Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Acuerdo en el Congreso para celebrar Plenos en los meses de enero y julio, con sesiones de control

24/03/2010 15:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todos los grupos parlamentarios del Congreso alcanzaron este mediodía un acuerdo para celebrar sesiones plenarias durante los meses de enero y julio, pese a que son periodos inhábiles por mandato constitucional, según informaron fuentes parlamentarias. El presidente del Congreso, José Bono, especificó después de reunirse con los portavoces de todos los grupos que esos plenos incluirán sesiones de control al Gobierno.

Se trata de un acuerdo de carácter político que no requerirá formalmente una reforma del Reglamento del Congreso ni tampoco de la Constitución, que es la que establece que enero y julio son inhábiles a efectos parlamentarios.

Bono envió hace casi tres semanas a los portavoces una carta pidiéndoles que hicieran propuestas en este sentido y abrió la vía a una reforma constitucional limitada para transformar en hábiles esos dos meses. Este debate, que ya se había suscitado hace más de un año en la Junta de Portavoces, a instancias del PP, pero no acabó de prosperar, volvió a la actualidad hace unas semanas después de que el Senado se pusiera manos a la obra para habilitar esos periodos.

El asunto se analizó en la reunión de este mediodía, presidida por Bono, a la que acudieron los portavoces de PSOE, José Antonio Alonso; PP, Soraya Sáenz de Santamaría; CiU, Josep Antoni Duran i Lleida; PNV, Josu Erkoreka; ERC-IU-ICV, Joan Ridao, y Ana Oramas, de Coalición Canaria, en representación del Grupo Mixto. No asistió a ese encuentro el secretario de Estado de Asuntos Parlamentarios y Constitucionales, José de Francisco, que representa al Gobierno en las reuniones de la Junta de Portavoces.

BONO: AUNQUE NO HAYA PLENOS, SE TRABAJA

Bono, quien antes de la reunión comunicó sus planes a la Mesa del Congreso, insistió tras el encuentro en que, pese al acuerdo que extenderá los plenos a enero y julio, en el Congreso se trabaja "todos los días", algo sobre lo que, según dijo, se puede dar fe.

"No estar en el Salón de Sesiones no significa estar en el bar o estar ocioso", defendió Bono, quien considera "una falta de respeto" a los diputados y "a las personas que quieren moverse por la vida con la verdad por delante decir que cuando no hay sesión plenaria, no se trabaja". "Comprendo que pueda dar un titular o una mentira, pero no es verdad", remató.

En la misiva que remitió en su día a los portavoces, Bono había ofrecido como primera opción para habilitar enero y julio cambiar el artículo de la Constitución, que excluye esos meses de la actividad ordinaria de las Cortes. Dicha vía requiere una mayoría de tres quintos de ambas cámaras, un consenso suficientemente afianzado ya que si lo solicita una décima parte de los miembros de cualquiera de las cámaras (35 diputados, por ejemplo), la reforma habría de ser sometida además a referéndum. A su juicio, las alternativas de reformar el Reglamento del Congreso o la adopción de una fórmula basada en acuerdos de la Junta de Portavoces, no tendrían suficiente alcance.

NO TOCAR LA CONSTITUCIÓN

Todos los grupos parlamentarios coinciden en que en enero y julio también se trabaja en el Parlamento, aunque admiten la conveniencia de hacer más visible esa actividad. Eso sí, la opción de la reforma constitucional no obtuvo partidarios, dado lo delicado que es siempre 'abrir el melón' de la reforma de la Carta Magna, aunque sea de forma limitada.

Eso sí, algunos partidos de la oposición, en especial el PP, reclamaron que los plenos de enero y julio tuvieran el mismo formato que los del resto del año, lo que en la práctica quiere decir que incluyan sesiones de control al Gobierno, algo que el Ejecutivo contemplaba inicialmente con ciertas reticencias.

CiU, por ejemplo, trasladó a Bono una propuesta muy concreta: convocar un Pleno extraordinario en la primera quincena de enero y julio, que el tercer jueves de cada uno de esos dos meses se celebre una reunión de la Diputación Permanente, y que se celebre también una sesión plenaria todas las primeras semanas de febrero. Aunque ese mes arranca el periodo ordinario de sesiones, tradicionalmente esa semana no se celebra sesión plenaria porque se respeta el uso parlamentario de no convocar Plenos la primera semana de mes.

Por su parte, ERC, IU e ICV apostaban por reformar el Reglamento del Congreso como la mejor fórmula para habilitar los meses de enero y julio, pero avisa que, de reabrirse el debate sobre las normas internas del Congreso, volverán a plantear la regulación del uso de las lenguas cooficiales.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
121
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.