Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Alzheimer: dos nuevas vacunas para prevenir. Están en camino las nuevas vacunas del siglo XXI

18/01/2013 16:00

0 Las dos vacunas son de investigadores gallegos y catalanes y están en la última fase de preparación, si no falla algo. El alzheimer afecta en el mundo a 26 millones de personas. Se está convirtiendo en una pandemia

0

En 1906 el médico alemán Alois Alzheimer describió una enfermedad que producía pérdida de memoria, desorientación, alucinaciones y finalmente muerte. La enfermedad fue diagnosticada por primera vez en una mujer de 51 años, llamada Augusta D. La paciente falleció por una infección pulmonar.

Pero el cerebro de la mujer fue estudiado por el Dr. Alzheimer, que encontró un número disminuido de neuronas en el córtex cerebral, junto con cúmulos de proteínas, unos ovillos o filamentos neurofibrilares en el citoplasma de las neuronas. Estos últimos hallazgos médicos fueron descritos por primera vez en la historia por este autor.

Se decidió llamar a la nueva patología "Enfermedad de Alzheimer" en honor a su descubridor y el término fue utilizado por primera vez por Kraepelin en la octava edición del Manual de Psiquiatría en 1910. Lo que en aquel momento se pensaba que era una enfermedad rara se demostró desgraciadamente años después que era la causa más frecuente de demencia.

El segundo caso fue descrito por el doctor Alzheimer en 1911, fecha en la que también aparece una revisión publicada por Solomon Carter Fuller, un americano que había resistido muchos años con Alzheimer en Alemania. La revisión incluía a 13 enfermos con demencia con una edad media de 50 años. Su enfermedad se prolongaba alrededor de siete años.

Esta enfermedad se recuerda mundialmente el 21 de septiembre: Día internacional del Alzheimer, fecha elegida por la OMS y la Federación internacional de Alzheimer.

Desde hace tiempo varios equipos de investigadores en todo el mundo están tratando casi con desesperación pero con fe de encontrar formas de prevenir la acumulación de la proteína β-amiloide en regiones del cerebro implicadas en la cognición y la memoria.

Hace más de una década se probó por primera vez una vacuna, pero los resultados en humanos mostraron graves efectos adversos y el estudio fue suspendido.

Recientemente se inició otro ensayo en humanos con una vacuna de β-amiloide, pero tuvo que ser abandonado a causa de la aparición de casos de meningoencefalitis en algunos de los pacientes. El seguimiento de algunos de estos que no sufrieron meningoencefalitis mostró efectos positivos de la vacuna.

En la revista Alzheimer Disease and Associated Disorders se publicaron los resultados de un ensayo de vacunación con β-amiloide en monos Rhesus (Macaca mulatta).

Estos monos presentan gran similitud con los humanos, incluyendo la identidad de su secuencia del β-amiloide, y su tendencia a desarrollar amiloidosis cerebral relacionada con la edad y fueron vacunados con agregado de β-amiloide (1-42), y desarrollaron títulos de anticuerpos anti-β-amiloide superiores a 1:1000.

El uso de primates puede permitir el desarrollo de inmunoterapias anti-β-amiloide seguras, libres de la encefalitis alérgica que actualmente limita su desarrollo clínico continuado en humanos.

Fue un esfuerzo noble, lamentablemente fallido como otros muchos.

Luego se encontró otra vacuna -llamada CAD 106- mostró por primera vez que sus efectos pueden ser bien tolerados por los humanos. El fármaco actuaba estimulando al sistema inmune para que desarrolle una respuesta de ataque contra la formación de la proteína amiloide…

"Este ensayo de seguridad fue un primer paso muy importante. Ahora viene la verdadera prueba para descubrir si el tratamiento es efectivo para combatir la enfermedad de Alzheimer"

La investigación, dirigida por el profesor Bengt Winblad del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer del Instituto Karolinska, en Estocolmo, involucró a 58 personas de entre 50 y 80 años.

Por fin un grupo de investigadores biomédicos de Euroespes, un paso adelante en la lucha

Encabezados por el doctor Ramón Cacabelos, los investigadores de Euroespes han desarrollado una vacuna preventiva contra la enfermedad del Alzheimer, cuya patente ha sido admitida por la Oficina de Estados Unidos. "Es un paso más en la lucha contra la enfermedad", ha señalado el doctor Cacabelos.

La vacuna, EE-AD-SP1, la primera preventiva y terapéutica, ha sido probada en ratones transgénicos y permite interceptar el proceso de muerte cerebral -iniciado una vez alcanzada la madurez cerebral a los 30 años- evitando que la enfermedad se reproduzca en la vejez.

Asimismo, ha demostrado su eficacia para reducir los rasgos patogénicos de la enfermedad en animales que manifestaban signos de degeneración cerebral.

La vacuna, que se administraría en tandas, introduce un nuevo inmunógeno-adyudante que favorece la generación de anticuerpos contra las placas neuríticas donde se acumula la proteína bet-amiloide que daña el cerebro de los pacientes de Alzheimer.

Las características del fármaco, encapsulado en liposomas ricos en esfingosina-1-fosfato que contribuyen a la regeneración neuronal, evita además las hemorragias intracraneales y efectos secundarios de otros medicamentos contra el alzheimer.

Esta doble vertiente, terapéutica y preventiva, convierte a esta vacuna en una nueva herramienta en la lucha contra la enfermedad que podría beneficiar tanto a las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad como a las que ya lo han hecho.

En los últimos años, los pacientes son cada vez más jovenes, a partir de 50 años. Antes tenían 70. Aparte de la vacuna las terapias seguirán en vigor

Encontrar un fármaco capaz de revertir o al menos detener los síntomas de Alzheimer y otras formas de demencia se ha convertido en asunto de urgencia para muchos científicos en todo el mundo. Se calcula que actualmente unos 26 millones de personas sufren alguna forma de demencia en el mundo y se predice que la cifra se duplicará cada 20 años para alcanzar 81 millones en el 2040.

La vacuna será desarrollada clínicamente en el extranjero, previsiblemente en Estados Unidos. "Europa es lenta en el desarrollo farmacéutico", ha afirmado Cacabelos.

La estimación del grupo Euroespes, que a lo largo de sus 20 años de trabajo ha participado activamente en el desarrollo de tres de los cinco fármacos que actualmente se utilizan para combatir la enfermedad, es que la vacuna pueda estar lista en un periodo de entre 6 y 8 años. Se desconoce el costo. "Todo depende de los tiempos de la burocracia", ha precisado Euroespes.

Actualmente el Alzheimer es, junto a la demencia vascular, el tercer problema de salud en el mundo y la quinta causa de muerte en mayores de 65 años en Estados Unidos.

De hecho, en la Unión Europea los costes por demencia suponen a los contribuyentes unos 160.000 millones de euros, con un coste medio por paciente de 22.000 euros anuales. "Por cada año que retrasemos la aparición de la enfermedad reduciremos la prevalencia en un 30%" y el desarrollo de una vacuna como ésta permitiría mejorar las condiciones de vida de la población y reducir el coste sanitario de la enfermedad entre un 20 y un 30% en cinco años.

El equipo de investigadores del Centro de Investigación Biomédica EuroEspes, esta instado en la localidad coruñesa de Bergondo y dirigido por el doctor Ramón Cacabelos.

La documentación oficial de esa vacuna EE-AD-S1P de EuroEspes –centro de investigación biomédica presente en Bergondo, A Coruña–, fue publicada por la oficina de patentes de Estados Unidos en 2011.

Ramón Cacabelos, que estuvo acompañado en la investigación por la coordinadora Carmen Vigo y los doctores Iván Carrera, Lucía Fernández-Novoa y Walter Lombardi, señaló entonces que iniciaba el desarrollo clínico de la vacuna que pueda ser utilizada en unos años"

Otra vacuna catalana que ayudará también a combatir a la muerte silenciosa

Por otro lado el Grupo Grifols ya había anunciado un ensayo clínico en humanos de una vacuna contra el Alzhéimer que se practicará en España durante el primer trimestre de 2013. Dirigida a pacientes sanos clínicamente, en España testarán el fármaco unas 350 personas.

También esta vacuna acaba de pasar la fase de experimentación animal. Solo está pendiente –aseguraron los responsables– de ser aprobada por la Agencia Española del Medicamento. Manuel Sarasa, catedrático de Anatomía de la Universidad de Zaragoza y director científico de Araclon Biotech (compañía que realizará el estudio), explicó en Barcelona, que la vacuna permitirá combatir la enfermedad en sus estadios más iniciales, cuando aún el cerebro de las personas afectadas no se ha atrofiado por la muerte de las neuronas.

El fundador de Araclon Biotech –empresa participada mayoritariamente por Grifols–, Manuel Sarasa, concretó que esta vacuna está pensada para pacientes clínicamente sanos y que estimula el sistema inmunitario para producir anticuerpos contra las proteínas beta-amiloides 40 y 42, causantes de la enfermedad.

El Alzhéimer afecta a 25 millones de personas en todo el mundo, con medio millón de afectados en España, y se trata de una patología que afecta desde los 50 años, al 10% de los mayores de 65 años y al 25% de los mayores de 85.

Pero esta propuesta no es la única. Los ensayos para una vacuna contra el SIDA.

Las Vacunas del Siglo XXI

Prevenir enfermedades como el cáncer, cuadros degenerativos, enfermedades autoinmunes y neurológicas o adicciones como el tabaco o a la cocaína es el futuro. Las vacunas del siglo XXI no solo estarán dedicadas a enfermedades infecciosas sino que también lucharan contra enfermedades ya detectadas. Para ello, las nuevas tecnologías, capaces de proporcionar diseños moleculares específicos, juegan un Papel esencial.

“Las Vacunas para el siglo XXI» ha sido el tema de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con el Grupo de Estudio de Vacunación en el Adulto (GEsVA).

Como ha indicado Ramón Cisterna, director del curso y coordinador del GEsVA, "en un futuro cercano, las vacunas que curen serán una realidad".

Por su parte el catedrático de Microbiología y jefe de servicio de Microbiología del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, Benito Regueiro ha adelantado que "se están investigando vacunas para enfermedades como la artritis reumatoide, el alzheimer e incluso la hipertensión arterial. Por ejemplo, en el caso concreto de la miocarditis autoinmune se ha observado que el tratamiento con una vacuna especial mejora la severidad de la enfermedad".

"La investigación en vacunología está buscando soluciones tanto para nuevas dianas, así como para hacer frente a antiguos problemas aún sin respuesta como la tuberculosis o las epidemias de gripe" añade el doctor Regueiro. En su opinión, en ambos casos, el desarrollo de las investigaciones se basa en un mayor conocimiento científico de cómo actúa el sistema de defensa del organismo, así como del funcionamiento de la memoria de defensa de las células.

Durante la celebración de los cursos, Requerio también quiso destacar que "las vacunas tradicionales buscan preparar al organismo para que este responda con eficacia cuando se presenta una enfermedad, ahora que entendemos mejor las células que participan en ello y disponemos de métodos tecnológicos, podemos educar tecnológicamente a esas células para que den una respuesta más eficaz".

Estas investigaciones están desarrollando vacunas frente a enfermedades como el VIH. Finalmente Requeiro puntualizó que las nuevas tecnologías apuntan a vacunas cada vez más personalizadas pero que impera el principio de la búsqueda de soluciones universales.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en