Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pirlo De Félix escriba una noticia?

Afectado por un expediente de expropiación

07/12/2009 22:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Francisco de jiménez y Pons es un personaje de ficcion qué cuenta cómo perdió diez hanegadas de terreno por ser victima de un expediente de expropiacion y un consejo de administracion burlesco

Afectado por un expediente de expropiación narrated by Pirlo de Félix

Hasta principios de Enero de 1.999 Francisco de Jiménez y Pons era un agricultor que contaba entre sus haberes con diez hanegadas de terreno con doscientos naranjos plantados en plena producción, en la zona de Almalafa, que es el nombre por el cual se conoce a una partida de la huerta de Castellón.

El día quince de enero de 1999 recibió una notificación por parte de consejería de urbanismo diciendo que dónde tenía las diez hanegadas de terreno se iba a edificar el polígono logístico almalafa y que la vía de ejecución era la expropiación ya que desde consejería tenían la intención de hacer naves industriales y suelo urbanizable a precios económicos para ayudar al crecimiento del puerto comercial que por entonces comenzaba a expandirse. Además de ayudar a la economía de la provincia de Castellón ya que éste parque logístico iba a ser un motor que, generaría riqueza, haría subir los índices de la economía, y atajaría el nivel de desempleo en la provincia.

A mediados de febrero del año siguiente un grupo de propietarios afectados auspiciados por un abogado de Valencia formaron una sociedad en defensa de los intereses de los propietarios afectados por el polígono logístico, creando La Agrupación de Interés Urbanístico Almalafa (AIUA)

Esta agrupación estaba en contra de la expropiación, alegando que el dinero que se sacase por recalificar el terrero de rústico a urbanizable debía de recaer en los propietarios, no en la administración o en manos de entidades privadas.

Todos fuimos a la asamblea qué para ese efecto se constituyó, y se convino en parar los planes de expropiación de la consejería y hablar personalmente con el consejero de urbanismo y explicarle que los propietarios no aceptábamos la expropiación y que queríamos vender nuestros terrenos al precio que estaba en el mercado.

La Consejería de urbanismo pagaba por la expropiación 4.000 euros por cada hanegada de terreno y la A.I.UA que defendía los intereses de los propietarios afectados, cifraba el valor del suelo en el mercado en 60.000 euros, por hanegada.

De la reunión con el consejero de urbanismo sacaron un nuevo dato: Sí el huerto no está cultivado a la hora de pagar los impuestos y plusvalías procedentes de la venta de su parcela se pagaba un 33% menos a la agencia tributaría.

Francisco de Jiménez y Pons tomó la decisión en abril del 2000 de no regar ni abonar más los naranjos y dejarlos perder, porqué si le compraban el terreno había de pagar menos a la hacienda pública

A los pocos meses volvieron convocar mediante carta a los propietarios de terrenos en la partida Almalafa, anunciando a bombo y platillo que la vía de ejecución forzosa se había cerrado y que los propietarios conseguiríamos vender nuestros terrenos al mejor precio cuando llegase el momento de venderse.

De la nueva entrevista con el consejero de urbanismo sacaron en conclusión que los propietarios tenían que cambiar el terreno rústico, por terrenos urbanizable ya construido, para de esta forma no tener él que pagar los gastos de construcción de las naves y de suelo industrial del Polígono Logístico Almalafa.

Francisco de Jiménez que tiene diez hanegadas, tenía que dar ocho hanegadas de terreno al constructor y al Ayuntamiento de Castellón y quedarse él con una parcela urbanizada y construida de 1200 metros cuadrados. Sobre el papel la venta a los empresarios del sector logístico a precio de mercado, de estas posibles naves industriales, o suelo industrial, del cual él era el propietario subirían 240.000 euros

Convocados a todos los propietarios en asamblea general se añadió que cada propietario tenía que pagar a la constructora del ayuntamiento 3 euros por metro cuadrado para poder empezar las obras de señalización, construcción, reparcelación, de carretera, asfaltado, alcantarillado, aceras, ya que éstos no tenían dinero para ejecutar las obras.

Luego lo que primeramente iba ser expropiado por parte de consejería de urbanismo a 4.000 euros hanegada y se hubiera hecho el Parque Logístico Almalafa hace varios años y ahora estaría generando riqueza para la provincia de Castellón junto al puerto comercial marítimo del Grao de Castellón. Ahora se había convertido para Francisco Jiménez en un pago 3euros X 10 hanegadas X 831 metros cuadrados que tiene cada hanegada

24.930 euros calculó Francisco de Jiménez y Pons que tenía que ingresar en la cuenta del banco que tiene constructora del Ayuntamiento de Castellón para que éste empezara las obras de reparcelación y construcción de los servicios, señalización y viales.

El consejo de A.I.U.A ha vuelto ha enviar una carta a Francisco de Jiménez y Pons pidiéndole que ingrese cincuenta euros por hanegada en concepto de gastos ocasionados por haber parado la expropiación a Consejería de Urbanismo.

Francisco de Jiménez y Pons piensa que la historia contará y las generaciones venideras juzgarán al consejero de urbanismo, al consejo de administración de la A.I.U.A y al ayuntamiento de la cuidad. Por no haber podido hacer realidad el parque logístico que el puerto comercial marítimo necesita. Ya que él no tiene valor para decirle a su hija cómo se perdió su herencia por no haber trabajado el huerto durante todos estos años que ya dura este conflicto.

También ve claro Francisco de Jiménez y Pons que las expropiaciones de consejería no son fáciles de eliminar ya que el parque logístico es de interés para la Comunidad Valenciana y el propio consejero de urbanismo, cuyo titular es otro distinto, del que en un principio diera la orden de expropiar terrenos allá por el año 1.999 en la partida Almalafa, ha visitado unos terrenos en el distrito marítimo del Grao de Castellón, y ha dejado nota en rueda de prensa de que: Allí se puede hacer el tan ansiado parque logístico y esa zona queda muy cerca de la zona del puerto comercial marítimo que ya ha terminado de ampliarse y se pueden expropiar los terrenos por el bien de interés general.

Esperemos que los vecinos del Grao de Castellón no se agrupen en asociaciones de defensa de sus intereses frente a la presunta expropiación por parte de Consejería de Urbanismo para realizar el parque logístico enfrente de la zona portuaria. Ya que sino el polígono logístico para el puerto comercial marítimo puede durar varios lustros más en ser aprobado y ejecutado.

En esta crónica dónde el personaje de ficción és Francisco de Jiménez y Pons cuenta cómo por un expediente de expropiación de Consejería de Urbanismo, un consejo de administración AIUA paró las obras de expropiación pero no consiguió vender los terrenos así este personaje se quedó sin la venta de los terrenos y por abandono perdió las diez hanegadas de naranjos.


Sobre esta noticia

Autor:
Pirlo De Félix (64 noticias)
Visitas:
1436
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.