Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

(Amp.)La Audiencia Provincial condena a cuatro meses de prisión a 'los Albertos' por 'caso de la carta falsa'

23/10/2009 15:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a cuatro meses de prisión a Alberto Cortina y Alberto Alcocer por el delito de intento de estafa procesal (artículos 248 y 250 del Código Penal) por el caso de la carta falsa utilizada en 2003 para incriminar a sus socios y conseguir una revisión de su condena por el 'caso Urbanor', según la sentencia con fecha 20 de octubre.

El tribunal concluye que los empresarios "conocían sobradamente dicho documento" y "habían advertido que se trataba, sin duda, de un documento falso", lo que no les impidió personarse como acusación contra sus socios en Urbanor, Julio San Martín y Pedro Sentieri, en el procedimiento abierto en enero de 2004 a raíz de la aparición de la carta ante los Juzgados de Instrucción de Madrid.

Además, el fallo les acusa de intentar "beneficiarse económicamente de manera ilícita" de las indemnizaciones a sus socios a las que fueron condenados por la sentencia dictada el 14 de marzo de 2003 por el Tribunal Supremo por el 'caso Urbanor'. Este intento se produjo porque los empresarios basaron su recurso de revisión a esta sentencia en la carta falsa, alegando aparición de nuevas pruebas.

El tribunal concluye que "no ha sido acreditado" que 'los Albertos' tuvieran "participación alguna" en la obtención y confección del documento, por lo que se les exime de la acusación de falsedad documental (artículo 395 del CP) y del de denuncia falsa (artículo 456 del CP).

La sentencia de 152 páginas y comunicada hoy a las partes, también les condena a 400 euros de multa al día durante 16 meses por acusación y denuncia falsa, lo que suponen 192.000 euros.

LOS ABOGADOS, ABSUELTOS POR "SEGUIR INSTRUCCIONES".

El tribunal absuelve a los abogados de 'los Albertos' Ramón Hermosilla e Ignacio Peláez, imputados por los mismos tres delitos, al considerar que actuaron "siguiendo las instrucciones de sus clientes" y que "no ha resultado acreditado" que conocieran que la prueba en la que se basaban "no se correspondía con la realidad y que había sido elaborada para intentar conseguir que la sentencia del Supremo fuera anulada de manera ilícita".

La sentencia condena a la documentalista Gloria Álvarez y a los hermanos José María y Francisco Arnáiz del Barco a 16 meses de cárcel por falsedad documental, al considerarlos autores de la falsificación de la carta, y a cuatro meses de prisión por estafa procesal intentada, Así como a 19 meses de multa con una cuota diaria de 30 euros por denuncia falsa, lo que supone 17.100 euros cada uno.

El dictamen concluye que los tres "elaboraron un documento privado falso para denunciar también falsamente" a los socios de 'los Albertos' "de un delito de falso testimonio" en el juicio por el 'caso Urbanor' y consiguiendo "la incoación de un procedimiento judicial contra ellos por la presunta comisión de dicho delito".

Por otro lado, les considera cooperadores necesarios del "intento de comisión del delito" de estafa procesal, que se produjo con la presentación del recurso de revisión de la condena de Urbanor ante el Tribunal Supremo.

Más sobre

La sentencia también obliga a los cinco condenados a indemnizar, conjunta y solidariamente, por el daño moral sufrido, a los socios minoritarios de Urbanor y acusaciones particulares en la causa, a Pedro Sentieri con 15.000 euros, a Julio San Martín con 15.000 euros, a Francisco Castelló con 7.500 euros y a Luis García Alarcón con 7.500 euros. Ninguno de ellos ingresará en prisión por carecer de antecedentes penales.

Los abogados de los condenados, así como la acusación particular del arquitecto Pedro Sentieri, confirmaron que presentarán recurso de casación a la sentencia ante el Tribunal Supremo. San Martín no recurrirá. Las partes tienen un plazo de cinco días para comunicar la presentación del recurso y diez para su presentación formal.

RELATO DE LOS HECHOS.

La carta, con fecha de 2 de octubre de 2000, estaba firmada por Sentieri y dirigida a San Martín. En ella, el arquitecto le daba instrucciones a éste para que ocultara al tribunal que iba a juzgar el 'caso Urbanor' un mes después que conocía la existencia de precios diferentes en la venta de los terrenos de Urbanor a la sociedad kuwaití KIO.

El juez instructor del caso acusaba a 'los Albertos' y a sus abogados de tratar de engañar a la Justicia aportando la carta falsa en el recurso de revisión presentado ante el Tribunal Supremo contra la sentencia de 14 de marzo de 2003 por la que les condenó a tres años y cuatro meses de cárcel por el 'caso Urbanor'. El Tribunal Constitucional anuló esta sentencia el 20 de febrero de 2008 por prescripción, doctrina que acogió posteriormente el Alto Tribunal.

Según el relato de los hechos, Álvarez se puso en contacto con los abogados de 'los Albertos' en 2001 para ofrecerles documentos que podían eximirles del proceso penal de Urbanor, sin obtener resultado. En 2003, dos días después de la condena del Supremo, los hermanos Arnáiz volvieron a ofrecer estas pruebas a los abogados.

El 27 de marzo de 2004, asesorados por Hermosilla, 'los Albertos' y los Arnáiz suscribieron un contrato ante notario en el que los empresarios se comprometían a pagarles 4, 5 millones de euros, correspondientes al 20% de la indemnización, en caso de absolución en el 'caso Urbanor'.

El 9 de abril de 2003, Álvarez presenta denuncia ante la Fiscalía General del Estado para pedir que se investigue la aparición de la carta en su buzón de forma anónima, de aquí partió la investigación penal contra Sentieri y San Martín, cuya acusación en nombre de 'los Albertos' fue asumida en enero de 2004 por Peláez, quien a su vez presentó el recurso de revisión ante el Supremo.

Los socios minoritarios denunciaron la falsedad de la carta y tras su confirmación, a través de las pruebas periciales realizadas por la Policía Nacional. Los empresarios retiraron su petición de revisión de la sentencia del Supremo y el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid los imputó, junto con sus abogados y los autores de la carta, por falsedad documental, denuncia falsa y estafa procesal.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107906 noticias)
Visitas:
198
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.