Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

El acusado de abusar de siete mujeres en Oviedo asegura que todas las relaciones fueron consentidas

08/06/2009 19:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El minero que se enfrenta a 86 años de prisión acusado de abusar sexualmente de siete mujeres, dos de ellas menores de edad, en diferentes lugares de Oviedo entre octubre de 2007 y febrero de 2008, manifestó hoy que las relaciones sexuales fueron consentidas por parte de las víctimas, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El juicio, que se celebra, a puerta cerrada, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo, continuará mañana con la declaración de agentes de la Policía y con el testimonio de los forenses y psicólogos adscritos al juzgado que atendieron a las víctimas y analizaron la conducta del acusado.

Además, de la pena de prisión el fiscal le reclama el pago de indemnizaciones que ascienden a 132.000 euros. El acusado reconoció haber mantenido relaciones sexuales con algunas de las denunciantes "pero siempre con el consentimiento de ellas" y por lo tanto negó haberlas agredido. Por estos hechos, la defensa, ejercida por el letrado, José Carlos Botas, pide la libre absolución.

Según los hechos relatados por el fiscal, el 14 de octubre de 2007, el acusado "empujó fuertemente" a una mujer que caminaba por la calle San Francisco de Oviedo y la introdujo en su coche de donde la víctima "tras mantener un forcejeo" logró huir.

El 31 de octubre de 2007, 15 días después de la primera agresión, el acusado abordó a una mujer que acababa de despedirse de su novio en la calle Foncalada de Oviedo. Según la Fiscalía, José Ángel M. G. detuvo su coche delante de ella y se apeó. A continuación, abrió una navaja que llevaba, se la colocó en el costado y la obligó a subir al vehículo en el asiento delantero derecho.

El minero, cerró las puertas y tras propinarle un puñetazo a la mujer, arrancó y se dirigió a San Esteban de las Cruces. Una vez allí, y tras tirarla al suelo, le volvió a sacar la navaja, la desnudó y la violó. A continuación, le robó la cazadora y las monedas que llevaba en el pantalón y se fue del lugar.

GOLPES EN LA CARA

La tercera agresión sexual se produjo el 9 de noviembre de 2007 en la calle Julián Clavería de Oviedo. El procesado le preguntó a la víctima por la ubicación de la Facultad de Medicina. Antes de que le diera tiempo a contestar, el minero la cogió por el brazo, le propinó un puñetazo en la cara, la derribó al suelo y la cogió por el pelo, ordenándole que no gritara, según la Fiscalía.

Cuando consiguió inmovilizarla, la desnudó y le realizó tocamientos. Al mismo tiempo la golpeaba en la cara y en distintas partes del cuerpo.

Asimismo, el 26 de noviembre de 2007, el acusado abordó a una joven de 17 años de edad en el parque de las facultades de El Milán (Oviedo) a la que preguntó por la situación del bar Alcalá, manifestando la mujer que lo desconocía.

El acusado la siguió en su vehículo hasta su domicilio y allí la invitó a tomar una copa, ella accedió y se montó en el coche. Posteriormente, José Ángel M. G. la llevó a un descampado, le dio varios cabezazos y otros golpes y la violó. El acusado abandonó allí a la adolescente.

EL QUINTO ATAQUE

El 4 de diciembre de 2007, tuvo lugar el quinto ataque. Según la Fiscalía, el acusado agarró por el pelo a una mujer, que salía de trabajar en el Parque de Santullano de Oviedo, la golpeó y la desvistió de cintura para abajo y le hizo tocamientos. Apareció entonces en el lugar un hombre que había oído gritar a la víctima, lo que hizo que el acusado huyera después de robarle el bolso.

Según la Fiscalía, la sexta agresión sexual se produjo el 13 de enero de 2008. El acusado abordó a una menor de 16 años, en el barrio de El Milán y la convenció para subir a su vehículo en engañándola con conseguirle un trabajo de camarera en un bar de la zona del Hospital Central. La llevó a un descampado y, como la joven se negó a bajar del vehículo, le dio un fuerte puñetazo y la sacó a la fuerza. Seguidamente, la desnudó y la violó. la mujer presentó un cuadro de estrés postraumático y crónico.

La última agresión sexual ocurrió el 29 de febrero de 2008 cuando el acusado entabló una conversación con la dueña de un bar y una amiga en el barrio ovetense de Ventanielles. El procesado insistió en preguntar por la localización de un bar y aprovechó que una de las mujeres salió del establecimiento para indicarle y le propinó un puñetazo en la cara, la agarró por los brazos y la introdujo en el coche.

La llevó a los depósitos de la zona del Cristo y la intentó desnudar. La víctima al negarse recibió varios puñetazos. La amenazó de muerte colocándole una navaja en el cuello y la violó. Además, huyó del lugar llevándose el bolso de la mujer.

Como consecuencia del registro del domicilio del acusado en Morcín, la Policía se incautó de una pistola semiautomática con cinco cartuchos en el interior del cargador. El procesado carecía de la licencia de armas ni guía de pertenencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
142
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.