Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

Los Aznar: desaparecen de la política, para triunfar en los negocios

30/04/2016 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAlonso Aznar acaba de fichar por una compañía americana para liderar su expansión por España y LatinoaméricaAlejandro Agag ya mueve millones de euros con su Fórmula E

Estos días Alejandro Agag (46) daba una amplia entrevista a 'How to spend it', el suplemento de lujo y glamour del 'Financial Times'. El ex eurodiputado recorre con la revista sus locales favoritos alrededor del mundo y salpica las anécdotas de nombres propios. "Al principio, nadie creía en la Fórmula E, así que tuve que hacer mucha labor de persuasión, la mayor parte en restaurantes", comienza. "...en Nueva York, donde cené con Leo DiCaprio..." "...en Hong Kong, donde hicimos negocios con Lawrence Yu, presidente de la Hong Kong Automobile Association..." "...en Buenos Aires, para impresionar al equipo de Mauricio Macri..." "...en Madrid, donde un amigo me invitó a cenar con el presidente Clinton..." La entrevista dibuja el perfil de un hombre de éxito, con un nivel de relaciones estratosférico, un triunfador. Sin embargo, es un artículo que sería difícil ver en la prensa española, donde la familia de Aznar parece estigmatizada y siempre bajo sospecha. Una amiga de la familia lo explica de otra manera: "Alonso Aznar está trabajando estos días a tope en su nuevo puesto, muchas veces hasta la madrugada. Cuando tiene tiempo entrena para participar en maratones. Apenas sale, pero el fin de semana se marchó con unos amigos al festival de Coachella. ¿Qué sacaron los medios? 'El hijo de Aznar de juerga'. Más allá de que el chico pueda hacer lo que quiera, es que dan una imagen distorsionada de la familia". image El matrimonio Aznar Botella. El ex presidente es asesor de Endesa, News Corp o Barrick Gold Corporation. Ana Botella trabaja como asesora de la Organización Mundial de Turismo desde abril. GTRES Retomemos otra foto de Agag de esta misma semana, sonriendo junto a Alberto de Mónaco, Anne Hidalgo, Manuel Valls y Rachida Dati, entre otros. Posaban todos juntos en París, en una nueva cita de la Fórmula E. El marido de Ana Aznar Botella (doctora en Psicología y madre de sus cuatro hijos) es el 'alma mater' de esta nueva Fórmula Uno ecológica, un espectáculo que ya llega a 10 ciudades del mundo y que mueve un capital en torno a los cien millones de euros. "Alejandro ha montado eso de la nada, es un genio", aclama uno de sus amigos. Lo cierto es que Agag se mueve bien entre las alturas, a las que ascendió cuando en 2001 dejó la política activa y apostó por la actividad empresarial. Aunque la Fórmula E es su principal ocupación, un reportaje publicado por la revista'Interviú' en 2014 le situaba como "el hombre de los mil negocios", que igual "realiza gestiones para Endesa en Italia, tiene negocios petrolíferos en Moscú o contratos con la familia real de Qatar".Y aquí es donde empiezan las suspicacias. Un veterano cronista político admite la "mala prensa" de la familia Aznar, y la explica según un punto de vista compartido, según él, por otros analistas: "Mantienen un difícil equilibrio entre el compromiso político de los padres y los negocios privados de los hijos, que además han apostado por el capitalismo más salvaje". No son pocos los que les acusan de utilizar los contactos que hicieron durante su etapa política en su beneficio privado. Un miembro del entorno de los Aznar lo admite, pero matiza: "Evidentemente, tienen mejores contactos que el resto, pero también hay que tener la inteligencia y la capacidad de saber aprovecharlos". Y desparpajo. En 2013se filtró un SMS escrito por José María Aznar Botella (37) al que entonces era presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, echándole un severo rapapolvo por no avenirse a una petición de su padre: "Con los pelos que se ha dejado [Aznar] por ti, y han sido muchos, me parece impresentable lo que has hecho. No se merecía esta decepción"."Son emprendedores, están generando empleo y les va bien, ¿qué hay de malo en ello?", insisten desde el entorno de los Aznar. "Si esto fuera Estados Unidos, les admirarían por su éxito y porque son una familia unida. Como esto es España, aprovechan cualquier oportunidad para manchar su nombre". Es cierto que los Aznar forman parte de la aristocracia política de este país. Son a España lo que los Clinton a Estados Unidos, salvo que si alguno de los hijos tuviera ambición política -que la tienen- mejor harían en guardársela en la cartera, "les machacarían" . Lo suyo son los negocios, en los que, por cierto, les va muy bien. image Alonso Aznar, fotografiado en el Mutua Madrid Open de Tenis. GTRES Tras pasar casi una década en Nueva York trabajando para Boston Consulting Group y SLS Management, el hijo mayor, José María Aznar Botella, se ha abierto paso en España a través de la sociedad Poniente Capital, de la que es accionista mayoritario. En palabras de un colaborador, es "un inversor profesional con una trayectoria impecable". A menudo se le relaciona con Cerberus , uno de los mayores fondos buitre del mundo, del que es asesor. Pero sus inversiones se desarrollan también en el sector inmobiliario e incluso en el terreno de los juegos y apuestas. Está casado desde 2011 con la diseñadora de bolsos de altos vuelos Mónica Abascal, con la que tiene dos hijos. Alonso Aznar Botella (28), probablemente para su disgusto, ha entrado en el foco de la prensa rosa. Año a año aparece en las listas de solteros de oro, y los medios publican (publicamos) desde sus cambios de casa hasta sus juergas en festivales de música. Alonso, como su hermano, también ha conjugado su privilegiada posición con la inteligencia para los negocios. Tras pasar cinco años en Londres trabajando para Citi y para la firma de capital riesgo Rhône Group, acaba de ser fichado para liderar la expansión en España y Latinoamérica de la compañía Afiniti, especializada en inteligencia artificial."Le gusta invertir donde hay una oportunidad, y no sólo en España", explica una persona cercana. Uno de sus intereses económicos está en los restaurantes de su amigo y socio Fernando Nicolás en Madrid, aunque prefieren no dar detalles sobre el tema. "Utilizaron el asunto de los restaurantes para hacer daño a su madre cuando ella era alcaldesa, la acusaban de facilitarle las licencias y demás". Para lo que sí ha prestado su imagen (y su cartera) abiertamente es para Wibbi, una aplicación para el móvil que sirve para conectar gente que está en el mismo recinto o, como dice un colaborador, "para ligar más fácilmente cuando estás de fiesta". También en este negocio está Fernando Nicolás y Pablo Trapote, el hijo de Pedro Trapote. image Jose María Aznar Botella y su esposa, la diseñadora Mónica Abascal. GTRES Más allá de que a Alonso le guste codearse con las estrellas en Coachella, lo cierto es que los Aznar Botella no son ostentosos. Carecen de yate privado (por poner un ejemplo) y sus posesiones se reducen a un piso en Estepona, una casa en la urbanización Guadalmina de Marbella y otra en Pozuelo de Alarcón. Una filtración publicada por Ok Diario la semana pasada reveló que el ex presidente había tenido que pagar a Hacienda 269.456 euros para regularizar su situación fiscal, lo que provocó un nuevo terremoto mediático en torno al ex presidente, que ha presentado una denuncia ante la Fiscalía por revelación de datos tributarios.La cuota es llamativa y revela unos ingresos muy abultados. Desde que dejó la política, José María Aznar tiene múltiples ocupaciones. Además de su sueldo vitalicio, es asesor externo de Endesa, consejero del conglomerado mediático News Corporation, asesor de Barrick Gold Corporation, asesor senior del bufete DLAPiper, asesor puntual de KPMG, presidente y fundador del Instituto Atlántico de Gobierno, y profesor de la John Hopkins University.Esta semana en El Salvador, a donde ha viajado para dar una conferencia sobre corrupción y populismo, cerró con un mensaje-misil muy de su estilo: "Sobran muchas cosas, pero no política ni buenos políticos. Falta política y sobra espectáculo". Palabra de Aznar.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
855
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.