Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Robertelyankee escriba una noticia?

Agujeros de topos

11/11/2009 19:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A veces las mejores previsiones se van al traste por costumbres atávicas de los animales silvestres..

- Métalo en el coche - ordenó el sheriff Tanner a su ayudante.

- Como usted diga, señor. Venga para adentro, inútil - le hizo de agachar la cabeza para que pudiera entrar en la parte separada trasera de la patrulla.

- Diantres. No tenga tanta prisa, que me desnuco - se quejó Samuels, con las manos inmovilizadas a la espalda por las esposas.

- A quejarse usted al bicharraco que le ha puesto al descubierto - agregó el ayudante, dándole un cachete en el pescuezo antes de cerrarle la puerta.

Samuels estaba desolado. Todo su plan para eliminar disimuladamente a la parienta se había ido al carajo por un imprevisto en forma de… topo.

Eleonor ni se había enterado del veneno depositado en el mosto de uva negra. Era algo más que un purgante. De tanto tener que ir al baño, se deshidrató y perdió fuerzas de tal manera que terminó por irse al otro barrio por una delgadez extrema en menos de veinticuatro horas. La parte primera había ido de maravilla. Ahora le correspondía el trabajo más desagradable, tronchar su anatomía en infinitas porciones para luego irlos enterrando en el huerto de lechugas. Una manita por aquí. Un piececito por allá. La cabeza más alejada del resto de su cuerpo cortadito a cachos. Era madrugada avanzada cuando culminó con su labor de hacer desaparecer el cadáver de Eleonor.

Eleonor la charlatana. Nunca callaba y tras veinticinco años de matrimonio le había convertido en un adicto a la aspirina.

Eleonor la criticona. Ella siempre odiaba la manera en que él intentaba ocultarse parte de la calvicie al extender los mechones más alargados por encima de la calva.

Eleonor y sus reproches hacia él como mal amante. Jamás tuvieron descendencia por su bajo nivel de espermatozoides.

Nada bueno sacaba su esposa de él, que, aunque tarde y a destiempo, decidió que lo mejor era mandarla al cielo cuanto antes.

Nada bueno sacaba su esposa de él, que, aunque tarde y a destiempo, decidió que lo mejor era mandarla al cielo cuanto antes

Creyendo que había hecho bien los deberes, Samuels se fue a la cama y durmió como un lirón.

Lo que menos esperaba era que fuera despertado por los berridos aterrorizados de dos Testigos de Jehová. Estaban adentrándose por el camino que llevaba al pórtico de su casa, cuando a la altura del huerto vieron dos ojos, un pie y una oreja humana entre lechuga y lechuga.

Samuels no se lo podía creer.

- Si lo hice todo bien - gruñó a espaldas del ayudante del sheriff.

Este se había vuelto para observarle a través de los orificios de la mampara de hierro de separación.

- El principal sospechoso sigue alterado, ¿eh? - preguntó Tanner a su ayudante.

- Si. Esa idea suya de haber cavado en el huerto para ocultar los restos de su esposa es lo que peor se le había podido ocurrido hacer en plena actividad de los topos. No hacen más que crear túneles, y cuando dan con algo que se interpone en su construcción, hacen un agujero hacia la superficie para sacarlo al exterior.

"De esta manera es cómo más de una tercera parte de la pobre mujer volvió a quedar a la vista.

- Dichosos topos... - se lamentaba Samuels, golpeándose la espalda contra el respaldo del asiento trasero.

Si su mujer estuviera viva, también le criticaría lo malo que era ocultando el cuerpo del delito...


Sobre esta noticia

Autor:
Robertelyankee (80 noticias)
Visitas:
2659
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.