Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La Audiencia condena a 35 años a Javier Abaunza por el "vil asesinato" del juez del TS Martínez Emperador

29/07/2009 15:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a un total de 35 años de cárcel al etarra Javier Abaunza al tener "la convicción plena" de que este terrorista asesinó con un disparo por la espalda al magistrado del Tribunal Supremo Rafael Martínez Emperador el 10 de febrero de 1997 cuando el juez se encontraba en el portal de su casa en Madrid.

"Javier Abaunza se encontraba en el lugar de los hechos cuando se produjo el vil asesinato y además participó en el mismo de forma activa", aseverá la sentencia que además afirma que "no cabe duda de su pertenencia en ETA, tampoco cabe duda de su pertenencia al comando que utilizó el vehículo empleado en el atentado y los pisos que más tarde fueron registrados".

En concreto la sentencia, hecha pública hoy, impone al terrorista 30 años de prisión por un delito de asesinato terrorista, dos años por otro delito de tenencia ilícita de armas con finalidad terrorista y otros tres años por falsificiación de matrículas. Además la resolución --de la que ha sido ponente el magistrado Enrique López-- condena al etrarra a indemnizar con 90.000 euros a la familia del magistrado asesinado.

En su apartado de fundamentos jurídicos, la resolución tiene en cuenta el silencio del condenado durante la celebración del juicio al explicar que su negativa a declarar "puede ser objeto de valoración cuando el cúmulo de pruebas de cargo, como es el caso, reclame una explicación por su parte de los hechos, explicación que, en el supuesto de autos, no se ha dado por parte del acusado".

Es habitual que en los juicios contra miembros de ETA en la Audiencia Nacional los acusados expresen su negativa a declarar, en la mayoría de los casos al no reconocer la legitimidad del tribunal que les juzga.

La Audiencia Nacional reconoce el derecho a guardar silencio y no declararse culpable de los acusados y cita para ello jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) o de la propia Constitución Española o el Tribunal Supremo. No obstante, matiza que, "conforme a dicha jurisprudencia, cabe establecer la posibilidad de sacar conclusiones del silencio de un acusado".

Insiste en que, a pesar de ese derecho fundamental, "cuestión distinta es el alcance que en determinados supuestos puede el Tribunal conceder al silencio del acusado que se enfrenta a una serie de indicios acreditados en su contra, en tanto en cuanto, omite la posibilidad de ofrecer otra explicación diferente al razonamiento deductivo llevado a cabo por el órgano sentenciador a través de tal conjunto indiciario, supuesto contemplado por el TEDH".

"GRAN COMPAÑERO Y JURISTA"

Esta condena es un año menor de lo que solicitaba el fiscal Pedro Rubira, quien el pasado 19 de mayo elevó a definitiva su petición de 36 años de cárcel para el miembro de ETA. "Rafael Martínez Emperador era un gran compañero y un gran jurista que fue asesinado por ETA", comenzó enfatizando el representante del Ministerio Público, quien, no obstante, aseguró que no se iba a dejar llevar en su exposición por "referencias personales".

El fiscal consideró que había pruebas suficientes para condenar al acusado y lamentó que Abaunza declinase responder a ninguna de las preguntas que le formularon durante la celebración del juicio.

El atentado se produjo cuando el magistrado regresaba a su domicilio, situado en la calle Menorca de Madrid. Los hechos probados de la sentencia explican como Abaunza y otra persona no identificada se acercaron a Martínez Emperador y, en el momento en que iba a abrir la puerta, el acusado le disparó en la nuca a corta distancia.

El tribunal ha tenido en consideración también las declaraciones que prestaron durante el juicio como testigos los vecinos de la víctima, quienes se encontraban en el lugar de los hechos en el momento del atentado. Éstos confirmaron como vieron al asesino acercarse al magistrado ataviado con una gabardina. Además su descripción del personaje coincidía con la de Abaunza.

Por último, la sentencia recuerdo como unos días después del asesinato se localizó en una calle cercana un vehículo cuyo robo había sido denunciado días antes. En el interior del coche fue encontrada la citada prenda de ropa junto a una bolsa de plástico en la que figuraban las huellas de Abaunza. También han sido claves las huellas de Abaunza que fueron encontradas en el piso de la calle Polibea que durante años fue empleado por el 'comando Madrid de ETA'.

En la causa también está personada como acusación particular la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), quien se acogió a la misma petición de la Fiscalía, pero en su exposición fue más allá al recordar que hoy la víctima "tendría 11 nietos y ETA le ha arrebatado esa parte de vida". "ETA sabía muy bien contra quien atentaba, era un gran jurista y respetado por todos por su aportación al avance democrático", aseguró el abogado de la asociación Juan Carlos Rodríguez Segura.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
68
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.