Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Naps escriba una noticia?

El alimento del alma - Noche tranquila en Madrid

19/01/2011 09:00 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿No sabes donde ir a cenar un viernes noche? ¿Quieres un lugar diferente, moderno y tranquilo?

Quizás, la noche más esperada es la del viernes. La dura semana de trabajo, estudios o cualquier otra actividad que nos ha ocupado la gran parte del tiempo toca a su fin y da paso al fin de semana. Dos días para desconectar, estar con la familia o amigos y dormir, esa actividad que requiere tan poco de nosotros pero tan esperada es.

Lo cierto que pensar en todo esto hace que el viernes sin saber como, por muy cansados que estemos, encontramos una energía casi inagotable. Pero no siempre es así, hay viernes que lo único que quieres es no tener que pensar ni soportar el alboroto que tanto ansiamos otros viernes.

Para esos viernes os recomiendo SIPS MALASAÑA, en la calle San Vicente Ferrer, 57, Madrid.

De nuevo entra en acción nuestro amigo Moi. Gracias a las ofertas de atrápalo, consigue un 50% de descuento en el menú.

El menú es a elegir un primero, un segundo y un postre de la carta del Restaurante, una carta, todo sea dicho, bastante escueta pero todo suplido por una calidad extraordinaria. Lo mejor es coger varios platos entre los que vayáis y compartir, en especial los postres, pues son bastante originales y buenos.

El punto para trabajar seria la bebida. Es cierto que va incluida, pero con lo servido no calmareis vuestra sed, pero en fin, todo no se podrá tener. Eso sí, el surtido de cocteles es digno de probar.

Pero la clave es el ambiente. Buscamos un sitio tranquilo para un viernes que nos sentimos agobiados. Este es un lugar pequeñito, así que no sufriréis las aglomeraciones de otros lugares donde la gente solo hace que entrar y parece que no se van nunca. El color predominante es el blanco y la decoración es minimalista, lo que contribuye a sentirse uno relajado. En las paredes lo único que cuelgan son cuadros bastantes interesantes, que hasta os robaran una pequeña sonrisa.

La verdad que es un sitio para comer algo ligero pero bueno, donde vuestro silencio por el cansancio no podrá ser reprochado.

Recordad, La vida pasa y nosotros con ella, por eso, alimentad el alma, pero sobre todo alimentad y bien vuestro cuerpo.


Sobre esta noticia

Autor:
Naps (19 noticias)
Visitas:
1104
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
4
+ -
Responder

Usuario anónimo (02/02/2011)

Un lugar bueno para cenar