Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

El acusado de matar a Fuensanta del Pozo en Córdoba dice que no tenía intención de acabar con su vida

09/09/2009 15:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

José P.A., ahora de 38 años, acusado de matar en 2007 en Córdoba a su ex pareja, Fuensanta del Pozo Pina, de 34 años, afirmó hoy que nunca pensó en matarla, no quería acabar con su vida y todo surgió a raíz de una discusión en la que ella comenzó a insultar a él y a su familia por ser de origen magrebí.

El procesado, que declaró hoy en la vista oral ante un tribunal popular, explicó que mantuvieron una relación de novios durante cuatro años y se rompió tres meses antes de que sucedieran los hechos. Antes de que ella se fuera de viaje a la República Dominicana para encontrarse con un amigo que había conocido por Internet, coincidían los dos en un parque cercano a la vivienda de él para pasear el perro, pero el acusado afirmó desconocer que ella mantenía relación con otro hombre.

El día de los hechos, el día 10 de octubre de 2007, él vio que tenía dos llamadas perdidas en el móvil de la víctima por lo que se dirigió al domicilio de ella en la calle Libertador Juan Rafael Moral, Manzana 7, en el Barrio Guadalquivir. Ella le invitó a entrar, le contó su viaje a la República Dominicana y le enseñó fotos del otro hombre que tenía en el móvil. Entonces, el procesado le preguntó a ella que por qué le seguía llamando e iba al parque cuando sin embargo mantenía relación con otra persona.

Entonces comenzó una discusión, ella empezó a insultarle y a decirle que "no quería saber nada de una familia de moros". Ante estas palabras, él la zarandeó y ella se dirigió a la cocina, donde cogió un cuchillo jamonero para disuadirlo o defenderse de los insultos del encartado, según explicó él mismo en su declaración de hoy.

Dijo que ella intentó acuchillarle en la cara y en el pecho, forcejearon y él consiguió quitárselo. Una vez que se hizo con el arma se lo clavó en el pecho para defenderse de ella y llegaron hasta el salón forcejeando hasta que los dos cayeron al suelo.

SERÍA EL QUIEN ESTARÍA MUERTO

José P.A., que se negó a responder a las preguntas de la acusación particular, comentó que si él soltaba el cuchillo sería él ahora quien estaría muerto. Según sus declaraciones todo fue un accidente porque "no tenía intención de matarla", sino que en ese forcejeo cuando ambos estaban en el suelo, él le puso el cuchillo en el cuello para que le dejara en paz, pero a ella se le escapó la mano con la que sujetaba el brazo del acusado y le cortó el cuello.

Tras lo sucedido, él manifestó que intentó taparle la herida con las manos, pero salía mucha sangre. De este modo, inmediatamente llamó a la Policía para avisar que había matado a una mujer. Durante su declaración, el procesado se lamentó de no haberse ido en el mismo instante en el que comenzó la discusión.

Por tales hechos, el ministerio fiscal, y los abogados del Estado y la Junta de Andalucía, piden 15 años de cárcel por un homicidio intencional, descartando así el asesinato, al considerar que no hay ensañamiento ni alevosía, como sí considera la acusación particular y el abogado del Ayuntamiento de Córdoba, también personado en el caso, que solicitan 22 años por asesinato al considerar además la agravante de parentesco.

Estas partes se basan en que la víctima "no tenía escapatoria ni posibilidades reales de defensa" y que el acusado era consciente de lo que quería hacer, por lo que no cabe el arrebato, tal y como considera la defensa, en caso de que no se estime que éste contaba con una alteración psíquica que le impedía saber cómo reaccionar.

José P.A. permanece ingresado en prisión, desde que, al día siguiente de los hechos, el Juzgado de Violencia de Género de Córdoba decretó su ingreso en prisión incondicional sin fianza, acusado de ser autor de un delito de homicidio.

Por su parte, la Plataforma Cordobesa contra la Violencia de Género acudió hoy a la Audiencia ProvinciaL de Córdoba con una pancarta en la que decía "Ni una agresión más, ni una muerte más" para apoyar a la familia y pedir a la sociedad que denuncie estos hechos. La presidenta, Carmen León, dijo que "las mujeres no denuncian porque tienen mucho miedo y eso hay que comprenderlo, pero los que no tienen excusa son las personas que están alrededor".

El juicio continuará esta tarde en la Sección Primera de la Audiencia a las 16, 30 horas con las declaraciones de la familia de la fallecida.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
120
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.