Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

La asamblea general de Caja Guadalajara aprueba por unanimidad su fusión con Cajasol

08/06/2010 23:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La asamblea general extraordinaria de Caja Guadalajara aprobó hoy por unanimidad su fusión la entidad andaluza Cajasol, ratificando así definitivamente un proceso de integración de ambas cajas por el que la entidad jurídica resultante adoptará el nombre de Monte de Piedad y Caja de Ahorros de San Fernando de Guadalajara, Huelva, Jerez y Sevilla. Utilizará como marca comercial el nombre de Cajasol y tendrá su sede en Sevilla, aunque la marca Caja Guadalajara se mantendrá para llevar a cabo su actuación en todo el territorio de Castilla-La Mancha.

Los acuerdos alcanzados permitirán la incorporación de 14 consejeros de la actual Asamblea General de Caja de Guadalajara a la de Cajasol. Dos de ellos, el actual presidente, José Luis Ros, y el consejero por el grupo de impositores Francisco Orozco, se incorporarán el Consejo de Administración; el primero de ellos en calidad de vicepresidente quinto.

El actual presidente de la Comisión de Control, Jesús Pérez, se incorporará como vocal a su homónima, mientras que el director general, Alejandro García Balcones, entrará a formar parte del Comité de Dirección de Cajasol.

Durante su intervención ante este órgano, el escenario planteado por el presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, ante los consejeros generales de la entidad, tuvo a la crisis financiera mundial y la reestructuración del sistema financiero español como causas principales para que la asamblea general de Caja de Guadalajara adoptara hoy la decisión de fusionarse con Cajasol.

Se remontó Ros a la última asamblea general, hace seis meses, para recordar que informó de los contactos que se estaban manteniendo con la caja sevillana para conseguir un buen acuerdo y cuyas bases esenciales quedaron ratificadas hoy: el mantenimiento de la marca Caja Guadalajara en Castilla-La Mancha; defensa del empleo evitando medidas laborales traumáticas como consecuencia de la fusión, protección económica para los que opten por acogerse a las diversas fórmulas establecidas en el acuerdo laboral para adelantar su salida de la plantilla; y la creación de una Fundación para seguir realizando la labor que desempeñaba la Obra Social en el ámbito de actuación de la Caja.

"Conseguimos con esta decisión que la gran mayoría de nuestros empleados permanezcan en sus puestos, que nuestros clientes obtengan mejores servicios y productos de mayor calidad y que la acción social de la futura Entidad tenga repercusión en nuestro territorio", señaló Ros.

El presidente de la caja alcarreña destacó el trabajo desarrollado en estos seis meses por los consejeros que componen el consejo de administración y la Comisión de Control, ya que "los asuntos que les han sido trasladados, después de los respectivos debates y análisis, han sido adoptados por unanimidad", actitud que ha tenido también su reflejo en el resultado de la votación de la Asamblea General.

COLABORACIÓN

Puso en valor la colaboración y contribución que ha encontrado en todas las instituciones, en los partidos políticos, en las fuerzas sindicales y en los agentes económicos. "Desde el primer momento el presidente de la Junta, José María Barreda; y su vicepresidenta y consejera de Economía, María Luisa Araújo, han apoyado el proceso de fusión desde el convencimiento que se convertirá en un instrumento financiero útil y conveniente para fortalecer y desarrollar los proyectos económicos y empresariales de la región", resaltó.

También tuvo palabras de elogio y reconocimiento hacia la presidenta de la Diputación provincial, María Antonia Pérez León, y el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, en la doble condición que representan al frente de las dos instituciones más importantes de la provincia y de la cúpulas del PSOE y PP, respectivamente.

"En todo momento he encontrado en ellos a dirigentes que han sabido discernir sus respectivos intereses políticos por conseguir un objetivo beneficioso para la provincia, para los empleados y para los clientes de Caja de Guadalajara", argumentó.

EQUIPO DIRECTIVO

El equipo directivo de la Caja ha merecido el reconocimiento de la Presidencia por el trabajo acometido en este semestre donde han compaginado el trabajo diario de sus responsabilidades con el esfuerzo que ha supuesto hacer confluir los procedimientos y estructuras de ambas Cajas.

Hizo extensivo este reconocimiento a toda la plantilla porque "han superado con éxito el plan de negocio de estos meses compatibilizándolo con la incertidumbre de algunas noticias interesadas, encaminadas, en ocasiones, a tratar de hacer fracasar una operación de éxito como la que hemos aprobado hoy. Ellos dan la cara a diario ante nuestra clientela y han superado con éxito la prueba".

Concluyó su intervención con palabras de agradecimiento y felicitación a la Presidencia y Dirección de Cajasol: "hemos encontrado unos aliados generosos y nobles". Destacó la capacidad de liderazgo del presidente de la entidad sevillana, Antonio Pulido y comprometió a que la fusión supondrá un fortalecimiento de Cajasol.

"El balance de Caja de Guadalajara es pequeño en el panorama financiero español, pero nuestra posición privilegiada en el Corredor del Henares y las perspectivas que se nos abren en Castilla-La Mancha, auguran un futuro prometedor para Cajasol", apostilló.

CUENTAS 2009

Previamente a esta convocatoria, se reunió la asamblea general ordinaria de la caja alcarreña, que aprobó las cuentas anuales y los informes de gestión de 2009, la gestión del consejo de administración y la aplicación de resultados. Los consejeros generales aprobaron también la Memoria de la Obra Social de 2009 y el presupuesto de 2010.

"Economías en clara desaceleración y mercados en plena recesión, durante el ejercicio pasado, obligan a mayores dotaciones y, por lo tanto, a un recorte de beneficios, del que naturalmente se resiente la dotación destinada a la Obra Social" explicó Ros en su informe a la Asamblea General. Para el ejercicio de este año, la Obra Social cuenta con un presupuesto de 897.000 euros.

Las caídas del margen de intermediación, la dificultad de diversificación de ingresos a corto plazo y la presión de las dotaciones ha supuesto que el beneficio después de impuestos de la entidad haya sido de 2, 85 millones de euros, según informó el director general, Alejandro García Balcones, a los consejeros generales.

El volumen del balance gestionado por la entidad se incrementó durante el año pasado un 10, 3%, alcanzando a 31 de diciembre de 2009, los 1.751 millones de euros.

Los créditos a clientes en el sector privado aumentaron un 3%, hasta alcanzar los 1.243 millones de euros, lo que denota, a juicio de García Balcones, que "hay un contracción económica muy severa entre particulares y empresas". "La caja sigue apoyando todas las inversiones viables y los proyectos de las familias como refleja el aumento de concesión de créditos durante el pasado año", resaltó.

El control de la morosidad ha sido uno de los esfuerzos que ha fundamentado, durante el ejercicio pasado, el trabajo del equipo directivo. Al cierre del ejercicio la tasa de morosidad de Caja e Guadalajara se situaba en el 4, 49% mientras que el sector cerró con un 4, 90%.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
97
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.