Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Almunia se convierte en uno de los comisarios clave del nuevo equipo Barroso

27/11/2009 19:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Joaquín Almunia se convirtió hoy en uno de los comisarios clave del nuevo Ejecutivo comunitario que presidirá por segundo mandato consecutivo José Manuel Durao Barroso. Almunia abandona el departamento de Asuntos Económicos, que ha dirigido durante los últimos cinco años, y asciende a comisario de Competencia, la cartera más importante del área económica. Además, será uno de los siete vicepresidentes de la Comisión.

Tras varias semanas de "presiones" de los Estados miembros, que él mismo reconoció el pasado martes en la Eurocámara, Barroso hizo público hoy el reparto de carteras en su nuevo equipo. Los comisarios todavía deben ser examinados por la Eurocámara, entre el 11 y el 19 de enero, y ratificados el 26 de enero por el pleno, que tiene poder para tumbar a toda la Comisión si no está de acuerdo con algún nombramiento. Lo más probable es que el nuevo equipo empiece a trabajar en febrero.

Además del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ve recompensado su apoyo a la reelección de Barroso incluso en contra de la opinión del grupo socialista europeo, el otro gran ganador es el presidente francés, Nicolás Sarkozy, que logra colocar a su ex ministro de Agricultura, Michel Barnier, en la codiciada cartera de Mercado Interior y Servicios Financieros pese a las reticencias iniciales del presidente de la Comisión. Este cargo le permitirá promover una mayor regulación del sector financiero como ha reclamado Sarkozy desde el inicio de la crisis financiera.

Barroso explicó que ha decidido ascender a Almunia como reconocimiento al "trabajo excepcional" que ha desarrollado durante los últimos cinco años al frente de la cartera de Asuntos Económicos. "Joaquín Almunia, todos lo sabemos, es uno de los mejores comisarios de estos cinco años, un hombre muy competente que ha demostrado también su convicción europea y por eso he pensado que era muy justo confiarle la responsabilidad de vicepresidente de la Comisión", explicó el presidente del Ejecutivo, que aludió también a la "experiencia" del español.

Almunia dijo que espera sentirse "cómodo" en su nuevo cargo y avanzó que la reestructuración del sector bancario será una de sus prioridades cuando cambie de cartera. "El sector financiero es una prioridad en la medida en que sin un sistema financiero que funcione, que financie el resto de la economía y que dé créditos, y que no tenga problemas de solvencia o de liquidez no hay economía que funcione", explicó el comisario de Asuntos Económicos.

Almunia deberá supervisar la reestructuración de los grandes bancos europeos que han sido rescatados con dinero público para garantizar que sobrevivan sin más ayudas. Su antecesora, la holandesa Neelie Kroes, que sigue en la Comisión como responsable de Telecomunicaciones, le deja 28 casos pendientes. También tendrá que ocuparse de la reestructuración de las cajas de ahorro españolas.

"Yo me encontraba muy cómodo en la cartera que he venido desempeñando durante más de cinco años y espero encontrarme igual de cómodo en la siguiente", afirmó Almunia al ser preguntado por si hubiera preferido conservar otros cinco años la cartera de Asuntos Económicos y Monetarios.

SALVAGUARDAS EN MERCADO INTERIOR

Finalmente, Barroso ha cedido a las presiones de Sarkozy, que según la prensa gala le ha telefoneado repetidamente durante los últimos días incluso desde Brasil, y ha decidido no desgajar de las competencias de Mercado Interior la supervisión bancaria, tal y como había estudiado en un primer momento. Reino Unido le había hecho llegar su preocupación por la posibilidad de que un francés quisiera imponer restricciones que perjudicaran a la City de Londres.

Pero el presidente de la Comisión introduce lo que ha sido interpretado como una salvaguarda para frenar posibles excesos de París. Ha nombrado al británico Jonathan Faul, hasta ahora responsable de Justicia e Interior, como director general de servicios financieros. Sarkozy calificó de "excepcional" este resultado y se felicitó además de que el rumano Dacian Ciolos haya sido nombrado responsable de Agricultura, ya que confía en que será un aliado para defender la supervivencia de la Política Agrícola Común más allá de 2013.

El resto de grandes países de la UE, salvo Reino Unido, que colocó a la baronesa Catherine Ashton como Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común la semana pasada, salen peor parados del reparto de Barroso. El representante alemán, Günther Oettinger, un político desconocido incluso en su país que presidía la región de Baden-Wurtemberg, será el comisario de Energía, cuyas escasas competencias se verán todavía más recortadas al crearse la nueva cartera de Cambio Climático, que queda en manos de la danesa Connie Hedegaard.

Alemania no ha luchado por los puestos más importantes en las instituciones europeas porque aspira a la presidencia del Banco Central Europeo cuando se renueve, en 2011, según la prensa comunitaria. Por su parte, el italiano Antonio Tajani pasa a Industria, una cartera también con pocas competencias. Y el polaco Janusz Lewandowski controlará Presupuestos, que podría adquirir más peso si asume un papel de liderazgo en la reforma de las cuentas comunitarias más allá de 2013.

En contraste, algunos países pequeños han logrado colocar a sus representantes en carteras destacadas. Es el caso del finlandés Olli Rehn, cuya labor los últimos cinco años en Ampliación ha sido muy elogiada y que ahora asumirá el relevo de Almunia en la cartera de Asuntos Económicos. O el belga Karel De Gucht, que dirigirá el poderoso departamento de Comercio y será el responsable de cerrar los acuerdos con los países latinoamericanos que patrocina España para su presidencia de la UE en el primer semestre de 2010.

Barroso ha elegido como responsable de las ayudas regionales al austriaco Johannes Hahn, cuyo país no es muy proclive a la continuidad de estos fondos. De pesca se ocupará la griega Maria Damanaki. La otra nueva cartera, la de Justicia, Derechos Fundamentales y Libertades Ciudadanas, corresponderá a luxemburguesa Viviane Reding. La sueca Cecilia Mallström será la responsable de Interior.

Durao Barroso se mostró convencido de que todo su equipo podrá pasar el examen del Parlamento Europeo, pese a que el representante checo y el húngaro ya han sido cuestionados por su pasado comunista. Explicó que se ha reunido con todos ellos y les ha preguntado si había algo en su pasado político, económico o profesional que pudiera ser un problema desde el punto de vista de los estándares europeos. Tras estas entrevistas, el presidente de la Comisión está "totalmente seguro de que todos responden a estas exigencias".

La nueva Comisión tendrá un tercio de mujeres, es decir, nueve, una más que la actual. Repetirán 14 de los 26 comisarios. Además, en su mayoría proceden de las filas del Partido Popular Europeo (un total de 12 sin contar a Barroso), seguidos de los liberales, que suman 8, y de los socialistas, que tendrán 6 puestos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
96
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.