Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lola Duque escriba una noticia?

Del aniversario del fin de la mili y de la corrupción que se esconde hasta en los cenobios de los conventos

09/03/2011 22:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Diez años sin mili bien valen una celebración

"Ya verás cuando hagas la mili como te harás un hombre". Esta sin duda era una de las frases más populares en nuestro país hace algunos años y es que para muchos ese aparente viaje iniciático era el pistoletazo de salida al mundo. No dudo que para algunos niños de papá que en su vida nunca se hicieron antes ni cama, la experiencia como tal pudo resultar instructiva, pero quitando lo anecdótico, creo que muy poco se ha hablado de los damnificados del servicio militar, de las bajas aparentemente por causas naturales y de los que se quedaron colgados tras su paso por los cuarteles.

Hoy en día tenemos un ejercito profesional pero sigue siendo una utopía pensar que en la mayoría de sus integrantes prima un instinto vocacional aunque si comparamos esta profesión con el resto, realmente la vocación es lo que menos influye en el momento actual para optar por un trabajo u otro.

Hace diez años, nuestro país dió carpetazo a la obligación de servir a la patria y parece que algo de aire fresco entró en los cuarteles a medida que los mandos antiguos se fueron jubilando. La intransigencia, la despersonalización y el autoritarismo a ultranza, parece que han dado paso a un ejercito más sensibilizado en preservar la paz frente al anterior que parecía jugar continuamente a batallitas.

Y esta semana, además de este aniversario, no puedo dejar de detenerme en una noticia un tanto curiosa: el robo de un millón y medio de euros en un convento de clausura.

Recuerdo cuando era pequeña, en Antequera (de donde soy), donde hay más conventos, iglesias y bares por metro cuadrado que en cualquier otro pueblo de Andalucía, se comentaba en ocasiones que las campanas de determinado convento habían sonado y muchas eran las familias que acudían a llevar comida para esas monjas que vivían en la más absoluta austeridad.

El citado convento, recurría a ese repique de campanas cuando ya en su despensa no quedaba nada y en ocasiones era el propio médico que las visitaba el que con cualquier excusa les llevaba algunas viandas viendo que la salud de las hermanas se resentía. Cuando salen a la luz noticias como las de esta semana, es cuando te das cuenta que hasta en los conventos existe corrupción y que el voto de pobreza ya no es primordial en muchas órdenes.

Tenemos un ejercito profesional pero sigue siendo una utopía pensar que en la mayoría de sus integrantes prima un instinto vocacional

El abogado de las monjitas, aconsejado tal vez por el obispado se ha apresurado a rectificar la cifra robada y de un millón y medio de euros, lo han dejado en 400.000, posiblemente porque sería difícil para el convento justificar unos ingresos tan enormes que no habían sido declarados. Y ahora también añade el abogado que ese dinero estaba reservado para donarlo a conventos vecinos que necesitaban arreglos.

El dinero estaba repartido en billetes de 500 euros y envuelto en bolsas (no sé si de basura como las de Julian Muñoz), pero posiblemente el color de los billetes lilas tiraría a negro.

Y antes de dejaros hasta otra crónica, no quiero olvidarme de un hecho curioso. El sábado pasado, acudía al programa la Noria de Telecinco, el periodista radiofónico Andrés Caparrós, para denunciar el cierre de la emisora pirata que lleva gestionando desde hace unos años en su tierra almeriense.

Este periodista ya fue amonestado con anterioridad y se le impuso una multa por no tener licencia, pero tras escribir a la Junta de Andalucía dando datos que por lo visto sabía y que podrían salir a la luz, se le llamó y se le dijo que todo estaba olvidado.

Ahora, nuevamente le llega la sanción, pues su emisora sigue sin tener licencia y acude al programa para que otra vez le permitan seguir sin más. Una radio es un negocio y este señor tiene dos. Creo que es vergonzoso que se le permita mantener la emisora sin licencia y que se le perdonen las multas, según él porque es andaluz y ama mucho a esta tierra. Cualquier autónomo debe estar al día de sus obligaciones fiscales y este señor es un autónomo con dos negocios. Creo que el resto de los trabajadores autónomos de Andalucía, pueden coincidir con él en el amor a esta tierra pero a ninguno les perdonan las deudas. Si el tema está en que tiene mucha información relevante que podría dañar al Gobierno autonómico, me parece indignante que un programa le abrá sus puertas para realizar un chantaje televisivo. Si tiene información, que la cuente y así nos enteramos todos. Esa noche lo que hizo es dejar al pueblo andaluz, al que dice que tanto ama, a la altura de una zapatilla.

Más artículos en

http://www.fatiguitasdecai.es


Sobre esta noticia

Autor:
Lola Duque (130 noticias)
Visitas:
2407
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.