Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Golem escriba una noticia?

Arquitectura tradicional: hórreos y paneras

05/08/2010 17:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

EN mi estancia estival en Asturias me dediqué un día a dar una vuelta por un par de pueblos conocidos por sus hórreos. Los de aquí ya lo sabrán pero para el resto comentaré que el hórreo es una construcción de madera típica del Norte de España y Portugal, cambiante de formas y de nombres según la zona donde esté.

El hórreo es una construcción de planta cuadrada, hecha de madera y levantada del suelo por pegoyos (pilares) de madera o piedra. Su función fue la de servir de granero, aunque cabía en ellos desde el maíz (colgando antes de ganchos en el exterior) hasta los productos de la matanza del cerdo, pasando por las patatas, habas (fabes) o cualquier otra cosa que tuviera que mantenerse fresca y fuera del alcance de ratones y demás gente de mal vivir. Abajo les pongo una foto ilustrativa.

image Hórreo en Sietes (Villaviciosa), pinchar encima para ampliar. Arriba pueden ver bastante claramente la forma de construcción: cuatro pegoyos, en este caso de madera, sobre los que se ponen lajas de piedra (muelas), cuadradas o circulares, que impiden que suban los ratones. Fíjense que al ser estos pegoyos de madera no se apoyan sobre la tierra sino sobre grandes piedras llamadas pilpayos que los aislan de la humedad y dificultan que la madera se pudra.

Sobre elas muelas se acomodan cuatro grandes vigas o trabes formando el cuadro. En este caso concreto, existe una viga intermedia llamada sobigañu sostenida por un quinto pegoyu central.

Por encima de esta estructura aparece la llamada colondra o cuerpo del hórreo, cuya planta cuadrada está cerrada por paredes hechas de anchas tablas llamadas cureñes. Las piezas de las esquinas tienen nombe propio, engüelgo, y en los hórreos antiguos están talladas en L en una sola pieza.

El suelo se construye con gruesas tablas llamadas pontes o sollas.que se apoyan en el sobigañu.

Cerrando la parte superior se contruye otro cuadro formado por linios, una réplica de los trabes aunque suelen ser algo más delgados ya que tienen que soportar menos peso. Los linios tienen una ranura en su parte inferior donde encajan cureñes y engüelgos, repartiendo el peso por toda la estructura.

El tejado se construye mediante viguetas en cruz sobre las que se asientan les tiyeres, a modo de vigas inclinadas para dar caída al tejado de cuatro aguas. La cubierta puede ser de teja, como aquí, o de pizarra en la zona occidental y en este caso los aleros se sostienen con ayuda de unos puntales llamados tentemozos.

En el lado más visible hay una puerta pero la escalera o subidoria ha desaparecido. Se hacía de piedra y nunca llegaba al hórreo sino que se dejaba un amplio hueco para dificultar la subida de los bichos. La tabla que se ve sujeta por unas L de madera (gavitu) se llama talamera y está ahí para facilitar la subida y la bajada desde la escalera.

image Escalera de piedra en una panera de Espinaredo (Piloña). Las dos puertas indican que la propiedad era compartida. El interior está tabicado con varas de avellano trenzadas. image Puerta tallada en un hórreo de Espinaredo

Los hórreos mostrados aquí son antiguos y sencillos. Los hay con corredores (ver abajo) dando la vuelta completa, a veces cerrados en un lateral mediante tablas (mandil) para proteger de la lluvia. Los hay decorados y pintados aunque casi siempre el tiempo ha hecho estragos en las maderas originales. Hay paneras, variantes con seis. ocho o más pegoyos y que pueden alcanzar dimensiones bastante respetables.

image Corredor en un hórreo de Sietes image La ventilación se facilitaba con orificios en les colondres, muchas veces en formas decorativas

Lamentablemente, la conservación de estas construcciones es precaria incluso en pueblos donde se han hecho restauraciones en las últimas décadas. El deterioro y el abandono son muchas veces evidentes, así como la falta de interés al convertir el espacio inferior en zonas de desguace. Desconozco las actuaciones de la administración al respecto pero es claro que hace falta mucho más esfuerzo por parte de todos.


Sobre esta noticia

Autor:
Golem (219 noticias)
Fuente:
golemp.blogspot.com
Visitas:
4479
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.