Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

El Banco de España detecta un intenso repunte de la morosidad y ve crucial su gestión en 2009 y 2010

06/05/2009 13:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Banco de España resaltó hoy que la morosidad "sigue repuntando con intensidad" debido al aumento del paro y al ajuste del sector inmobiliario, por lo que será "crucial" cómo la gestionen bancos y cajas de ahorro "durante este año y el próximo".

En su último Informe de Estabilidad Financiera, el instituto emisor español recalca que el crecimiento de la tasa de impago no depende sólo de la posición cíclica de la economía, en recesión desde finales de 2008, sino también de la política desarrollada por cada entidad.

Aunque reconoce que el "rápido e intenso" aumento de la morosidad es "coherente" con el escenario recesivo, el Banco de España incide en que "no todas las entidades están demostrando la misma capacidad para gestionar el entorno mucho más complejo que existe desde agosto de 2007".

En este sentido, recalca que no todas las entidades han realizado la misma selección del riesgo de crédito ante el sustancial deterioro de la economía real, que implica una mayor cautela en la concesión de préstamos dado el aumento del perfil de riesgo de los prestatarios.

Para el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, las entidades financieras españolas han de afrontar mayores ratios de morosidad y mayores presiones en sus cuentas de resultados y en su capital, en un entorno en el que la actividad no va a crecer a ritmo del pasado.

La economía española ha experimentado un ajuste muy severo en los últimos meses que se ha reflejado en un repunte acusado del desempleo y ha aumentado la proporción de agentes bajo un elevado grado de presión financiera, "lo que se ha reflejado en un importante aumento de la morosidad", incide.

Esta situación "no es previsible que mejore durante los próximos trimestres", a la luz de las últimas proyecciones macroeconómicas del Banco de España, que muestran una caída del PIB del 3% en 2009 y del 1% el año próximo.

El crecimiento de los activos dudosos y la moderación del crédito situaron la tasa de mora en el 2,48% a finales de 2008, y en un contexto macro como el actual "esta tendencia persistirá en el futuro", vaticina el Banco de España.

La institución dice que, por sectores, la construcción y promoción inmobiliaria presentan un aumento más intenso de la tasa de impago, pero que por tipos de producto, en el crédito al consumo refleja un nivel y ritmo de avance más intenso que en el crédito para la compra de vivienda.

LAS PROVISIONES NO SON GARANTÍA ABSOLUTA.

Además, avisa de que la intensidad y profundidad de la crisis actual no asegura que las provisiones contracíclicas sean garantía absoluta de ausencia de dificultades para las entidades, ya que existen diferencias entre entidades en el grado de utilización de dichas provisiones.

El fondo genérico que tenían constituido las entidades ha permitido amortiguar las primeras fases del aumento de la mora, pero en tanto en cuanto existen diferencias en cómo ésta impacta en cada entidad concreta, también hay diferencias en la capacidad de utilización de dicho fondo genérico, explica el Banco de España.

Asimismo, considera que aunque las entidades españolas mantengan ratios de capital por encima de los mínimos regulatorios, y de que su comparación con otras entidades internacionales mayores pueda aportar elementos favorables, las entidades "han de sopesar cuidadosamente su posición en términos de capital" para afrontar los riesgos a los que están expuestas.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
142
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.