Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Captalis escriba una noticia?

Aventuras y desventuras de la generación hipotecada

26/10/2009 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Algunos lo llaman Generación X, otros, Generación Peter Pan, todos tienen algo en común, haber nacido a finales del baby boom, finales de los 70, y tener una hipoteca. En total, en España cerca de unos 8 millones de personas se encuentran en esta situación. Un número bastante significativo, sin duda, y que refleja el resultado de años de especulación inmobiliaria y de sueldos y contratos basura.

Según publica el diario El País, la Generación Peter Pan está hipotecada. No sé de qué se extrañan, de un tiempo para acá, los sueldos cada vez son más bajos, los precios de la vivienda han subido hasta cotas inimaginables y encima la temporalidad en el trabajo ha aumentado. Luego las generaciones anteriores se extrañan que sus hijos no dejen la unidad familiar hasta bien entrados los treinta años.

Durante la etapa del baby boom, no se pensó en las consecuencias del crecimiento de la población. A más población, y mejor formada, le siguió una mayor población activa en busca de trabajo, un trabajo que no daba a basto para emplear a todos, así que el paro se llenó de personas formadas, con títulos y demás acreditaciones académicas. A ello se le une que este sector, no se planteó la idea de alquilar viviendas, si no de comprar, y con empleos con sueldos bajos y queriendo comprar solo quedaba una opción, hipotecas, hipotecas a 35 o 40 años, vamos casi toda una vida pagando una vivienda que posiblemente se quedara pequeña si la familia crecía. Este era el momento de los bancos y las inmobiliarias. Ahora, tal y como está la cosa, la edad de emancipación en España es de las mayores de Europa, y no es de extrañar.

De hecho todo esto puede explicar incluso la predisposición de los jóvenes de cara a los estudios. Hacer una carrera o sacarse un título ya no es sinónimo de tener un buen trabajo, y por lo tanto poder vivir bien. Hoy en día ya nada te asegura eso. Hace ya mucho tiempo que el famoso refrán ‘ Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos’ , es una nota predominante entre muchos jóvenes.

Las entidades financieras están tratando de satisfacer las necesidades de los jóvenes con productos dedicados para ellos, pero dada la situación laboral que reina hoy en día, la situación de comprarse una casa, tener una hipoteca y llegar a fin de mes de forma holgada es más que complicada.

Es muy fácil echar la culpa a la juventud, es muy fácil echar la culpa a la sociedad. Como bien comentan en un artículo que he leído en El País, el eslogan publicitario de Ikea, con sus campañas ‘ Donde caben dos, caben tres’ , destinada a los treintañeros que regresan a casa después de ver cómo la independencia cada día es más difícil, ‘ Redecora tu vida’ , un eslogan para todos aquellos que están desencantados, y ‘ La República independiente de tu casa’ , una forma de decir que en tu casa también puedes ser independiente.

En este artículo hablan sobre la tendencia de la juventud al ocio, a la vuelta a su etapa juvenil. Puede que lleven algo de razón y que sí que echen de menos su etapa juvenil, pero que una persona de treinta años se compre una Play Station no significa que vuelva a sus 12 años. Cierto es que disfrutamos del ocio, pero el ocio ahora es muy diferente al que tenían nuestros padres. Que en artículo hagan referencia a una película como Vicky el vikingo o a musicales tipo Mecano, o incluso al Scalextric, no significa que se vuelva a la infancia, simplemente quiere decir que todo aquello pertenece a nuestra época. Yo no veo a ningún treintañero con Pokemon o similar, pero sí les veo viendo El Equipo A. Eso sí, he de reconocer que el artículo algo de razón sí que lleva, los caprichos están por delante de las cosas útiles, por desgracia. Solemos plantearnos ahorrar para comprarnos caprichos, pero no nos planteamos hacerlo a la hora de comprar ropa por ejemplo, y tiramos de outlet. Personalmente me ocurre algo similar, si quiero comprarme algo que sea un capricho, como un objetivo para mi cámara de fotos o similar, entonces me planteo el ahorro, aunque la semana pasada me haya ido a un outlet con un amigo a comprar ropa, para ahorrarme algo de dinerillo.

La cuestión está en si lo que tienen que cambiar son los sueldos, o más bien las condiciones de compra de pisos. Los que sí tengo claro es que si continuamos en la misma línea los jóvenes se independizarán a los 40, o se endeudarán hasta los huesos con tal de poder pagarse un pisito en cualquier ciudad.

No existen posts relacionados.


Sobre esta noticia

Autor:
Captalis (203 noticias)
Fuente:
blog.captalis.com
Visitas:
1067
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.