Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

Bancos, usura con avaricia

10/03/2011 21:40 3 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pero a pesar de la presión en la viga, son inconformistas. Si los resultados son inferiores a lo previsto, se revuelven. Nunca se conforman. Jamás se sienten satisfechos. Son la usura con avaricia

JAVIER DYSART

No tienen límite. Tragan hasta hartarse y nunca se atragantan. Pero si en un determinado momento las glotonas engullidas les provoca ahogo por asfixia, no pasa nada. Papá Gobierno sale raudo al quite para desatascar los conductos obstruidos y puedan recuperar la respiración. Me estoy refiriendo a los grande privilegios de la banca española. Bancos y Cajas por igual. Es el sector que juega con nuestros ahorros y, al mínimo tropezón, goza de todos los favores y reverencias de salvación.

Cada final de año, sea cual sea la situación de los españoles, finiquitan los ejercicios con beneficios millonarios. Pero a pesar de la presión en la viga, son inconformistas. Si los resultados son inferiores a lo previsto, se revuelven, amenazan ruina, y programan reducciones de plantillas. Nunca se conforman. Jamás se sienten satisfechos. Son la usura con avaricia.

Europa  Press

Mientras los banqueros reclaman moneda facilona y bondades crediticias, ellos no dispensan el mismo trato a sus clientes, y de forma especial a los clientes afectados por la desdicha o la mala suerte. Con estos se muestran agresivos y tiranos. Cuanto mayores sean las dificultades del cliente, mayor es la presión a la que le someten. Les persiguen y agobian. Se ensañan. Y lo hacen sin disimulo. Abundan los casos de familias, autónomos, y empresarios que en la actualidad se encuentran sometidos a la usura bancaria.

Para no cansar, citaremos casos de alguno de los miles de trabajadores afectados por paro, autónomos con cartel de cierre, y empresarios en crisis. En su día pidieron préstamos para adquisición de vivienda, apertura de negocio, o mejora de empresa. Durante años, mientras la cosa iba razonablemente bien, las cuotas crediticias fueron afrontadas con normalidad y en plazo. Pero el empuje de la crisis comenzó a plantear las primeras dificultades que, al final, desembocaron en paro, cierre de negocios, e inviabilidad de empresas.

Lo más destornillante es que ellos, los banqueros, con los dineros que les confiamos, nos aprietan y aprietan los grilletes hasta el quejido. Liban de la pobreza hasta la saciedad

Son situaciones de emergencia que a los bancos les traen al pairo. Y comienza la persecución. Ruegan, imploran, exponen, prometen…, es igual. “Entendemos su situación pero no podemos hacer nada” te dicen frios, impasibles. La cuota hay que pagarla, y si no lo haces en plazo, te cargan abusivos intereses por demora. ¡Y qué intereses! ¡Y qué comisiones por breves retrasos, pago de facturas, o administración de cuenta! Conozco un caso que, por tan solo siete céntimos durante seis días de retraso, el afectado tuvo que pagar treinta euros de penalidad. Si la cosa no se te arregla de inmediato, no hay tregua que valga. Te embargan piso, coche, o la propia vida. Además te hacen pagar el papeleo y los trámites del embargo.

Esto, que parece un cuento de alta ficción, es el pan nuestro de cada día en toda la geografía nacional. Personas trabajadoras, cumplidoras y respetables, son objeto de estos groseros y consentidos acosos.

Lo más destornillante es que ellos, los banqueros, con los dineros que les confiamos, nos aprietan y aprietan los grilletes hasta el quejido. Liban de la pobreza hasta la saciedad. Si los banqueros no tienen cartas para cantar las cuarenta, no pasa nada. Solo tienen que llamar a la puerta del Gobierno. Ahí está la salvación. Papa Estado, con el apoyo y complacencia de la jerarquía parlamentaria, les entrega toda la baraja para que jueguen seguros y ganen siempre sin arriesgar. Para eso es la banca. Favor por favor.

Y lo más cojonudo es que todo eso lo hacen con nuestros ahorros.


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
1983
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
3
+ -
Responder

Nobelsen (11/03/2011)

LLoramos pero les seguimos dando nuestros dineros ,¿será porque somos tan avariciosos como ellos?, si es asi cabe callar y si no es asi, a esconder los ahorros en el colchon, pero eso se hizo en Argentina y los bancos esgrimieron una politica digna de ellos"dejar a los chorizos en libertad"¿Que tal?. Son Vampiros y están dispuestos a chuparnos hasta la última gota, como Salomón.

3
+ -
Responder

Nobelsen (11/03/2011)

Javier Disart, siga adelante, los bancos en esa tesitura son la muerte de los pueblos, son vampiros enescrupulosos que contratan para su funcionamiento lo peor de nuestra sociedad. Hace poco se hizo un estudio sobre los gerarcas que manejan los bancos..sentí tanto asco, me costó tanto admitir que haya cuidadanos que se presten a tantas aberraciones que vomité.

1
+ -
Responder

Melgar (12/03/2011)

La foto de esos usureros es perfecta. No se puede decir con más claridad. Además, es tal y como lo relata Dysart.