Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Los 27 acuerdan crear tres nuevas Autoridades de Supervisión para prevenir futuras crisis

02/12/2009 19:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los ministros de Economía de la Unión Europea alcanzaron hoy, tras vencer la resistencia de Reino Unido, un acuerdo político para poner en marcha en 2010 un nuevo sistema europeo de supervisión financiera cuyo objetivo es prevenir la repetición de crisis financieras como la actual.

El acuerdo permitirá crear tres nuevas Autoridades Europeas de Supervisión (bancaria, bursátil y de seguros), que tendrán poderes de mediación cuando haya discrepancias entre los reguladores nacionales de los países en los que opera una entidad transfronteriza. Londres levantó sus reservas tras obtener un mecanismo de salvaguarda que le permitirá apelar ante una instancia política, el Ecofin, las decisiones que le perjudiquen.

"Europa ha realizado un auténtico progreso en materia bancaria y financiera", afirmó la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde. Resaltó que las tres nuevas Autoridades permitirán una "auténtica coordinación europea" y tendrán "poder de intervención en caso de desacuerdo entre las autoridades nacionales" y también en "situación de urgencia". A su juicio, ello permitirá "responder a las situaciones de crisis".

Hasta ahora, Reino Unido había bloqueado la reforma porque se resistía a ceder poderes a las autoridades europeas, sobre todo en los casos en los que hubiera que utilizar fondos públicos para rescatar un banco. Pero el ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, aseguró que el compromiso final es "satisfactorio" para Londres porque garantiza que la responsabilidad en materia de supervisión seguirá en mano de las autoridades nacionales.

"De lo que se trata es de garantizar que tenemos un mecanismo para abordar problemas transfronterizos. Pero la responsabilidad primaria sobre supervisión seguirá estando en manos de los reguladores nacionales", resaltó Darling.

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó que el compromiso final "en absoluto debilita" a las nuevas Autoridades. "Era importante tener en el consenso al Reino Unido puesto que es el principal mercado financiero de Europa", afirmó Salgado, que destacó además que también Francia, que mantenía una postura antagónica a la de Londres, se sumó al acuerdo.

La vicepresidenta económica resaltó que el sistema diseñado para la UE es similar al español y consideró que es "más razonable" que tener un supervisor financiero único en la UE. "El modelo que se ha diseñado para el ámbito europeo coincide con el modelo que tenemos en este momento en España: la CNMV, el Banco de España y la Dirección General de Seguros", dijo.

FRENO DE EMERGENCIA

Las tres nuevas Autoridades Europeas se encargarán de elaborar normas comunes para las entidades financieras y supervisarán a las agencias de calificación de riesgos. Además, dispondrán de facultades decisorias vinculantes en caso de desacuerdo entre los supervisores del Estado de establecimiento y el de acogida de una entidad transfronteriza.

Para atender las preocupaciones de Reino Unido, el acuerdo recoge explícitamente que las Autoridades no podrán adoptar ninguna decisión que pueda afectar a las responsabilidades fiscales de los Estados miembros, es decir, que le obligue por ejemplo a inyectar dinero a un banco con problemas.

Pero además, tras cinco horas de negociaciones, Londres obtuvo una cláusula de salvaguarda reforzada que le permitirá apelar ante el Ecofin cualquier decisión de las Autoridades que considere que pueda tener impacto presupuestario. Esta especie de freno de seguridad significa que la última palabra la tendrán los ministros de Economía de la UE.

Si se trata de una decisión adoptada en una situación emergencia, por ejemplo de peligro inminente de quiebra bancaria, el país que aloja la matriz de la entidad tendrá más fácil revocar el dictamen de la Autoridad, ya que sólo necesitará una mayoría simple de los votos en el Ecofin. En condiciones normales, se requerirá una mayoría de votos emitidos para confirmar la decisión de la autoridad.

Además, Reino Unido todavía tendrá la posibilidad de acudir a una cumbre de líderes europeos, donde las decisiones se adoptan por consenso, si ve injusto el dictamen del Ecofin. Darling aseguró que este mecanismo equivale efectivamente a la posibilidad de ejercer un derecho de "veto".

ALERTA RÁPIDA

Los ministros de Economía de la UE ya alcanzaron en octubre un acuerdo provisional sobre la otra parte del nuevo sistema europeo de supervisión, que supone la creación de un nuevo órgano, el Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos. Pero Reino Unido avisó entonces de que este compromiso estaba supeditado al logro de un acuerdo satisfactorio sobre el conjunto del paquete y podría reabrir las negociaciones si el resto de países no aceptan sus demandas sobre las nuevas autoridades.

La función del Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos será observar y evaluar las posibles amenazas para la estabilidad financiera, emitir alertas de riesgo y recomendaciones de actuación y vigilar su aplicación. El nuevo órgano estará formado por los gobernadores de los bancos centrales de los Veintisiete, así como por representantes de la Comisión y de las nuevas autoridades.

Entre los riesgos que examinará el nuevo órgano destacan la solidez de la situación de los bancos, la aparición de burbujas o el buen funcionamiento de las infraestructuras del mercado. Una vez identificado el riesgo, el Consejo dirigirá una recomendación al país o grupo de países afectados. Pero esta recomendación no será de obligado cumplimiento, y a veces ni siquiera se hará pública. Eso sí, el país que decida no seguirla deberá justificar el motivo.

Ahora la presidencia española, durante el primer semestre de 2010, deberá negociar con el Parlamento Europeo para lograr un acuerdo definitivo que permita que el nuevo sistema de supervisión bancaria comience a funcionar a lo largo del año que viene. Los principales grupos de la Eurocámara (populares, socialistas, liberales y verdes) hicieron público un comunicado conjunto en el que criticaron el acuerdo alcanzado.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
100
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.