Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Spaceson2 escriba una noticia?

Cómo ahorrar organizando tu curso de formación

20/11/2014 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si estás pensando en organizar un curso de formación, sigue nuestros consejos

No vamos a afirmar que organizar cursos de formación sea una actividad especialmente lucrativa,  pero sí es cierto que se les puede sacar un beneficio. De hecho,  además de la monetaria en sí,  podemos obtener una serie de rentas que,  si bien no tienen forma de dinero,  sí que acabarán transformándose en ello. 

En todo caso,  no es este el momento de hablar de cuáles son las ventajas de los cursos de formación para nuestra cuenta corriente. Existen,  y punto. Lo que sí vamos a recordar es un principio básico de la economía: si queremos obtener beneficios,  los gastos han de ser menores que los ingresos.  Y esto tan básico es lo que nos va a ocupar: cómo gastar lo menos posible a la hora de organizar un curso de formación,  de modo que nos salga lo más rentable posible.

Aunque el tema daría mucho más de sí,  vamos a resumirlo en tres letras: OPR. La O se refiere a organización,  la P a promoción y la R a recursos. A continuación desarrollamos brevemente cada uno de los puntos:

Organización

Para evitar derrochar dinero y tiempo (que también es dinero),  debemos tener muy claro cuál es la estructura del curso,  que dependerá de sus alumnos,  de sus objetivos,  de con quién contemos para impartirlo… de todos cuantos factores seamos capaces de tener en cuenta. Antes de que nadie reciba la oferta del ciclo,  hemos de tener muy claro qué,  a quién,  cómo y cuánto nos cuesta enseñar –factores todos ellos que se pueden optimizar-.

Promoción

Quien dijo que anunciarse es caro,  no sabía de las posibilidades que ofrece internet. Por un precio muy razonable,  podemos llegar a un público muy amplio. En todo caso,  y cómo ya tenemos claro nuestro público y objetivos,  debemos pensar en cuál es el vehículo ideal para llegar a nuestros futuros alumnos. Para ello,  una vez más,  restaremos de lo que vamos a cobrar el precio de convencer a quien paga… Puede que la solución esté en pegar carteles en las farolas; o puede que sea anunciarnos por televisión.

Recursos

La tercera pata del ahorro se refiere a optimizar y usar aquello de lo que ya disponemos. Si tenemos internet en casa y una pared decorada adecuadamente,  sólo nos faltan nuestros conocimientos y los materiales que podamos aportar para un curso online. 

Por cierto,  y hablando de materiales,  además de los que nos ofrece la red más o menos gratis,  sería bueno pensar en elaborar los nuestros. No sólo porque sería absurdo cobraros a nosotros mismos por el servicio,  sino porque podemos sacar de ellos un dinero que ayude a que el balance del curso sea aun algo más favorable.


Sobre esta noticia

Autor:
Spaceson2 (9 noticias)
Visitas:
479
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.