Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Psicocine escriba una noticia?

Análisis 3DS: ‘The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D’

17/08/2011 21:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Resulta difícil comenzar a hablar sobre él. Y es que siendo uno de los juegos más queridos y conocidos de Nintendo, que fue pionero en la forma de plantear como debían funcionar los Action RPG allá por el año 1998. Uno de los juegos mejor valorados de la historia, y para algunos, el mejor juego de la historia. Resulta tan difícil comenzar a escribir del juego como suponer que aún queda alguien que no conozca la primera aventura poligonal de Link. Preparaos para jugar a una de las aventuras más mágicas que haya podido crearse en el mundo de los videojuegos…

Historia y jugabilidad: Un trocito de historia viva de los videojuegos.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time nos presenta la historia de un Link muy especial. Nacido en el Bosque Kokiri, siempre ha tenido que aguantar las burlas por parte de sus vecinos por ser el único niño que no tiene un hada, a diferencia de todo el resto de niños kokiris. Seguro que ninguno de ellos se imaginaba como este Link acabaría convirtiéndose en el dueño y señor de la Espada Maestra, que lo acabarían apodando el Héroe del Tiempo, y que estaría destinado a recorrer cada palmo de Hyrule para encontrar la forma de derrotar al malvado Ganondorf y salvar a la princesa Zelda, y lo que es más importante, al mismo Hyrule. Una historia quizá simple y clásica, pura épica tradicional, pero que se guarda más de un as en la manga para mantener nuestro interés en ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Ocarina of Time quizás no sea un juego muy espectacular considerado con los estándares de hoy en día, pero se debe tener en cuenta que en el momento en el que este juego fue creado, estos estándares aun eran parte de un futuro que aún ni nos imaginábamos. El sistema de juego es exactamente el mismo que se mantendría a partir de ese momento para el resto de juegos de sobremesa de la saga. Es decir, manejaremos a Link por el mundo usando un esquema de control en tercera persona, moviéndonos por un mundo que combina tanto mazmorras repletas de enemigos y puzzles como pacíficos pueblos en los que hablar con sus habitantes o interactuar con ellos y los objetos que hayamos recogido en nuestro inventario. Iremos desbloqueando los gadgets tradicionales de Zelda conforme avancemos en el juego y vayamos completando mazmorras: Espadas y escudos para el combate, el mítico boomerang, o las poderosas bombas serán parte indispensable para llegar hasta el final de las muy diferentes mazmorras que encontremos en Hyrule.

Aparte de por su innovadora implementación de la interacción con los personajes en el mundo, el manejo de las cámaras para realizar cut-scenes realmente complejas para la época, y un cuidado desarrollo de los personajes en una época en la que muchos jugaban a los juegos sin saber ni quien eran ni a donde iban, Ocarina of Time es un juego que sobresale por su tremenda cantidad de contenido extra y secundario a la trama principal. En nuestras aventuras por Hyrule conoceremos a decenas de personajes únicos, siendo muchos de ellos parte de misiones y subtramas secundarias, sin que realmente el juego nos indique que estos personajes forman parte de una misión más, provocando que nos llevemos más de una sorpresa al descubrir las diferentes reacciones, o sintiéndonos realmente parte del mundo al dedicarnos a ayudar a alguien porque nosotros queramos, y recibir geniales recompensas a cambio. Por si fuera poco, esta nueva versión de Ocarina of Time incluye el hasta ahora exclusivo modo de Game Cube ‘ Ocarina of Time Master Quest’ , un desafío que se desbloqueará al terminar nuestra partida, y que ofrece mazmorras diferentes, ideadas para los jugadores más experimentados.

Pese a todo, Ocarina of Time 3D no es un juego que destaque por el uso de las nuevas opciones de Nintendo 3DS. Es cierto que el uso del stick analógico es increíblemente cómodo, la implementación del mapa, inventario, equipo y uso de la ocarina en la pantalla táctil es todo un acierto, y que el uso del giroscopio para mover la cámara en tercera y primera persona es curioso, pero su uso no es demasiado recomendable junto con la pantalla 3D activada, y el juego no hará ningún uso de funciones como el Street Pass.

Gráficos: La leyenda de Zelda, puesta al día.

Gráficamente, el juego respeta a rajatabla el recuerdo que la mayoría de nosotros guardamos del juego en su versión de Nintendo 64, dando incluso la sensación de estar jugando a exactamente el mismo juego. Pero nada más lejos de la realidad, nos bastará un vistazo rápido a la versión original para darnos cuenta del tremendo lavado de cara que ha sufrido el título para esta versión. Texturas más definidas, modelos más detallados y un mundo aun más colorido y preciosista que lo que pudimos disfrutar en Nintendo 64. También es muy destacable la actualización de las vistas de los interiores de los edificios y las ciudades. Si bien en Nintendo 64 eran una imagen estática y borrosa, bastante cutre y que no tenía ni punto de comparación con el uso que se hacía de esta misma técnica en juegos como Final Fantasy o Resident Evil, en esta puesta al día se ha decidido dejar totalmente de lado esta práctica, y recrear en tres dimensiones los antiguos decorados del castillo de Hyrule o las casas de los niños Kokiri.

El efecto 3D es similar al visto en juegos como Rayman 3D. Al activar el deslizador 3D, veremos cómo el mundo de Hyrule toma volumen y cobra vida ante nosotros, como si nos asomásemos a una ventana hacia el mágico mundo de Zelda. El efecto 3D es cómodo y relajado, aunque no se hace uso de demasiados trucos para sorprender al jugador como si pasa en el juego de plataformas de Ubisoft. También cabe destacar que aunque activemos el efecto 3D, la fluidez del juego se mantendrá intacta, algo de lo que se pueden jactar pocos juegos hasta el momento.

Conclusiones:

Si ya es difícil comenzar a hablar de Legend of Zelda: Ocarina of Time, aun más difícil es valorarlo y evaluarlo. Porque no deja de ser un trocito de historia viva de los videojuegos, un título que más allá de los gustos personales, hizo avanzar a la industria, y que sentó muchas bases de cómo debía hacerse un juego de este calibre. Su diversión permanece intacta, e incluso la cantidad de side quests y sorpresas siguen siendo impresionantes a día de hoy. Sin duda, el mayor mérito de Ocarina of Time ha sido su capacidad para mantenerse como juego interesante, entretenido y que valga la pena jugar, a pesar de haber salido hace más de 12 años, y haber recibido versiones para Game Cube y la consola virtual de Wii, siendo lo justo y necesario para no terminar de quemar al jugador.

Seguramente sea permisivo con un juego que en el fondo no deja de ser el relanzamiento de un juego que ya pudimos jugar hace mucho tiempo, y que no hemos llegado a perder de vista en las dos sucesivas generaciones de consolas de Nintendo… Pero la verdad es que ese juego no deja de ser uno de los más divertidos, originales y creativos que he podido jugar nunca. Y sin duda, es uno de los juegos que todo poseedor de una Nintendo 3DS debería tener, conozca o no conozca la saga, o incluso si eso de niños con mallas verdes pegándose con arañas les suena demasiado infantil para su gusto.

Por esto, y por mucho más, en Psicocine consideramos que merece un…

9,5/10

Sobre esta noticia

Autor:
Psicocine (4367 noticias)
Fuente:
psicocine.com
Visitas:
6202
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.