Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mahabbat escriba una noticia?

Ahora lo entiendo todo

13/06/2010 11:22 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al fin tengo el secreto de por qué mi vida amorosa siempre ha sido un desastre. Y me he dado cuenta leyendo un libro que me parece malísimo. Qué cosas..

En los ratos muertos que tengo en el trabajo procuro leer algo, aunque a veces es más fuerte la tentación de Facebook. De todos modos he estado leyendo un libro que me parece realmente malo: La sacerdotisa del mar, de Dion Fortune. Yo no sé si es que la traducción es de las peores que he visto en mi vida, o qué. El caso es que el libro me parece un horror.

Sin embargo, vi dos frases que me sacudieron: “Los hombres no aman a las mujeres que entregan. Aman a las que piden y piden”. Bueno, más o menos, no recuerdo las palabras exactas, pero la idea está plasmada en esa. ¡Y ahora lo entiendo todo!

Esa es la razón por la que mi vida amorosa ha fracasado una y otra vez. Porque he dado. No, no voy a hacerme la víctima, la pobre heroína que lo da todo y es abandonada. A mí no me obliga nadie a dar, faltaría más… Doy porque quiero. Y el resultado de ir de listilla, de sobrada y de Reina de la Generosidad es ése: que resulta que mis hombres aman a las mujeres que piden, es decir, no a mí (aunque me hacen pasar muy buenos ratos, benditos sean).

Me pongo a dar sin pararme a pensar en las consecuencias. ¿Quieres mi amor? Tómalo. ¿Quieres que renuncie a mi vida? Lo que tú quieras

Pero, claro, yo no sé pedir. Me cuesta mucho, me da vergüenza, siento pudor. Me perdí esa asignatura en la Escuela de la Vida, y no sé muy bien dónde y cómo aprenderla.

Me pongo a dar sin pararme a pensar en las consecuencias. ¿Quieres mi amor? Tómalo. ¿Quieres que renuncie a mi vida? Lo que tú quieras. ¿Quieres que lo deje todo por ti? ¡Faltaría más! Y cuando ellos me preguntan qué quiero yo, les digo que nada. Y claro, obedientemente, eso es lo que me dan. NADA.

Sin embargo, yo sí quiero que me den. Pero en vez de decir “quiero que me ames, quiero que seas feliz conmigo. Quiero que me cuentes tus problemas, quiero ser tu amiga, tu amante, tu confidente y tu compañera; que me acunes cuando estoy triste y que explotes conmigo de risa en los momentos divertidos; mirarte a los ojos, amarte, morderte, acariciarte, tenerte…”, como me da vergüenza y me parece mucho pedir… me callo. Peor aún: miento. Porque miento cuando les digo que no quiero nada.

Se supone que pedir no es políticamente correcto. Y siempre he sido muy diplomática, de toda la vida. Así que voy “ligeramente” apañada. Aunque… voy a intentarlo. Voy a probar. Voy a pedir. A ver qué pasa…


Sobre esta noticia

Autor:
Mahabbat (3 noticias)
Visitas:
627
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Obelix (14/06/2010)

Seria un buen tema de debate. Pedir del verbo pedir (algo material) detallitos o detallazos pues como que no cuela...ahora que si manifestas ilusión o interés por algo, aunque sea la luna, mezclandolo con un ligero aleteo de pestañas pues entonces vete pensando en buscar sitio en el armario para guardarla.
Sincerarte, expresar tus verdaderos sentimientos sin reservas y con confianza, eso no es pedir eso es amar.

0
+ -
Responder

MARIA (25/06/2010)

LO QUE PASA ES QUE TU AMOR AUN NO HA LLEGADO,AS TENIDO MALA SUERTE CON LOS HOMBRES QUE AS CONOCIDO,SOBRE TODO CON FERNANDO DE SEVILLA,ESE ESTABA CONTIGO Y CON TODAS.DESPUES DE TODO AS TENIDO SUERTE ,TU TRANQUILA QUE CUANDO MENOS TE LO ESPERES CONOCERAS UN HOMBRE BUENO,DE ESOS QUE ESTAN EN ESPECIE DE ESTINCION.TE LO MERECES