Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pistonudos escriba una noticia?

Audi Aicon Concept

10
- +
25/09/2017 20:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todos sabemos que muy difícilmente tendremos la oportunidad de conducir un concept car, y que pocos de ellos pasan a la serie, pero cuando digo que NUNCA tendremos la oportunidad de conducir este Audi Aicon Concept, es porque literalmente, no se ha diseñado para ser conducido. No tiene volante, ni pedales, ni mando alguno que nos permita interactuar con el para conducirlo, y está diseñado para que su "piloto" simplemente le indique el destino al que se quiere dirigir. La conducción autónoma llevada al extremo.

Como soy un tanto escéptico sobre la conducción autónoma a corto plazo, podría elucubrar sobre lo mucho que creo que falta para que veamos un coche sin volante por nuestras carreteras, sobre si en el futuro todos los vehículos serán así, si iremos al trabajo leyendo el periódico -digital, por supuesto- o nos iremos de vacaciones echando una cabezadita... Sinceramente, no lo sé, lo que si sé es que cuando llegue ese día, dejaré de ser un apasionado del automóvil, y los coches se convertirán para mi en un objeto que usaré como el que usa un microondas o un portátil, un objeto que no me despertará pasión alguna.

Pero no todo va a ser negarivo, y es que según Audi, el día en que todos los coches sean autónomos y gracias a la interacción entre todos los vehículos que nos rodeen, la circulación será más fluida, por lo que los atascos serán menos frecuentes y/o importantes. ¡Un mundo sin atascos! Además, los accidentes dejarán de ocurrir, por lo que este Aicon se permite prescindir incluso de cinturones de seguridad...

image

image image

Al margen de su concepto autónomo, el Aicon presenta una arquitectura 100% eléctrica, con la batería situada en el piso y un motor por cada rueda -la filosofía quattro obliga-. Audi anuncia que ambos ejes son similares, de forma que los dos combinan tracción y dirección. Por supuesto, el sistema está controlado por un software que optimiza tanto el par de cada rueda, como el ángulo de giro, e incluso los movimientos de suspensión. La eficacia parece difícil de imaginar... Pero lo que sí puedo imaginarme es el mareo que pillaría en una carretera revirada, al ritmo que parece podría llevar este Aicon, y sin conducir...

Resulta también interesante que al confiar la mayor parte de la frenada a los motores -para recargar baterias-, los frenos tradicionales no necesitan de tanta ventilación, por lo que pueden pasar al centro del coche, permitiendo unas ruedas más aerodinámicas y un mejor comportamiento de las suspensiones, ventajas de la reducción de las masas no suspendidas.

Por lo que respecta a motorización, los cuatro motores suman una potencia máxima de 354 CV y 550 Nm, y gracias a un sistema de alto voltaje de 800 voltios, el conjunto de baterías de carcasa sólida -parece el el futuro próximo de las baterías- del Aicon permitiría una autonomía de entre 700 y 800 km, y podría cargarse al 80% en menos de 30 minutos, eso sí, a un ritmo endiablado.

Más sobre

image

El diseño en forma de gran coupé 2+2 de 4.444 mm de longitud y 2.100 mm de ancho parece cualquier cosa menos lógico, y permitidme que dude mucho que haya muchos coches así en el futuro, pero la arquitectura tan desahogada ha permitido a sus diseñadores bastante libertad, y conseguir un habitáculo excepcionalmente espacioso. Su silueta "monovolumen" resulta futurista y su lenguaje representa una interesante evolución en la firma de Ingolstadt.

En su vista frontal, presenta una interesante interpretación sólida de la parrilla de Audi, que se rodea de una superficie muy trabajada e interesante, formada por cientos de pixels triangulares que ejercen de iluminación -una iluminación por cierto que prescinde de luces largas, y es que la tecnología autónoma no necesita "largas" para ver a lo lejos-, y que interactuan con peatones y ciclistas para alertarlos de nuestra presencia e intenciones.

A nivel de estilo, y al margen de su viabilidad a corto plazo, el diseño frontal de este Aicon me parece interesante, pues resuelve estéticamente el diseño "sin calandra" de los eléctricos y sus grupos ópticos también solucionan el problema de la "necesidad visual" de rejillas. Bien.

image image

En el lateral, unas nervaduras en los pasos de rueda homenajean al Audi Quattro, pero el resto del lenguaje es totálmente novedoso. Destaca la nervadura de cintura muy marcada y que recorre el acristalamiento lateral. Me gusta porque da tensión y sentido al lateral, y aunque lo de "hacer un pliegue" en los cristales laterales no sea totalmente nuevo -se dejó ver durante el apogeo del wedge-design-, siempre me gustó por lo bizarro. Las enormes ruedas de 26" lo hacen parecer más pequeño de lo que en realidad es, pero al ritmo que va el aumento del tamaño de las ruedas, tal vez las veamos algún día en coches de serie...

El interior por su parte resulta coherente, y es que en un coche que conduce solo, su diseño deberia de invitar al relax, por lo que las formas son limpias y horizontales, todo muy minimalista, e ideal para disfrutar del viaje como si voláramos en primera clase.

En resumen, un prototipo interesante por su técnica, con un diseño futurista y que resuelve inteligentemente el problema de la ausencia de parrilla de los eléctricos. Lo que no me gusta tante es que nos anuncia un futuro en el que los coches serán fabulosas máquinas para desplazarnos, un futuro en el que los pistonudos tendremos que buscarnos otra afición o conducir coches de la vieja escuela.


Sobre esta noticia

Autor:
Pistonudos (283 noticias)
Fuente:
pistonudos.com
Visitas:
461
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.