Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

El asombroso retorno de Carmen Aristegui

18/02/2011 18:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A casi dos meses de iniciado el 2011, todo indica que será un año atípico, en donde el cambio y el surgimiento de nuevos paradigmas estarán a la orden del día: el cumplimiento del derecho a la libertad de expresión y de pensamiento, es uno de ellos

<a href="http://www.flickr.com/photos/33613762@N07/3642074604/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/33613762@N07/3642074604/" target="_blank">curtis.kennington</a> via Flickr

A casi dos meses de iniciado el 2011, todo indica que será un año atípico, en donde el cambio y el surgimiento de nuevos paradigmas estarán a la orden del día, llevando como ejemplo de ello la caída de monarquías en el mundo árabe y lo que se creía imposible, el cumplimiento del derecho a la libertad de expresión y pensamiento en México, cuando todo indicaba que el absolutismo presidencialista se saldría con la suya. Una de cal por las que van de arena.

Resulta que Multivisión Comunicaciones, la empresa que el pasado 6 de febrero se abrogó el derecho de coartar la libertad de expresión, finalmente decidió volver sobre sus pasos y reconocer lo justo de los argumentos de Carmen Aristegui, periodista de radio y televisión que se atrevió a preguntar cuál era el estado real de salud de Felipe Calderón, a cuyo cargo se encuentra la institución de donde salieron, lo acepten o no, los primeros obuses del año contra el derecho a disentir y opinar.

Tomada sobre las rodillas, la decisión inicial adoptada por la familia Vargas, seguramente causó gran mella en la imagen pública de la empresa, al menos la suficiente como para que sus directivos finalmente se sentaran a la mesa, para dialogar con la víctima de los intentos de censura presidencial y tomaran la decisión de su retorno, pésele a quien le pese, hecho que, sin duda, es inédito en la relación que hasta la fecha existía entre los medios de comunicación y el gobierno federal.

La presión pública que ejerció la sociedad mexicana en torno a este sonado caso de censura gubernamental, fue vital para que el próximo lunes 21 de febrero, tras dos semanas de ausencia, Carmen Aristegui vuelva a los micrófonos de Multivisión, actitud que deberá marcar un hito en lo que la relación "medios de comunicación-funcionarios públicos", quienes ya deberían de saber y/o entender que el cierre de micrófonos no es una opción.

A una década de iniciado el siglo XXI, las actitudes retrógradas, violatorias además del Artículo Sexto Constitucional, no tienen cabida ni en México ni en el resto del mundo, por lo que el asombroso retorno de Carmen Aristegui viene a poner los puntos sobre las íes en aspectos sobre los que Felipe Calderón y sus asesores discrepan del sentir de buena parte de los mexicanos: que es inalienable el derecho a la libertad de expresión, a pensar diferente y a informarse. Y tienen derecho a discrepar, pero no a censurar.

En defensa de su maltrecho honor, mancillado el tres de febrero en el Congreso de la Unión por Gerardo Fernández Noroña, Jaime Cárdenas y Mario di Constanzo, legisladores del PT, una vez más, Felipe Calderón demostró que en verdad es un hombre de mecha corta, una suerte de "presidente desobediente" incluso de las leyes que juró cumplir y hacer cumplir, de ahí que no deba extrañarnos su carácter explosivo, ese que utilizó durante su campaña como una virtud y no un defecto.

Afortunadamente para México y sus habitantes, gracias a los vientos de cambio que recorren el mundo y al empuje de los usuarios de las redes sociales que forman parte del Internet, se revirtió la actitud censuradora teledirigida desde la Presidencia de Calderón, dejando a Carmen Aristegui de nuevo en su espacio radiofónico y a Multivisión despojada de la sinrazón que la ubicaba como una empresa retrógrada y antidemocrática, una postura insostenible en el globalizado tercer milenio que nos tocó vivir.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
861
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.