Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Donpacontraria escriba una noticia?

Ampliación de la enseñanza obligatoria

02/11/2009 22:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si la LOGSE amplió la enseñanza obligatoria hasta los 16 años, sin que las reformas de la LODE y la LOE consiguieran paliar el fracaso escolar, ¿cómo evitarlo aumentando más la obligación?

A los políticos parece faltarles imaginación positiva, ya nos demuestran día a día la portentosa imaginación negativa que desarrollan, pues aumentar indiscriminadamente la edad obligatoria de escolarización parece que únicamente puede tener una lectura: descenso de las cifras de desempleo.

Desde el inicio de la democracia en España se quiso “dar la vuelta a la tortilla” en todos los órdenes sociales. Todo lo procedente del régimen anterior debía desaparecer, como si todo ello hubiera sido ideado por la dictadura y, consecuentemente, fuera malo por naturaleza. Pues no, el régimen anterior no fue tan brillante como para ser el inventor del sistema educativo, cuya procedencia se remontaba a la república y monarquías anteriores al mismo.

Una gran mayoría de los profesionales de hoy procedemos de aquel sistema educativo que nos permitía salir del mismo, una vez terminada la Enseñanza Primaria, la cual nos dejaba con el nivel básico de conocimientos (leer, escribir, las cuatro reglas matemáticas, geografía e “historia”, etc.) y listos para iniciar aprendizajes profesionales, bien en las empresas (existía el grado de aprendiz) bien en las escuelas de maestría industrial.

Existen, y existirán por mucho que nos empeñemos, las personas prácticas y las teóricas, es decir, quienes buscan aprender viendo y experimentando uno mismo y quienes desean hacerlo a través de la experiencia de terceros, mediante el estudio. En mi opinión, ambos tipos de personas son buenos y necesarios para la sociedad, sin embargo se está castigando sin piedad a los primeros, se trata de individuos que bien sea por sí mismos, bien por incompetentes educadores de su entorno, carecen del más mínimo interés por el estudio, por la teoría, por los conocimientos de terceros o por observar como absolutamente innecesarias muchas de las materias impartidas como si de algo vital se tratara.

Sirva como ejemplo la libertad, aún hoy existente, en la disciplina de la música. Desde muy temprana edad (normalmente a partir de los seis o siete años) se pueden incorporar a esta enseñanza los individuos, se trata de un esfuerzo especialmente duro por tener que compaginarlo, con la enseñanza obligatoria, pero los niños entran directamente en la práctica del instrumento. Muchos de ellos, apasionados por el instrumento pero sin ganas de teorías, terminan dejando los estudios oficiales para continuar en bandas, agrupaciones musicales o, por qué no, juntarse unos cuantos para desarrollar su propia música que, a los más afortunados, les puede llevar al éxito y la fama. Algo parecido puede verse en el deporte, especialmente en el fútbol, el tenis y, en menor medida, en otros como el baloncesto, el motociclismo, etc.

En muchas ocasiones, si se les hubiera obligado a estudiar hasta los 18 años, se habrían malogrado como profesionales de sus disciplinas por lo tedioso que les habría resultado no poder zafarse de tales obligaciones.

Sería bueno que, antes de legislar, se estudiara minuciosamente el objetivo y sus consecuencias

Incrementar la edad no solo afecta a quienes carecen del interés necesario, también afecta al propio entorno que tiene que sufrir el tedio, la falta de atención y la dejadez demostrada continuadamente por aquellos, terminando contagiándose algunos comportamientos poco recomendables para el buen estudiante o simplemente sufriendo la compañía de quienes distraen en lugar de ayudar a concentrarse.

Está claro que los políticos actuales pretenden homogeneizar la sociedad, como si de un producto industrial se tratara, a base de normas cada vez más específicas con las que buscan la uniformidad estricta, cuando en realidad, si algo distingue al ser humano del resto de los animales es la enorme diversidad de entender la vida, como afrontar el mismo problema desde mil ángulos distintos para encontrarle distintas soluciones, a cual más válida.

Por desgracia para todos, optar por implantar medidas como la aquí tratada, puede terminar empeorando el problema. Si ya hemos conseguido una generación de analfabetos funcionales, a base de incrementar la edad obligatoria de escolarización hasta los 16 años, a la par de rebajar los contenidos curriculares de las materias lectivas, por aquello de no perjudicar a los menos dotados para el estudio, ahora prolongaremos dos años más el problema, en lugar de permitir el acceso al trabajo como aprendiz desde los 14 años que, dicho sea de paso, resulta una edad muy interesante para aprender oficios, no conformes con haber “encarcelado” en las aulas de los institutos durante dos años a esos estudiantes, ahora serán cuatro. Si resulta casi imposible que el profesorado mantenga el control en las aulas con jóvenes de 15 y 16 años, con 17 y 18 años tendremos una agravación sustantiva del conflicto que ya se viene produciendo.

Entiendo que este nuevo alargamiento de la vida estudiantil nos abocará a un mayor incremento del fracaso escolar y, por ende, laboral y personal que nos llevará a una sociedad más fragmentada que nunca. Sería bueno que, antes de legislar, se estudiara minuciosamente el objetivo y las consecuencias que esa nueva legislación pudiera provocar, por aquello de evitar daños mayores.

Podría tomarse como algo así como que no se alcanza en España la mayoría de edad hasta haber terminado los estudios obligatorios, lo cual sería una grave acepción para el significado de los estudios.


Sobre esta noticia

Autor:
Donpacontraria (19 noticias)
Visitas:
1063
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.