Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Invermania escriba una noticia?

Argentina cañí

05/05/2009 22:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

O de cómo España se transforma en lo que no debe ser...

No nos cansaremos de ser martillo pilón, en la medida en que podemos, de los dislates, incompetencia e irresponsabilidad -los dos últimos vocablos en el peor sentido- de este gobierno, causante de la recesión que atraviesa España (y no nos engañemos, que en Alemania o Francia o en EE.UU no es lo mismo que aquí).

Visto que la sociedad no se mueve ni por la defensa de sus principios -ahora perdidos y ya irrecuperables, por ahora- y que tampoco se mueve ni por la defensa de sus intereses -hasta que los abuelitos vean mermada su pensión, toquemos la notable cifra de 6 mlls de parados, nos quedemos sin nuestros ahorros por la ausencia de depósitos bastantes en el FGD -qué ironía- o sencillamente tengamos una hiperdeflacción o hiperinflacción incontrolable, que todo puede ser-, hay que ser riguroso y retratar a esta argentinización española.

Nada es gratis, y en economía menos, así que vamos a exponer las equivocaciones maestras de este gobierno diseñado, verdaderamente, por l’enemi:

1º.- Déficit y deuda no son importantes…

Mucho más de lo que nos pensamos, hasta el punto que condicionan el futuro económico de décadas.

Las inyecciones de gasto público que hacen pasar de un año para otro del superávit al déficit más horrendo, no sólo no han servido para nada -salvo para forrar a la casta política y a sus amigos-, sino que además, los programas públicos son insostenibles, y más cuando con recursos limitados se pretende imponer ideología sobre economía.

2º.- El efecto expulsión no importa…

Claro que importa, y mucho. Si pretendemos financiar gasto público con deuda o con medidas fiscales, increntando impuestos e incrementando la presión, el problema de la ecuación restricción del crédito-contracción de liquidez, sencillamente se agrava. Ya lo padecemos de forma estrepitosamente agravada…

3º.- El endeudamiento del sector público hará reactivarse la economía…

Pues no, y otra vez no. J… si es que estos caraduras (no son lelos, son mala gente) además lo saben. Saben que cuanto más ineficiente y cuanto más endeudado esté ese puñetero sector, lastrará más la economía, no generá riqueza y por tanto, nos empobrecerá aún más a todos.

4º.- El déficit público actual y venidero (más salvaje aún) es financiable…

Claro, y también son financiables las clases de canto de Sonsoles o los tangas de la Bruni, pero seamos serios…¿alguien de fuera querrá invertir aquí?. No. La suma del endeudamiento público y privado en España es inasumible, por eso, ya se cuidarán los de fuera de pisar por aquí, que el riesgo-país si bien es alto, más tarde lo será aún más, y para muestra las penosas evoluciones de trimestres anteriores. Y si además el sector público no genera recursos, el privado tampoco y la deuda se incrementa ¿quién va a querer meter un sólo céntimo de dólar aquí?. Nadie en su sano juicio. Y menos sin haber visto fondo, que no se le verá que está tan abajo que nos parece muy lejano.

5º.- La UE es un paragüas maravilloso…

Lo fue, pero ya no lo es. Veamos, no podemos devaluar moneda, tampoco podemos volver a la peseta -hasta que nos echen que no estamos lejos- porque carecemos de soberanía monetaria y de incapacidad para imponer políticas monetarias expansivas que se ¿deben acompañar de un riguroso control presupuestario? (pues sí, pero estos lerdos no lo ven).

Pues bien, todos estos “axiomas” de la progresía más choricera o “dogmas de fe” del más cutre radicalismo social ¿demócrata? (nunca lo han sido en España y si lo parecen es sólo para eso, aunque les joroba un mucho) son los que circulaban en la Argentina del corralito, de la hiperinflacción, del endeudamiento infinito que pedía y pedía para encender la hoguera, sin darse cuenta que si no hay consistencia, si no hay palitos y troncos como Dios manda, la hoguera prende pero dura, o sea, el calor del instante para dar paso a la gelidez ambiental más cruda.

Esperemos y veamos, pero al menos creemos cumplir con nuestro deber de retratar lo que muchos no quieren ni ver.

De todas formas, compartan o no éste artículo ¿donde prefieren que esté su pasta?: ¿en sus bolsillos o en deuda pública española?.

Y por cierto, si algo no lo comparten, pues para eso están los comentarios, que no son censurados (siempre que no se fundamenten en el mal gusto)

Buen trading.


Sobre esta noticia

Autor:
Invermania (6 noticias)
Visitas:
597
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.