Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Málaga Toro escriba una noticia?

Arte, jarte, harte, artistas y corridas sin sangre. Por Enrique Martín

04/09/2013 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

"Aquella barbaridad de don Bull, lo de las velcrocorridas, parece más próximo y con más seguidores de lo que se podía uno imaginar" "Arte, jarte, harte, artistas y corridas sin sangre". Por Enrique Martín

Más sobre

"...Me imagino un día de carnaval taurómaco de estos en el que empezaremos comprando el periódico para ver las últimas novedades antes del show, pero ¡ah, sorpresa! sólo podemos leer los anuncios, pues esos sí que son arte y no las noticias y editoriales. Bueno, no pasa nada, tampoco habrá sucedido nada que resaltar. Nos disponemos a desayunar. Entramos en un bar y pedimos un café solo con un donut. Pero, ¿qué es esto? un tazón de agua hirviendo y un montón de azúcar apelmazada. Te vas mosqueado y te metes en el coche; qué maravilla, con todos los extras, equipo de música de última generación, asientos de piel de marmota californiana con sistema de refrigeración y vibración super sensitive. ¡Vaya! No arranca, miras el motor y ¿el motor? ¡El motor! No hay motor, ni es necesario, relájate y disfruta de todos los magníficos extras que te van a hacer la vida más feliz. Llegas al trabajo y resulta que tu mesa de caoba es tan estrecha que no te cabe ni un lápiz, que por otra parte no escribe, porque no tiene mina, que tampoco necesitas, porque los cuadernos no tienen hojas, el teclado no tiene teclas, el monitor está para enfriar cervezas. Pero, ¿es que nada va a ser como tiene que ser? Pierdes los nervios, vuelves al kiosko, al bar, al concesionario de coches, al responsable de material de la oficina y les gritas, les insultas, les pides explicaciones, al del concesionario casi le arrancas la cabeza, si no es por esas palabras que resuenan a tu espalda de "Vicente que te pierdes". Rellenas hojas de reclamaciones, pones denuncias, vas a la OCU y no consigues nada, porque todo se te ha servido con un mimo extremo, eres dueño de lo mejor que pudiste imaginar, el calor del café, sin café, el dulce sabor con un toque de limón del donut, los anuncios que en si mismos son verdaderas obras de arte moderno, tu coche cómodo como nunca imaginaste, con una línea elegante, aerodinámica, moderna y que desparrama buen gusto. Mira, será mejor que te vayas a los toros. Sale la primera sabandija desmochada, se reboza por la arena, el picador se da una vuelta por el ruedo y toca con el palo sin puya en el lomo del animalito, los banderilleros saltan delante de este con unas escarapelas de colores que le pegan en una especie de albarda de velero, para acabar dando paso a un repertorio de brincos, cucamonas, cánticos populares en unos casos, monólogos histriónico satíricos en otros y hasta duelos de versos alejandrinos jaleados por esa concurrencia festivalera entre las que se incluyen los torillos que marchan en feliz procesión de vuelta a los toriles, dónde serán agasajados con una doble ración de heno y algún azucarillo camuflado, que hay que premiar su colaboración..."

Acceda al artículo original y compártalo


Sobre esta noticia

Autor:
Málaga Toro (548 noticias)
Fuente:
malagatoro.blogspot.com
Visitas:
2626
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.