerado baja por accidente laboral

06/07/2009 11:32 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El juez José A. Folguera Crespo dictamina que la depresión de una limpiadora, Purificación González Oliva, se debió al acoso de un compañero de trabajo, reconociendo su baja médica como accidente laboral aun sin haber daños físicos

Purificación dejó su trabajo por enfermedad en junio de 2003, y desde entonces ha recibido una prestación de la Seguridad Social por "enfermedad común", cerca de 400 euros mensuales, menos de la mitad que si hubiesen catalogado su problema como accidente laboral. Un ruindad en toda regla. Durante los últimos seis años, la víctima, divorciada y con dos hijos de 8 y 13 años, ha tenido que sobrevivir con muy pocos recursos, sin trabajo, con una depresión severa y anorexia nerviosa. "Ha sido eterno, pero ha habido recompensa", explica la afectada en referencia a esta nueva sentencia del Juzgado de lo Social número 30 de Madrid en la persona del magistrado Folguera Crespo.

Según informa El País, en este tiempo, defendida por una abogada del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), Purificación ha pasado por dos juicios civiles. El primero, por despido: después de coger la baja denunció a la Inspección de Trabajo que había sido acosada sexualmente por Eusebio Bravo, jefe de su turno de trabajo. La empresa la echó en marzo de 2004 alegando que su contrato temporal había vencido; en septiembre, el Juzgado de lo Social número 13 anuló el despido por ser una represalia contra la denuncia de acoso, atestiguado en la vista por algunos de sus compañeros de trabajo. Tras los recursos presentados por la empresa, el Tribunal Supremo ratificó la condena y Plásticos Bandrés, una empresa de envasado con unos 50 empleados, la mayoría mujeres, tuvo que indemnizar a la limpiadora con 30.000 euros. Al corroborarse el acoso, Purificación y su abogada solicitaron al Instituto Nacional de la Seguridad Social que reconociera que la depresión tenía una causa exclusivamente laboral (el acoso al que fue sometida por Bravo), lo que mejoraría su prestación de baja. La Administración rechazó la petición y ella interpuso una nueva demanda, que acaba de aceptar el juzgado de José A. Folguera.

Han sido seis años de convulsión en los juzgados que han llevado a Purificación González a una situación límite, entre constantes intentos de suicidio y largas curas en el hospital La Paz: "Entraba y salía de la unidad de psiquiatría... Me daban el alta a las tres de la tarde y a las nueve me volvían a ingresar. Me atiborraba de pastillas. Sólo pensaba en quitarme la vida", recuerda Purificación. Cuando volvía a casa, la situación no mejoraba: "Me pasaba el día entero en cama por la medicación, sin fuerzas para levantarme". Hoy, Purificación González va dejando atrás su depresión y vive con su hija mayor en una vivienda de protección oficial en Madrid.

El fallo del juez Folguera el pasado 7 de mayo determina que el acoso laboral agravó su enfermedad hasta hacerla "incapacitante".La jurisprudencia es renuente a aceptar que el acoso moral o sexual pueda producir enfermedades laborales. El fallo en favor de Purificación González se apoya en las pocas sentencias que sí han reconocido esta posibilidad, como la del Tribunal Supremo de 2005 que amparó a un policía autonómico vasco que tuvo problemas de salud por la presión de radicales abertzales, reseña El País. Una vez que la justicia ha apoyado la demanda de González, la Seguridad Social debe decidir si compensa a la trabajadora por el dinero que dejó de percibir mientras no se reconoció su accidente laboral. El acosador, Eusebio Bravo, está libre de responsabilidades penales y continúa trabajando en Plásticos Bandrés. El director de la empresa, Francisco Tomás, afirmó que hubiera despedido a Bravo "si hubiese recibido una condena penal".


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Balboa (266 noticias)
Visitas:
526
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

unomas (06/07/2009)

Pues yo tengo un caso de acoso , el otro dia mi jefa , me miro con tanta insistencia hacia mi paquete ( el cual no es nada despreciable ) que al caminar y sintiendome espiado en mis intimidades mas jugozas, tropece con una columna , me dolio el huevo derecho casi un mes del impacto provocado , puedo alegar baja laboral por oteo insistente hacia mis partes con perdida del control espacio temporal de mi persona, lo cual provoco el accidente referido ??