Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sevilla escriba una noticia?

¿Estás de alquiler y tu casero te quiere echar? Éstos son tus derechos

22/07/2019 10:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El porcentaje de personas que viven en régimen de alquiler en España es cada vez mayor pero no por ello tienen más derechos o sus alquileres han descendido. Las condiciones se vuelven leoninas y los caseros exigen más de la cuenta. Os contamos aquí cuáles son los derechos de los inquilinos

Estás de alquiler y tu casero te quiere echar. Diariamente asistimos en las noticias que los precios de los alquileres vienen elevándose constantemente, esta circunstancia está motivando que mucho caseros ante esta subida especulativa de los precios de los alquileres, hayan decidido, que para obtener una mayor rentabilidad en su vivienda y mediante contratos en fraude de ley o aprovechándose de situaciones que vienen marcadas en la ley, utilicen estos resquicios legales para intentar desahuciar a las personas que vienen viviendo en estos inmuebles. Para ello utilizan mecanismos que, forzando la letra de la ley, buscan expulsar a las personas de su vivienda. Por este motivo y ante el aluvión de consultas por temas similares hemos decidido hacer este post aclarativo con los distintas situaciones que se pueden dar, para todas aquellas personas que están sufriendo esta situación.

Estás de alquiler y tu casero te quiere echar porque dice necesitar la vivienda para un familiar

Es una de las situaciones más comunes, en la cual, el casero alega que necesita la vivienda para un familiar muy cercano. Por desgracia, si bien no existe esa necesidad y lo único que pretende es que el inquilino abandone el inmueble para poder volver a arrendarlo a una tercera persona, comprobándose posteriormente que ningún familiar ha necesitado esa vivienda, si bien otro inquilino el que pasa a ocuparla.

¿Qué podemos hacer si comprobamos que la vivienda no la ocupa un familiar sino que se ha vuelto a alquilar? En estos casos, el primer inquilino (el que se ha echado) dispone de un plazo 6 meses para demostrar que el piso del que se le ha echado no ha sido ocupado por un familiar del casero. De este modo, podrá exigir una indemnización al casero además de poder volver a habitar la vivienda.

Los alquileres vacaciones son una trampa que usan para echar a los inquilinos antes de plazo

 

Estás de alquiler y el casero te quire echar porque tienes un contrato de alquiler temporal aún viviendo todo el año

Otra situación muy común, en este caso ocurre más en las zonas costeras donde se utiliza mayormente, es la de realizar un contrato de alquiler de temporada. Estos contratos, que son igualmente contratos en fraude de ley, estipulan que están limitados a una temporada concreta y por meses inferiores a un año. Se hace para intentar salir de la Ley de Arrendamientos Urbanos en las especificaciones concretas de vivienda habitual. Muchos caseros utilizan dicha figura contractual a los efectos de que no se le apliquen los normativas imperativa, en cuanto a plazos legales, que una persona tiene derecho a vivir en dicha vivienda y se nos aduce que al ser un contrato de temporada, no se tiene derecho a estar en lo que en la actualidad sería de 3 años en dicha vivienda.

Por tanto, si usted está de alquiler y su casero lo quiere echar no dude en consultar con unos abogados especializados en alquileres como nosotros dado que la primera consulta es gratuita y le asesoraremos sobre la mejor manera de afrontar la situación tan delicada que se le ha planteado.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sevilla (31 noticias)
Visitas:
2915
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.