Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

Arriba el telón…

19/08/2016 01:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Comienza la función. Cada protagonista munido de su guion se sitúa en el lugar más conveniente para llevar adelante la representación pre diseñada y adaptada a efectos de “engañar” a la opinión pública

En lugar de ser protagonistas absolutos de la historia, de nuestras vidas, nos vemos postergados a un humillante papel secundario… La “clase” política lo sabe, pero sabe también que al situarse ellos en el estrellato automáticamente el resto asume un papel secundario, un “figurante” a quien utiliza mientras sea necesario para luego descartarlo,  anulado e inutilizado. Es algo así como cuando vamos a un gran mercado y vemos la cantidad de “productos” que están esperando que nosotros les dediquemos atención y los elijamos. Adquirimos entonces la mayor cantidad posible de frutas con burdas promesas de mantenerlas limpias, lustrosas… pero una vez en nuestro cesto se acabó el coqueteo, exprimimos, sacamos el mayor zumo posible y los votamos a la basura. Así una vez cada cuatro años, salvo excepciones como en esta oportunidad que ya hemos sufragado dos veces. El saber popular reza que no hay dos sin tres… ¿será verdad?

A diario apenas encender el televisor, sintonizar la radio o simplemente coger el periódico estamos recibiendo un verdadero bombardeo de mentiras y/o verdades a medias... ¿Porque y para qué? ¿Con que objetivo? Lisa y llanamente para infiltrar en nuestra mente lo que ellos realmente desean y para inducirnos a que hagamos y pensemos de la forma más conveniente para sus propósitos...

¿Qué esperan exactamente de nosotros? Nuestro beneplácito, que sean ovacionados por tan loables fines o intenciones… Promesas vanas e inútiles que tras obtener sus propósitos se diluyen en el aire tornándose invisibles. Utilizan la especulación, se valen de los medios de comunicación, y de las ilusiones de las personas. Podríamos decir que representan un asqueroso papel de “científicos locos y maquiavélicos” cuyo único fin es dominar a los espectadores, es decir a la ciudadanía.

Son mentirosos y manipuladores natos carente de la esencia humana y de la humanidad. El poder los corrompe de tal manera que se transforman en seres despiadados, sin principios ni moral, sin ética ni empatía por nada que no sea beneficioso para sí o para su “elite”

Esta representación a la que estamos asistiendo como meros espectadores, ni siquiera como actores secundarios se titula “Envestidura de gobierno”

Estamos siendo testigos de una mala obra montada con el único objetivo de desviar la atención de la ciudadanía de lo que verdaderamente importa. “El destino de todo un país”. Se están jugando tras bambalinas una suerte de juegos macabros, donde sobre la mesa lejos de estar los INTERESES de los ciudadanos, priman los intereses personales, ambiciones y codicias de determinados “personajes” Las apuestan son muy fuertes y reciben presiones desde fuera destinadas a encauzar tales “negociaciones” por senderos NON SANTOS

Un cumulo de posibilidades se abre como un vasto abanico de posibles opciones, todas meras especulaciones que desgastan a la opinión pública. Si dejamos de permitir que nos seduzcan con falsa hipótesis, con veladas amenazas, con infundados temores y logramos poner en claro nuestras ideas podemos hacer un examen mucho más concienzudo y por ende más productivo de la situación real que atraviesa el país y en la que estamos inmersos cada uno de nosotros.

Mienten cuando el partido del gobierno en funciones asegura haber ganado las elecciones, cualquier ciudadano en uso de sus facultades puede preguntarles: Si habéis ganado las elecciones ¿qué es lo que les impide formar gobierno y gobernar? Conclusión: NO HAN GANADO LAS ELECCIONES. Si es de justicia decir que ha sido el partido más votado, pero… Pero han sido 7.906.185 lo que es igual a un tercio de los habilitados a votar que han votado al PP, lejos están de ser mayoría.

Y este fenómeno se debe a que hubo 10.435.955 de ABSTENCIONES. El total de votantes del 26J fue de 24.161.093, lo que representa un 69, 94 % de la población habilitada para sufragar. Claramente no hay ni vencidos ni vencedores. Pero si hay una corriente de 16.254.908 de personas que acudieron a las urnas y que eligieron OTRAS OPCIONES  que les han parecido mejores o que les merecen más confianza. Son ni más ni menos que dos tercios de la población que ha dicho alto y claro: “NO MAS GOBIERNO DEL PP. NO MAS RAJOY EN NUESTRAS VIDAS COTIDIANAS”.

Este gran porcentaje de la población del país, sumados a los más de 10 millones que se han abstenido supone una mayoría que NO desea el mismo gobierno que los condujo por el camino de la amargura. La conclusión es que la MAYORIA de la gente de este país NO está de acuerdo con el continuismo, con los recortes con la precariedad, con la miseria, con el hambre que ha sembrado este gobierno “en funciones” injusto e insolidario.

La mayoría de la gente ha apostado por un CAMBIO, A grandes males grandes remedios… El remedio que necesita nuestra maltrecha sociedad es un gran CAMBIO encarado a, por y para la sociedad, para TODA  la sociedad. La derecha rancia y vetusta lo sabe, pero no se permite siquiera admitir su derrota, porque eso supondría dejar sus cómodos sillones, sus sueldos millonarios, sus lujos y su enriquecimiento, muchas veces ilícito.

La mayoría de las personas ha utilizado su inteligencia para darse cuenta y asumir que no es posible seguir por este escabroso camino que solo puede llevarnos a las puertas del mismo infierno. Más recortes, supondrá una caótica situación que es imprescindible evitar a no ser que deseemos ser una segunda Venezuela… ¡Sí! Una segunda Venezuela pero en este hipotético caso gobernada por la derecha más rancia e insolidaria que ha volteado la cabeza a la precariedad y la miseria en la que viven millones de personas. Una derecha que como es su costumbre solo gobiernó para sí y para los suyos, La derecha jamás gobierna para los trabajadores por eso resulta irónico que existan trabajadores que les confíen su voto. ¿Quién vota el PP? Pensionistas y jubilados que apuestan por sus pensiones seguras… No tan seguras ahora tras el saqueo de los fondos de pensiones que han menguado su contenido haciéndolas peligrar y cubrir hasta el 2018.

Votan al PP todo el colectivo de empresarios, ricos, acomodados, poderosos que lo sostienen y apadrinan, todos ellos personas válidas y habilitadas pero despojadas de humanidad, solidaridad y empatía. Su único dios lo supone  EL DINERO, la acumulación de riqueza a costa del sacrificio y la sangría de los trabajadores.

Votan al PP quienes se lucran de sus gobiernos incrementando sus beneficios amparados en la “legalidad” de subvenciones o tráfico de influencias que los beneficia.

Votan al PP los “fans” incondicionales de un pasado oscuro y opaco que es mejor olvidar que recordar y éstos son los mismos que se encargan de emponzoñar al resto para procrear más adeptos a un régimen que duerme en los albores de la historia y en los museos. Un pasado que trajo consigo mucho dolor, muerte y tristeza… pero que es pasado y éste jamás regresa.

NO le demos el gusto al PP de ir a unas terceras elecciones, están ansiosos de ellas para instaurar la bandera del capitalismo y la precariedad por 4 años más

Los trabajadores que votan al PP son aquellos que tienen un buen empleo, que poseen un techo, que sus hijos pueden estudiar y pagarles sus estudios y que pueden permitirse el lujo de costearse la sanidad privada. Este grupo de personas que solo piensan en sí mismas y en su propio bienestar, están en las filas de la derecha, pero este es el fiel reflejo del resultado electoral… NO SON MAYORIA en absoluto.

Quienes han dicho de forma alta y clara NO mas PP, no más Rajoy, no más corrupción, no más intemperancia ni injusticia social, son más de 16 millones cuyas familias han sido mancilladas y escarnecidas por una legislatura a todas luces injusta…

¿Justicia? Hermosa palabra que también ha sido manchada por las fauces de la derecha cuyo largo brazo ha alcanzado para paralizarla, para mancillarla y manipularla. Todo ello para encubrir un secreto a voces “LA CORRUPCION” que parece estar engarzada en el partido de gobierno y en sus miembros. No pasa un solo día sin que salga a luz algún caso “AISLADO”  de corrupción. Exactamente la cifra ronda los 126 casos de corrupción en los que esta involucrados el PP, sin olvidar que es un partido que está PROCESADO por destruir pruebas con alevosía, e imputado por financiación ilegal. La gran interrogantes es: Un partido político imputado y procesado ¿Puede acceder a gobernar un país? ¿Qué carta de presentación puede tener un gobierno cuyos integrantes engrosan las listas de investigados en los diferentes juagados de la geografía española? Se me ocurre otra pregunta ¿No debería estar INHABILITADO o proscrito este partido por estar inmerso en diferentes “delitos”?

Con 1900 imputados en el país en casi 130 casos de corrupción y de los cuales solo 170 están condenados… ¿Qué imagen estamos brindando en el exterior? ¿Resulta fiable un país marcado a fuego por la corrupción? La fiebre por continuar en el poder está instando al PP a perseguir una aprobación que no acaba de llegar. Cualquier apoyo que reciba, sabe a ciencia cierta que recibirá la crítica de un pueblo que es la única víctima de la peor gestión de gobierno de la historia democrática del país y que sufre la sangría desbastadora de una crisis que se ha cobrado demasiadas vidas…

La dignidad de la que parece carecer el presidente en funciones lo lleva a mendigar un pacto como sea, más que una negociación en toda regla, parece una gran subasta, donde se prometen concesiones a diestra y siniestra con tal de sumar escaños. ¿Alguien que oferte más?

Finalmente y tras un interminable compás de espera el Sr. Presidente en funciones ha creído oportuno agendar la sección de investidura para el próximo 30 de agosto ¿Logrará su pretensión de continuar en el gobierno por otros 4 interminables años? O podemos aspirar a que prime la coherencia, la sensatez y le empatía…

Somos testigos de una “negociación” entre C´s y PP donde 6 puntos suponen un cambio de un NO largamente proclamado a los cuatro vientos y un posible SI al partido objeto de acusadas criticas debido a la corrupción. Esto demuestra una vez más el protagonismo que la hipocresía supone para la política y los políticos. Aquí no pesa la situación que vive la mayoría de la ciudadanía, porque a la derecha no le interesa, siempre ha sido así y eso no cambiara. La derecha comparte una estrecha “hermandad” de sangre con el capitalismo, con los grandes grupos financieros, holdings, banqueros, poderosos empresarios… Su religión es gobernar para ellos y su fe la supone atesorar riquezas.

Muchos se preguntan y no sin razón precisamente, si esta próxima investidura no es más que una representación más  protagonizada por la derecha rancia de este país o si el gobierno en funciones apuesta fuertemente a unas terceras elecciones para el 25 de diciembre… ¿Por qué el día de Navidad? Porque el voto no es obligatorio, el cansancio y el hastío  de un año de frustradas investiduras y la inexistencia de acuerdos llevaran al electorado a abstenerse de votar. Si el 26J hubieron más de diez millones de ciudadanos que prefirieron obviar su responsabilidad cívica de votar ¿Cuántos se sumaran a esa corriente el 25 de diciembre, fecha por demás significativa? Demasiadas personas de vacaciones de invierno y un día donde nadie sale del entorno familiar, EXCEPTO los votantes del PP. Rajoy lo sabe y apuesta a ganar y a tener mayoría, a él no le importa el alto coste que unas nuevas elecciones supone para los presupuestos del Estado, como tampoco le importa el daño que su capricho pueda hacerle al país. Al PP lo único que le importa es repetir gobierno aunque esto suponga deponer el orgullo, la soberbia, la petulancia y la dignidad…

Sus afiladas tijeras están listas para el ataque y con ellas además  de la precariedad que vaticinan, seguramente llegaran acompañadas de los suculentos 3% a los que están habituados.

Mentiras, mentiras y más mentiras… esa es la plaga que nos asola, asistidos por los incondicionales medios de comunicación que se prestan a su juego. ¿Sera posible que los partidos a quienes corresponden responder con coherencia y responsabilidad por el bienestar de la mayoría de las personas, asuman su papel y dejen de pensar en conveniencias e intereses personales e individuales…? Por el bienestar de todos y por el futuro sería deseable que así fuera y que quienes han cometido graves delitos como corrupción, fraude, malversación, tráfico de influencias, prevaricación, etc. etc. sean INHABILITADOS por la ciudadanía, en la figura de los partidos políticos a los que les ha entregado su voto su confianza y su futuro, dado que legislativamente aparentemente no es posible hacerlo…

No solo es hora de reflexión por parte de los representantes políticos, sino que es hora de propiciar un cambio y con él comenzar a escribir una nueva etapa en la historia de un país que se encuentra bajo cero en DD.HH, precariedad, miseria, hambre, educación, cultura, sanidad… Un país que no avanzara mientras el desempleo siga instalado en la sociedad, la precariedad laboral y salarial sea quien domine el mercado laboral y el exterminio de derechos fundamentales sean el baluarte del gobierno de turno.

La recuperación no existirá mientras existan los altos índices de desempleo. MENTIRA es que haya bajado… En temporadas estivales o campañas de Navidad, hay más afiliados a la Seguridad social, porque sus protagonistas acceden a empleos precarios, temporales y miserables, empleos que tienen un comienzo y un final… Empleos que acabada esta temporada los índices de desempleo vuelven a subir como la espuma. Esto es así y siempre ha sido así, salvo porque la precariedad instaurada por la reforma laboral del PP ha fomentado la nueva  esclavitud del siglo XXI.

No queremos más mentiras, como no queremos seguir pagando facturas de deudas que no nos consultaron. Juan Pueblo está harto de la sangría indecente de la que es objeto.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
1413
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.