Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chema Gil escriba una noticia?

Antena 3, paradigma de la manipulación; El País de responsabilidad

03/02/2011 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ayer dábamos a conocer como se había manipulado en Antena 3 la información del conflcito de El Aaiun, mezclando sucesos de Casablanca de meses antes. Antena 3 va a ser demandada. Pero veamos como, frente a un intento de manipulación respondió El País, ejemplo de responsabilidad

Entre el pasado mes de noviembre y diciembre, cuando se registraban los conflictos en los campamentos de protesta cercanos a El Aaiun, en los que se infiltraron elementos cercanos al Polisario, y los actos de violencia en las protestas de la referida ciudad, los medios de comunicación españoles cometieron dos actos de manipulación informativa que han sido denunciados, incluso por organismos internacionales.

El primero de los hechos denunciables desde el punto de vista deontológico fue la publicación, sin contrastar la veracidad de la conexión de una imagen (con dos niños de corta edad, mal heridos) con noticias sobre una supuesta represión brutal de la Policía Marroquí en El Aaiun.

Las agencias que distribuyeron tal foto, y especialmente El Pais, comprobado que se trataba de una ‘intoxicación informativa’ reaccionó adecuadamente: Así el día 12 de Noviembre de 2010 titulaba, con gran alarde tipográfico, que “ Una foto de Gaza de 2006, publicada como si fuera del

Sáhara”. En el subtítulo indicaba que “Medios Española, entre ellos EL PAIS, reproducen por error la imagen de unas víctimas palestinas como si fueran saharauis”.

En el cuerpo de la información se dice lo siguiente:

La imagen no era del Sáhara, ni siquiera de estos días. El 21 de Junio de 2006, un misil israelí golpeaba una casa en la Franja de Gaza, con el resultado de una mujer muerta y varios heridos, entre ellos, dos pequeños niños que fueron atendidos en un hospital de la zona. Y es a ese momento al que corresponde la imagen que por error han publicado hoy los principales medios españoles. Su autor fue Ibraheem Abu Mustafa y ese mismo día 21 de junio de 2006 la distribuyó la agencia Reuters”.

El Pais, el diario más importante de España y uno de los más destacados del mundo, continuaba su información al respecto señalando que “Varios lectores han puesto sobre aviso a esta redacción, que en ese mismo momento ha comprobado a través de los archivos de las distintas agencias que se trataba de una fotografía de 2006. La guerra de propaganda a través de las imágenes es muy habitual en los conflictos, y también el uso de los niños como víctimas. El PAÍS asume la responsabilidad de haber publicado la foto sin haber comprobado su autenticidad y pide disculpas por ello. La Agencia EFE también ha emitido una nota de rectificación por el error”.

“La agencia de noticias oficial de Marruecos –sigue diciendo la información- recoge a estas horas el error de los medios españoles. El Ministerio de Comunicación de Rabat, explica la agencia MAP (Maghreb Arabe Press), denunca ‘las prácticas animosas y de falsificación de hechos, así como de las derivas en las que han caído corresponsales de la prensa española sobre Marruecos en su cobertura de los actos de violencia y vandalismo cometidos en El aaiun”.

El mismo periódico, en la edición del día siguiente publicaba la misma foto de los niños palestinos, inserta en una información antetitulada “El Conflicto del Sáhara”. El Titular principal era ‘Guerra de propaganda’, el cuerpo del texto principal de la noticia decía:

“La fotografía publicada en la edición del jueves, en la página 5 de esta sección y reproducida en esta información no corresponde a niños saharauis heridos que están siendo atendidos en un hospital de El Aaiun, como rezaba el pie de foto, sino a niños palestinos malheridos en un centro sanitario de Gaza”. “EL PAIS –continua diciendo el texto- asume la responsabilidad de haber publicado la imagen sin haber comprobado su autenticidad y pide disculpas por ello a sus lectores. Varios de ellos fueron quienes pusieron sobre aviso a esta redacción. Su advertencia permitió comprobar a través de los archivos de las disntintas agencias que se trataba de una fotografía antigua”.

NOTA IMPORTANTE PARA SEÑALAR EL INICIO DE LA MANIPULACIÓN DE LOS HECHOS DESCRITOS HASTA AHORA:

El diario EL PAIS en su información del día 13 de noviembre, pone de manifiesto lo siguiente “LA IMAGEN FUE DISTRIBUIDA POR VARIAS PERSONAS AFINES AL FRENTE POLISARIO Y NO

FUE LA ÚNICA QUE RESULTÓ FALSA. Fue a su vez redistribuida por la agencia EFE y publicada también en medios como ABC, EL MUNDO Y LA VANGUARDIA”.

La Agencia de Noticias española también emitió una nota de rectificación y que la imagen fue extraída de la página web Saharathawara.com, que reúne a varios colectivos de apoyo al Frente Polisario.

OBSERVACIONES TECNICAS SOBRE LOS HECHOS ANALIZADOS HASTA EL MOMENTO:

Se pone de manifiesto, en primer lugar, que –tal y como reconoce El País- se ha intentado una manipulación informativa respecto al conflicto sobre el Aaiun y para dar apariencia de gravedad respecto de las informaciones procedentes por elementos vinculados al Frente POLISARIO no se ha dudado en la utilización de imágenes, apareciendo en las mismas niños heridos, imágenes que en realidad se corresponde con el conflicto palestino-israelí.

Destacar la sintonía del referido diario que, incluso tuvo conocimiento de tal manipulación por sus propios lectores, y que reaccionó de inmediato en la comprobación de la imagen, que fue reiterada de inmediato y que por dos días seguidos pidió disculpas, a sus propios lectores y a aquellos que pudieran resultar perjudicados por un engaño al que fueron inducidos por fuentes vinculadas al Frente Polisario, uno de los actores en el conflicto.

Por la manipulación del Frente Polisario la prensa Española se ha llevado los varapalos de la Federación Internacional de Periodistas y de la Unión Internacional de Periodistas Árabes

Por nuestra parte, como analistas de los hechos que se nos someten a valoración hemos de señalar, que atendiendo a las condiciones de inmediatez en las que los medios de comunicación hoy trabajan, es fácil que se produzca un error de este calibre, máxime si uno de los actores del conflicto es quien facilita una imagen que en modo alguno tiene conexión con los hechos de los que se pretende informar.

Tanto la legislación española aplicable al derecho a la información como la reiterada jurisprudencia en este sentido viene a coincidir en que el derecho a la información tiene primacía sobre el derecho a la protección de la imagen, el honor y la privacidad, siempre que de la ponderación de los mismos, pueda advertirse que a favor del derecho a la información los hechos sean de interés público, que sean veraces y que en todo caso, el autor de la información pueda probar haber realizado un trabajo competente, eficaz, en cuanto a la verificación de los hechos. Este trabajo debe ser tanto más cuidadoso, especialmente, cuando en aplicación del Artículo 20 de la Constitución Española, existe el derecho al secreto profesional. Si el periodista no descubre su fuente, y sin mayor ejercicio de contraste publica la información facilitada, asume la autoría de la misma. Así pues, aunque puede ser criticable la edición de tal imagen en un primer momento, el competente trabajo realizado y la rapidez con la que actuó el medio, así como su asunción de responsabilidad y su petición de disculpas. Creemos que equilibra toda la situación. Otro aspecto a valorar sería la utilización del rostro de los menores que aparecen en la imagen:

Nuestra Legislación señala que “los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos”. Y en el artículo 20.4 establece una limitación a la libertad de expresión cuando entra en colisión con otros derechos como los relativos al honor, a la intimidad y a la propia imagen o a la protección de la juventud y de la infancia.

De este mandato derivan las diferentes legislaciones específicas sobre la protección del menor existentes en España. También orienta la defensa de los menores en sus relaciones con los medios de comunicación, que hasta el momento se ha desarrollado fundamentalmente en el ámbito audiovisual y, más concretamente, en el ámbito televisivo.

La Ley 4/80, de 10 de enero, del Estatuto de la Radio y la Televisión, ya recoge entre sus principios generales de programación (art. 4º.e) “la protección y promoción de la juventud y de la infancia”. Este principio se mantiene en la norma reguladora del tercer canal (Ley 46/1983), de la televisión privada (Ley 10/88), de la televisión local, de la televisión por satélite (Ley 37/1995) y de la televisión por cable (Ley 41/1995) y, más recientemente, en la normativa sobre televisión digital terrestre (véase el Real Decreto 2169/1998, de 9 de octubre, que aprueba el Plan Técnico Nacional de TDT).

Asimismo, la protección de los menores en relación a la televisión queda armonizada a nivel europeo por la Ley 25/94, modificada por la Ley 22/99, que incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 89/552/CEE sobre coordinación de disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los estados miembros relativas al ejercicio de actividades de radiodifusión televisiva (conocida como la Directiva de la Televisión sin Fronteras).

De estos aspectos más generales debemos aterrizar sobre algunas normativas que atañen al uso de imágenes de los niños en el medio televisivo, teniendo en cuenta que se extiende al uso de la imagen de menores en otros medios. En este sentido la Directiva de la Televisión sin Fronteras, que afecta a España, añade la Ley 34/1988. Un aspecto que, aunque referido a la publicidad, debiera ser tenido en cuenta –según nuestro parecer- de forma análoga al uso publicitario en el uso informativo especialmente en lo que la citada directiva europea cita:

* No podrá, sin un motivo justificado, presentar a los niños en situaciones peligrosas.

En cualquier caso y no existiendo autorización por un menor –tenido legalmente por capaz para ello- y sin contar con la autorización expresa de los padres se vulneraría:

el artículo 26 de la Constitución española, así como de la Ley 1/1982 de Protección del Honor, la Intimidad y la Propia Imagen, y de la Ley 1/1996 de Protección del Menor (Artículo 4. Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen).

La publicación de fotografías de menores pasa en primer lugar por el consentimiento del niño cuando éste tiene capacidad para otorgarlo (lo que según el Tribunal Supremo sucede en líneas generales a partir de los catorce años) y si no la tiene, la autorización de sus padres o tutores legales.

Publicar sea en papel o en una página web en Internet implica las mismas leyes a estos efectos y no quedan desprotegidos los derechos de menores extranjeros cuyas imágenes sean empleadas en nuestro país. El uso para el que se autorice debe respetarse estrictamente.

(La 1ª acepción de Publicar según la RAE es “Hacer notorio o patente, por televisión, radio, periódicos o por otros medios, algo que se quiere hacer llegar a noticia de todos.”).

Atendiendo a las propias explicaciones facilitadas por el DIARIO EL PAIS, bien sus fuentes, si son identificadas, o bien el periódico pueden ser sujetos pasivos de las acciones civiles que en derecho pudieran corresponder en defensa de los menores y así lo entendieran sus padres. Pues, además, la imagen, captada en un conflicto concreto y determinado, situado a miles de kilómetros de distancia, son utilizadas torticeramente por ‘FUENTES VINCULADAS AL FRENTE POLISARIO’ para favorecer un estado de opinión en la Sociedad española, mediante el uso falaz de unas imágenes vinculadas a informaciones o textos que –tras todo lo expuesto- deben ser puesto muy en tela de juicio.


Sobre esta noticia

Autor:
Chema Gil (195 noticias)
Visitas:
5787
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.