Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

El acusado de tratar de matar a otro que le increpó por maltratar a su novia alega que iba "borrachísimo"

29/04/2010 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Ministerio Fiscal y la acusación particular mantuvieron hoy sus peticiones de siete y nueve años de cárcel, respectivamente, por delito de tentativa de homicidio para Juan Luis P.P, el joven que en la tarde del día 24 de diciembre de 2007 mantuvo una discusión con tres jóvenes que le recriminaron por maltratar a su novia en plena calle de Valladolid y, presuntamente, causó graves lesiones a uno de ellos tras asestarle un machetazo en la axila y golpeó a otro con la barra antirrobo de su coche.

El procesado, durante el juicio celebrado hoy en la Audiencia de Valladolid, reconoció únicamente haber utilizado el antirrobo de su coche para golpear a uno de los tres jóvenes, en concreto a Alberto F, y aseguró no recordar lo ocurrido con la otra víctima, David O, debido a que se encontraba "muy borracho, borrachísimo", pero en cualquiera de los casos negó haberle acometido con un arma blanca u objeto punzante.

Juan Luis P.P, en declaraciones recogidas por Europa Press, insistió en que aquel día había participado en una 'champanada' con un grupo de amigos, en cuyo transcurso ingirió grandes cantidades de alcohol, y explicó que el incidente se produjo sobre las 19.30 horas cuando él y una camera del bar 'La Bizcocha', sito en la calle Doctor Moreno, acababan de salir del local y sostenían una discusión porque ella le comunicó que la iban a despedir y, dado su estado de embriaguez, no la hizo ni caso.

Fue entonces cuando, como así sostiene el procesado, aparecieron tres jóvenes, uno de los cuales le recriminó su comportamiento. "Me sentó mal, estaba fuera de mi y no tengo ni idea de lo que pasó, pero lo único que pretendía era que me dejaran en paz puesto que nadie estaba pidiendo auxilio", sostuvo Juan Luis P.P, que lo único que asegura recordar es que intercambió algún golpe con David O, aunque sin arma blanca de por medio ni con el machete que la policía le ocupó tras lo ocurrido dentro del coche y del que, según dijo, ni siquiera se acordaba que lo tenía allí.

Acto seguido, siguió a los tres jóvenes hasta un bar próximo, 'La Cantina de Rafa', en la calle Mota, donde éstos se guarecieron para atender a David, y allí golpeó a uno de ellos, Alberto F, con la barra antirrobo del coche, causándoles lesiones en un brazo.

ALGO MÁS QUE AMIGOS

La versión de que se encontraba totalmente ebrio fue corroborada no sólo por amigos del acusado sino por la joven con la que discutía aquel día, si bien el testimonio de ésta, Sonia A. Da P, quedó seriamente en entredicho debido a la supuesta relación que entonces mantenía con Juan Luis P.P. De hecho, aunque el imputado, casado y con dos hijos, insistió una y otra vez en que la relación que la unía a la camarera era de simple amistad, la propia aludida, que le siguió la corriente, reconoció en su día ante la policía que eran novios.

Incluso la madre de la camarera reconoció en 2007 que su hija y el detenido mantenían una relación sentimental, y hasta amigos que testificaron en el juicio negando tal extremo también en su momento indicaron ante la policía y en sede judicial que Juan Luis y Sonia eran algo más que amigos.

Por su parte, el principal lesionado, David O, relató que tras el cruce de increpaciones el acusado le comenzó a perseguir y ambos estuvieron dando vueltas alrededor de una furgoneta, hasta que se empujaron mutuamente y notó un golpe en el pecho. "No me percaté de que hubiera resultado herido, si bien note un cierto calor a la altura de la cadera y al meter la mano entre las ropas la saque llena de sangre", apuntó el herido, quien, al igual que sus amigos, reconoció que en ningún momento vio a su oponente blandir un arma blanca pero sí "algo brillante en la mano".

La herida sufrida, como así certificaron los médicos forenses, perforó la pleura y un pulmón y provocó un neumotórax traumático, lesiones que de no mediar asistencia sanitaria podrían haberle ocasionado la muerte. Además, los peritos precisaron que la lesión fue provocada por un objeto punzante y con filo, compatible con el machete que la policía encontró en el coche del acusado.

Ante ello, el fiscal y la acusación particular mantuvieron sus peticiones de siete y nueve años de cárcel, respectivamente, por delito de tentativa de homicidio y el pago de indemnizaciones por valor de más de 9.000 euros en favor de David O. Además, la acusación pública entiende que el acusado cometió una falta de lesiones sobre Alberto F, merecedora de una multa de 300 euros y del pago de una indemnización de 2.880 euros.

Por su parte, la defensa pidió una sentencia absolutoria por el delito de tentativa de homicidio y la imposición de una multa de 300 euros por una falta de lesiones. En el supuesto de que fuera condenado por el homicidio frustrado, el defensor solicitó a la sala que aplicara a su patrocinado la atenuante de embriaguez.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
90
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.