Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

ACS impugnará la destitución de su consejero por la junta de Iberdrola

26/03/2010 17:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ACS impugnará el acuerdo adoptado hoy por la junta de accionistas de Iberdrola por el que se ha destituido a su representante José María Loizaga como miembro del consejo de administración de la eléctrica apenas momentos después de ser nombrado en virtud del sistema de representación proporcional.

La asamblea de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán aprobó además reducir desde quince hasta catorce el número de miembros de su máximo órgano de gestión, que de esta forma se queda sin vacantes.

En la junta, el consejo de administración de Iberdrola argumentó que existe un "conflicto estructural y de competencia directa y permanente" entre Iberdrola y ACS que impide la entrada en su consejo del grupo que preside Florentino Pérez.

De su lado, la constructora considera "injustificado" el cese de su consejero y calificó de "excusa" los argumentos de la eléctrica para impedirles acceder al consejo de administración.

La junta, que contó con un histórico 'quorum' del 79, 59%, tenía encima de la mesa la solicitud de ACS de que los accionistas se pronunciaran sobre la designación de un consejero por el sistema de representación proporcional.

ACS, pese a ser primer accionista de Iberdrola, con un 12, 6% de su capital, no está presente en su consejo. El grupo necesita entrar en este órgano de gestión o alcanzar una participación del 20% en la eléctrica para consolidarla en sus cuentas, dado que hasta ahora sólo contabiliza los dividendos que recibe.

El nombramiento del consejero elegido por ACS (José María Loizaga) provocó la inmediata reacción de algunos de los accionistas de Iberdrola que tomaron la palabra. Al menos tres (entre ellos, el abogado Ramón Hermosilla y el catedrático de Derecho Mercantil, Juan Ignacio Pineda) reclamaron el cese de Loizaga.

ARGUMENTOS DE ACS.

Frente a esta oposición, el secretario del consejo de administración de ACS, José Luis del Valle, tomó la palabra y planteó que no se podía someter a votación la revocación del nombramiento, porque éste no era efectivo hasta que Loizaga se sentará por primera vez en el consejo.

Además de esta cuestión de forma, alegó razones de fondo, que, a su juicio, hacían que fuera "abusiva", así como "injustificada" la pretensión de cesar a Loizaga.

El representante de ACS negó que exista un conflicto de interés permanente entre ambas compañías, cuando, a su juicio, se pueden dar únicamente casos aislados, pero indicó que, en este caso, el remedio no puede ser "cesar" al consejero, sino que se abstenga cuando se planteen asuntos con posible conflicto. Según sus datos, en 2008 y 2009 sólo se han producido conflictos en "nueve casos aislados".

Además, apuntó que las actividades relativas al sector de la energía de ACS representaron en 2009 únicamente 187 millones de facturación, el 1, 2% de su cifra de negocio total (16.000 millones).

Asimismo, denunció que no se da "igualdad de trato" con respecto a otros consejeros como José Luis Olivas (representante de Bancaja), Xabier de Irala (BBK) y Braulio Medel (Unicaja), cuyas empresas también tienen relación y participan en actividades energéticas.

INFORMES DE IBERDROLA.

Tras la intervención de los accionistas y la del representante de ACS, el consejo de administración de Iberdrola indicó que, a su entender, existen "razones fundadas" que apuntan a un "conflicto estructural y de competencia directo y permanente" entre Iberdrola y ACS.

El máximo órgano de gestión de la eléctrica, apelando a informes de Pricewaterhouse y Nera Economic, señaló que esos conflictos se dan en los sectores de energía renovables e ingeniería, así como en áreas estratégicas para el grupo Iberdrola como el desarrollo del coche eléctrico, infraestructuras de servicios eléctricos asociados, actividades conexas al ahorro energético, así como las específicas de la operativa de centrales de generación con ciclo combinado.

Asimismo, trasladó que está "plenamente justificado" el cese de un consejero en el supuesto de que sus intereses "sean opuestos en cualquier forma a los de la sociedad en la que ocupa el puesto de administrador al amparo del artículo 132.2 de la Ley de Sociedades Anónimas".

Por ello, sometió a aprobación de la junta varias propuestas de acuerdo. Por una parte, pidió declarar la existencia un conflicto estructural y de competencia directa y permanente entre Iberdrola y ACS, y, en consecuencia, destituir al consejero designado, en virtud del citado artículo de la Ley de Sociedades Anónimas.

Una vez sometida a votación, se acordó la destitución de Loizaga como consejero, una decisión que provocó los aplausos de la mayoría de los asistentes.

Por otra parte, se aprobó la propuesta del consejo de reducir de quince a catorce el número de miembros del consejo de administración, por lo que, tras la dimisión del consejero y vicepresidente Juan Luis Arregui, este órgano se queda sin vacantes. Además, esta reducción de los puestos en el consejo obliga a ACS a elevar su participación en la eléctrica para contar con derecho a tener un consejero.

Ante estas dos decisiones, ACS anunció que impugnará el acuerdo relativo a la destitución de Loizaga como consejero en Iberdrola. En principio, según apuntaron fuentes de la constructora, esta impugnación se podría presentar en el Juzgado de lo Mercantil de Bilbao. Por el momento, se descarta recurrir a la vía penal.

El presidente de Iberdrola no se pronunció en la junta sobre la polémica sobre la entrada de ACS en el consejo de administración de la empresa y se limitó a reiterar la intención del grupo eléctrico de mantenerse como un proyecto "sólido e independiente". Sánchez Galán defendió que el consejo de administración debe "perseguir siempre el interés social de la compañía". "Son especialmente necesarias empresas que respondan al interés de la sociedad, con comportamientos éticos claros y estrategias definidas", añadió.

El presidente de Iberdrola hizo mencionó alguna sobre la enmienda que promueve el PSOE tendente a eliminar las limitaciones de derecho de voto en las empresas y que fue calificada por algunos accionistas como un "atropello". Galán sí aprovechó para reiterar el vínculo de Iberdrola con Euskadi. "La apuesta por el País Vasco va a continuar en el futuro", aseguró.

OTROS ACUERDOS.

Por otra parte, la junta aprobó la reelección como consejeros de Víctor de Urrutia, Ricardo Alvarez de Isasi, José Ignacio Berroeta, José Ignacio Sánchez Galán, Julio de Miguel, y Sebastián Battaner. En cuanto a la dimisión de Arregui momentos antes de la asamblea, explicó que busca "cortar de raíz las especulaciones" sobre la posible existencia de un conflicto de interés por ser presidente de una empresa que participa en el sector energético.

Además, la asamblea nombró a María Elena Antolín y Santiago Martínez nuevos consejeros independientes.

En la junta ratificó asimismo mantener el dividendo en línea con el de 2009 (0, 332 euros por acción) y el nuevo sistema de retribución al accionista, que permitirá optar por recibir acciones liberadas o un importe equivalente en efectivo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
281
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.