Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

Algo está fallando en el sistema…

23/04/2015 16:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dados los últimos acontecimientos, las diferentes situaciones por demás conocidas como lamentables, la precariedad en la que viven millones de personas, la negligencia erogada de las diferentes legislaciones, es posible aseverar que existe una importante anomalía en el sistema

 

Si merced a la acusada “crisis” que se ha instalado en nuestro país -aún cuando se pregona a los cuatro vientos que ya ha remitido-, sin embargo si volteamos la mirada a nuestro alrededor es posible comprobar que nos encontramos diametralmente alejados de esta ficticia realidad, que en resumidas cuentas no es más que una quimera.

Diferentes portavoces del gobierno son los encargados “oficiales” de trasmitir optimismo a la sociedad, intentado convencernos de que los “malos” tiempos han quedado atrás. Pregonan cuidados discursos, escritos por algún comedido asesor, que no es más que un encargado de escribir un libreto destinado a distraer la atención ciudadana del verdadero descalabro económico-social-político-laboral-sanitario-educativo en el que nos encontramos anclados. Todo ello consecuencia directa de una política antisocial, que ha sido diseñada y llevada a cabo estrictamente para enriquecer más a quienes más poseen y empobrece a la clase trabajadora.

Entre escandalosos casos de corrupción vemos como la justicia es manipulada, los medios de comunicación presionados y los hechos distorsionados solo a efectos de intentar tapar el sol con un dedo. La fantasía hace gala de reinar entre quienes han sido los gestores de la peor gestión de gobierno de las últimas décadas, por lo menos de la más antisolidaria y antisocial que se había padecido. Para ello se han valido de todos los medios a su alcance para desfalcar en su favor, sin remordimiento alguno de las nefastas consecuencias de sus actos. Desafortunado comentarios a micrófono abierto han dado muestras de la inexistente empatía con la situación ruinosa que vive la población.

Millones de personas continúan deambulando por las diferentes ciudades en busca de trabajo, millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares siendo desahuciadas y expulsadas sin miramiento alguno, miles de niños viven por debajo del umbral de pobreza extrema y desnutrición, millones de personas han perdido hasta el derecho a una asistencia sanitaria digna… y así podría seguir enumerando tanta precariedad, tanto dolor, tanta injusticia que podría transformarse en el guion de una inhumana película dramática.

Cuando la realidad evidencia un sistema que a todas luces hace aguas por su ineficacia, y al mismo tiempo somos testigos que muchas empresas se han enriquecido ganando miles de millones de euros anualmente, al mismo tiempo que millones de personas carecen de lo mínimo elemental para subsistir. Seres humanos que han sido despojadas de su dignidad, han sido desconocidos sus derechos… Más de cuatro millones y medio de trabajadores sin trabajo (23, 2 %)  y muchos otro millones poseen un trabajo precario, inestable y en condiciones contractuales totalmente deficientes. Está claro que el sistema está dejándonos  en la estacada, está obsoleto o ha sido usado de tal forma tal para que no cumpla con su cometido.

El gobierno se ha permitido el “lujo” de asegurar que se han creado puestos de trabajo, pero lo que no puntualizan es que si bien es cierta en parte dicha aseveración, los puestos de trabajos creados son por demás frágiles, efímeros, inestables, eventuales e irregulares. Se han convertido en los “reyes” de los contratos más inconsistentes y deleznables  del siglo. Han creado un gran abanico de opciones favoreciendo a las empresas y desmedrando los derechos de los trabajadores, así como las remuneraciones que van en picada.

Existe un listado de empresas que proporcionan trabajo a miles de trabajadores españoles, con filiales además en otros puntos del planeta y que forman parte del grupo selecto de entidades financieras, monumentales corporaciones y holdings que mayores beneficios han obtenido durante el año 2014.

He aquí algunos datos que podrán ilustrarnos sobre la brillante realidad de algunos a costa del sufrimiento y las necesidades de millones.

Las ganancias del Banco Santander aumentaron un 39 % más que en el 2013, superando unos beneficios de cinco mil ochocientos millones de euros.

Su “colega” BBVA también obtuvo más de un 25 % de ganancias, generando una cifra de dos mil seiscientos dieciocho millones de euros de beneficios.

La empresa de electricidad Endesa, aumentó sus beneficios en un 77 % en relación al año 2013, sumando ganancias del orden de tres mil trescientos treinta millones de euros.

De la electricidad pasemos al gas, Iberdrola durante el año pasado ha obtenido un saldo positivo de dos mil trescientos veinte y siete millones de euros, si bien es de destacar que ha ganado doscientos cuarenta y cinco millones menos que el año anterior, pero no ha perdido nada, solo ha ganado una cifra inferior.

Sigamos ahora con los combustibles, tan inestables por cierto y dependiendo del precio del petróleo que ha bajado sustancialmente su valor en el mundo, pero que sin embargo poco se ha traducido esta rebaja al usuario. ¿A qué se debe este hecho?, pues a que prácticamente la mitad del valor de los carburantes corresponden a impuestos que recauda el gobierno. Repsol vio incrementado su beneficio neto en el año 2014 a mil seiscientos doce millones de euros, lo que significa un 724 % más que  el beneficio del año 2013 que fuera de ciento noventa y cinco millones de euros. Cabe destacar que esta empresa está presente en más de 39 países con un volumen de 24.000 empleados.

Otra empresa de servicios: Telefónica, solo obtuvo un 34, 7 % más que en el año 2013, lo que traducido a números significa unas ganancias de tres mil millones de euros netos.

El destino de nuestra sociedad depende del verdadero sentir de cada uno, por tanto es imprescindible que pongamos punto final a la politiquería actual

Y por último tenemos a Inditex, empresa netamente española perteneciente al multimillonario Empresario Amancio Ortega, oriundo de León, considerado en hombre más rico de Europa y cuarto en el mundo, posee una fortuna de más de cincuenta mil millones de euros. Esta empresa textil ha cerrado su ejercicio 2014 con unos beneficios netos de dos mil quinientos un millones  de euros, lo que representa un 5 % más que el año 2013, pero no ha arrojado pérdidas.

Con lo cual vemos que la economía ha prosperado pero “únicamente” en favor de los grandes empresarios, capitalistas, financieros, y  ha arruinado, empobreciendo y herido mortalmente al resto de la sociedad trabajadora.

Si sacamos fríamente conclusiones sobre estas grandes empresas, observamos que en muchas de ellas sus directivos o colaboradores pertenecen directa o indirectamente a la clase política tradicional. Con ello estamos comprobando que el cometido del gobierno de turno no se ha cumplido en absoluto, porque ha eludido su principal función, que es gobernar para defender los intereses de TODOS los españoles y velar por su estado bienestar. Muy por el contrario ha borrado de un plumazo el escaso estado de bienestar del que disfrutábamos, así como los derechos que les costara tanto conquistar  a hombres y mujeres que  llegaron a entregar sus vidas en defensa de los trabajadores, de sus derechos y de su dignidad.

La herencia que nos han legado es una lastimosa situación de precariedad y de deterioro tal, que seguramente costara mucho superar.

Precariedad es el término adecuado para definir la situación actual por la que atraviesa la sociedad española. No obstante eso el subido tono optimista del gobierno ya raya prácticamente en una sátira que indigna a quienes padecen las nefastas consecuencias de su maléfica gestión. Sus declaraciones hablan de una pista de despegue que nos conduce a una etapa de prosperidad y que augura al 2015 como el mejor año. ¿El mejor año para quién?

Somos conscientes que estamos ante un año electoral, donde hay en juego muchas cosas, y muchísimos intereses de por medio. Desafíos muy importantes para todos los sectores políticos, especialmente para quienes pretenden una reelección. Pero eso no justifica su empeño en permanecer en el gobierno a costa del sufrimiento de la población, para así continuar beneficiándose los mismos de siempre. Nada justifica el engaño, la tergiversación de hechos, las mentiras o verdades a medias. Este hecho redunda en un insulto a la inteligencia de los ciudadanos y  un menosprecio total a nuestro raciocinio.

El PP pide el voto a la “gente normal” ¿Qué pretende decir con estas palabras? ¿A qué se refiere con gente normal? ¿Es que acaso osan tildar públicamente de “anormales” a quienes no comulgamos con su ideología política?

Yo creo que la “gente normal” es aquella que se da cuenta de la mala gestión de gobierno que han llevado adelante, y justamente por ser NORMAL son inteligentes y son quienes pondrán un punto final a tanta injusticia social, laboral, educativa, moral, sanitaria y sobretodo punto final a tanta corrupción. Esa es la gente normal, la que ha sufrido  los tremendos recortes que nos han despojado de bienes, valores y derechos. Formamos parte de este grupo la gran mayoría de los trabajadores de este país, a quienes han agraviado, perseguido y zaherido sin importarles ni un ápice la triste situación en la que la han situado. Ahora recurren a la gente NORMAL intentando tapar su desastroso gobierno, porque han sido tan soberbios que gobernaron sin preocuparse por las consecuencias derivadas de sus medidas, o de lo contrario poco les importa el infortunio de la ciudadanía.

Es ahora cuando sus "asesores" les recomiendan acercarse a la población con LIMOSNAS, y vanas promesas que ni ellos mismos se creen. Espero que la gente NORMAL les responda dignamente y coherentemente negándoles sus votos.

Tanto el presidente de gobierno como la secretaria general del PP han repetido en sus últimos  discursos que los militantes del PP son personas HONRADAS. Extraño concepto sobre la palabra "honradez" cuando es de público conocimiento la larga lista de imputados en los diversos casos de corrupción que están siendo investigados. Casos algunos que ha llevado a prisión a personajes que estuvieran en el gobierno actual, y anteriores de este partido. Otras muchas personalidades que aun intentan defenderse de lo indefendible y que al parecer distorsionan totalmente el término “honradez”. La tan mentada honradez que pretenden “vendernos”, no son más que mentiras. Corrupción, hipocresía, fraude, inmoralidad, deslealtad, injusticia, deshonra, éstos no son sinónimos de “honradez”... ¿Sera que la Real Academia Española lo ha cambiado? Antes  “honradez” era sinónimo de rectitud, moralidad, honestidad, integridad, conciencia, lealtad, justicia, dignidad, nobleza, decencia, bondad, entereza, honor… ¡Valores! algo que lamentablemente este partido DESCONOCE, por lo tal carece de ello.

 

Pero en su desesperado intento de meternos el miedo en el cuerpo, el presidente del PP, y de gobierno, va más allá en sus divagaciones y advierte del riesgo  que en España gobiernen políticos amateurs… ¿Amateurs? ¿Es que acaso él se cree que es un erudito experto en la materia? ¡Sinceramente no puedo creer que realmente esté convencido de que lo ha hecho maravillosamente bien! Ni él,  ni ninguno de sus adeptos son especialistas en nada, salvo en defalcar a la sociedad despojándola de todo, hasta de la dignidad. Por muy inexpertos que sean los "futuros" gobernantes, seguramente lo harán muchísimo mejor, porque peor de lo que este gobierno  lo han hecho es imposible. Incluso me atrevería a decir que lo harán mucho mejor porque como han sufrido las consecuencias de la mala gestión de este gobierno, lo harán regidos por la razón, la legitimidad, el raciocino, el corazón, los valores y la justicia. Todas cosas que el PP carece.

 El verdadero riesgo para España lo representan ellos y su ambición desmedida, su insaciable sed de poder, su avaricia, su oligarquía, su injusticia social, su insensibilidad, su amoralidad y su carencia de ética. Todo derivado de la fiebre de poder y dinero… Dinero que han acumulado muchos en abultadísimas cuentas en Suiza, Andorra o países de América Latina, sin olvidarnos de los fraudes a Hacienda. Investigaciones que han desenmascarado a personajes como Rato, Bárcenas, Pujol… todos ellos, han sido   movidos por la avaricia y por la codicia. Sin embargo existen cosas que el dinero jamás podrá comprar, y son los  principios, el  sentido común, la honestidad, el  respeto y el amor.

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
978
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.