Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Las ambiciones nucleares de Irán a largo plazo siguen intactas pese al acuerdo

15/07/2015 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Irán no ha abandonado sus ambiciones nucleares y proseguirá con las investigaciones para multiplicar su capacidad de enriquecimiento de uranio una vez que concluyan los diez años de pausa acordados con las grandes potencias.

Con una nueva tecnología de enriquecimiento, Irán podría dotarse de la bomba atómica en poco tiempo una vez expire el plazo, estiman los opositores al acuerdo, sobre todo Israel.

Irán, sospechoso de intentar dotarse de la bomba atómica, siempre ha alegado que su programa nuclear persigue fines estrictamente civiles. Suministra el combustible necesario para su central civil de Bushehr, en la costa del Golfo, y el futuro parque nuclear iraní.

El acuerdo concluido en Viena el martes permite a Teherán reanudar la investigación y desarrollo de las futuras centrifugadoras IR-6- y IR-8, mucho más potentes que las viejas IR-1 que usa para enriquecer uranio. Estas investigaciones se habían suspendido gracias a un acuerdo interino concluido en noviembre de 2013.

Ali Akbar Salehi, jefe de la Organización Iraní de la Energía Atómica (OIEA), ya previno de que después de la entrada en vigor del acuerdo, Irán comenzaría "rápidamente las investigaciones sobre las centrifugadoras IR-8".

El acuerdo estipula que Irán podrá comenzar a fabricar máquinas IR-6 (diez veces más potentes que las IR-1) y las IR-8 (20 veces más potentes) al cabo de ocho años.

Según Salehi, harán falta "entre 8 y 10 años" para poner a punto las nuevas máquinas IR-8.

El uranio enriquecido a altas dosis puede emplearse para la fabricación de una bomba atómica. Irán ha aceptado limitarlo a menos del 5% durante el período de pausa.

image

El objetivo de Irán es la obtención de una capacidad de enriquecimiento de 190.000 SWU (unidad de trabajo de separación), como afirmó en julio de 2014 el guía supremo iraní, ayatolá Alí Jamenei. O sea, casi 20 veces la actual.

"Con las IR-1, harán falta 190.000 máquinas para alcanzar esta capacidad, pero con las IR-8, algo más de 9.000. Esta es la gran diferencia", afirmó un responsable iraní. La planta de enriquecimiento iraní, situada en Natanz, puede contener unas 50.000 máquinas.

Más sobre

- 'Tecnología obsoleta' -

Los expertos reconocen que la tecnología iraní está desfasada.

"Las IR-1 actualmente en funcionamiento son algo así como los viejos Citroën de los años 30. Son 40 veces menos potentes que una centrifugadora europea", reconoce un experto occidental en el programa nuclear iraní.

Algunos responsables iraníes, entre ellos el negociador Abas Araghchi, han barajado la posibilidad de disponer a plazo de una "capacidad de enriquecimiento de 1 millón de SWU", es decir, lo necesario para cinco reactores nucleares de 1.000 megavatios cada uno. "Es un error limitarse a las IR-1", reconoció Behruz Kamalvandi, el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OIEA).

"No hay ninguna preocupación respecto a la investigación y el desarrollo. Para cada tipo de centrifugadoras, IR-5, IR-6, IR7, IR-8 hemos luchado días enteros (...). Ninguno de nuestros objetivos (...) debería verse afectado", declaró durante las negociaciones en Viena.

Sin embargo, los opositores al acuerdo -Israel, los republicanos de EEUU y las monarquías del Golfo- afirman que un aumento de la capacidad permitirá a Irán reducir a tan sólo unas semanas el período para la construcción de armas nucleares.

En el acuerdo, Irán ha aceptado reducir durante diez años el número de sus centrifugadoras IR-1, pasando de más de 19.000 (la mitad de ellas en activo), a unas 6.000.

Para tranquilidad de la comunidad internacional, Irán también modificará su reactor de agua pesada de Arak para disminuir la producción de plutonio, otra posible fuente de materia fisible militar.

Teherán ha aceptado asimismo controles exhaustivos de sus plantas nucleares, sobre todo con la aplicación del protocolo adicional al Tratado de No Proliferación (TNP), que permite inspecciones por sorpresa de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), el gendarme nuclear de la ONU.

"Podremos desarrollar nuestro programa sin restricciones" después de este período de limitación, insistió Abas Araghchi, uno de los principales negociadores iraníes, un día después del acuerdo de Lausana alcanzado el 2 de abril con las grandes potencias.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1386
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.