Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Seis bailarines presentan la esencia de la Forsythe Company en el Mercat de les Flors

19/04/2010 13:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Seis bailarines de la Forsythe Company interpretarán mañana y pasado en el Mercat de les Flors tres piezas creadas por el director de la compañía para el Ballet de Frankfurt: 'The Vile Parody of Adress' en versión inédita, pese a ser la más antigua, ya que Forsythe la ha actualizado para esta actuación, y 'The The' y 'N.N.N.N.' sólo se han visto anteriormente en 2007 en Minneapolis.

Según dijeron hoy tres de los bailarines en rueda de prensa, su finalidad es "desnudar" la danza de todo artificio y concentrarse en uno de los puntos de su arte. A diferencia de 'Yes we can't', espectáculo que interpretaron del 16 de abril y hasta ayer con más compañeros de la Forsythe, las piezas que se podrán ver desde mañana permitirán que el público se "pueda concentrar más porque pasa una cosa, y no 80 a la vez como en 'Yes, we can't'", dijo la bailarina Jone San Martín.

En las piezas 'The The' y 'N.N.N.N.' se prescinde casi totalmente de música y el cuerpo se convierte en un instrumento con el movimiento, y con la respiración y las caídas se genera el ritmo. La primera composición es un dúo femenino entre San Martín y Nora Sitges, ésta en substitución de Christine Bürkle que no ha podido volar a Barcelona por culpa de las erupciones del volcán islandés, y la segunda pieza es un cuarteto masculino (Cyril Baldy, Amancio González, Tilman O'Donnell y Ander Zabala) com leves "murmullos" de música compuesta por Thom Willems.

En la tercera, grupal pese a estar compuesta por solos, cuenta con música de Johann Sebastian Bach. Pero no sólo la presencia de la música marca las diferencias respecto a las otras dos, ya que la forma de bailar es "totalmente diferente": en las dos primeras, "carnales y de huesos", se juega con el peso de los miembros.

Con este formato reducido los bailarines de la Forsythe consiguen actuar en sitios a los que la compañía no puede llegar, y aunque estas escisiones temporales fueron a propuesta de los propios bailarines, aseguraron que el director de la compañía les "anima" a salir por su cuenta siempre que es factible. "No es un coreógrafo posesivo", dijo San Martón.

Trabajar con él, dijeron, implica trabajar con "instinto", de una forma "muy natural", porque dejan llevarse por la improvisación cuando él les pide que le sorprendan. "Entre nosotros hay mucha tensión porque hay que sorprenderle, pero ya lo ha visto todo", explicaron los bailarines.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.