Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Culturadesevilla escriba una noticia?

Arte en la calle: Busto de Pedro I de Castilla

20/10/2010 18:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

.

La calle Cabeza del Rey don Pedro toma su nombre del busto que decora una hornacina de la fachada número 30. En concreto, la figura representa al rey Pedro I de Castilla (1334 - 1369) y tiene una curiosa leyenda que más de uno recordará de cuando era pequeño..

.Cierta noche en la que el rey deambulaba por las calles de incógnito, se encontró con el hijo del Conde de Niebla, miembro de la poderosa familia de los Guzmanes que trataban de arrebatarle el trono. La discusión se fue acalorando hasta que desenvainaron sus espadas y se enzarzaron en una lucha que culminó con la muerte del noble a manos del rey. Al día siguiente, la noticia corrió como la pólvora y los Guzmanes se presentaron en el Alcázar exigiendo justicia. Pedro I sentenció que haría exhibir la cabeza del asesino en el lugar de la muerte... cuando se supiese quién había sido. El único testigo del crimen resultó ser una anciana que fue llevada hasta el rey. Al principio se negó a contar lo que había visto y oído por miedo a las consecuencias de acusar al mismísimo rey, pero finalmente le susurró al oído al monarca el nombre del asesino. La pobre anciana reconoció en la oscuridad de la noche el característico ruido que hacían las articulaciones del monarca mientras se alejaba de la escena del crimen. Por todos era conocido que el rey había sufrido una enfermedad durante su infancia cuya secuela había sido precisamente ese quejido de sus articulaciones al moverse.

. .

Pedro I no faltó a su palabra y ordenó colocar una caja de madera en cuyo interior se encontraba la efigie del asesino en el lugar del crimen. La hornacina donde se puso se cerró con una reja para que nadie pudiera abrirla nunca. Pero la gente es curiosa y el rey no duró eternamente. Tras su muerte, la caja fue abierta asomando, para sorpresa de todos, el busto del Rey. La actual hornacina con su busto datan de principios del siglo XVII y sustituyen a otros más antiguos..


Sobre esta noticia

Autor:
Culturadesevilla (1728 noticias)
Fuente:
culturadesevilla.blogspot.com
Visitas:
742
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.