Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Barroso defiende el euro frente a quienes cuestionan la moneda única

09/02/2010 11:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, salió hoy en defensa del euro, frente a quienes cuestionan la validez de la moneda única para hacer frente a la crisis, durante el debate de investidura del nuevo colegio de comisarios celebrado este martes en el Parlamento Europeo.

"Nuestra moneda común, el euro, seguirá siendo un instrumento fundamental para nuestro desarrollo y los que creen que se puede cuestionar deben darse cuenta de que vamos a mantenernos firmes", advirtió el jefe del Ejecutivo comunitario ante los eurodiputados.

"La Unión Europea --continuó-- es el marco necesario para enfrentarse a todos los retos que pueden aparecer en este terreno". Barroso apostó también por una mayor coordinación entre los Gobiernos en materia económica como la "única salida" para reforzar la industria europea en un mundo competitivo e interdependiente.

Durante su intervención ante el pleno para pedir el respaldo de la Cámara a su nuevo equipo, Barroso apuntó que el principal desafío será la salida de la crisis y prometió un "cambio de rumbo", usar los instrumentos que proporciona el Tratado de Lisboa para lanzar una "nueva dinámica" y alejarnos del "pesimismo" que "tanto está dañando", dijo, la imagen europea.

"¿Estamos haciendo todo lo que podemos para defender los intereses europeos?", se preguntó Barroso, que apostó por una visión "a largo plazo" de dónde se quiere situar la UE.

A su modo de ver, los desafíos que plantea la crisis económica y financiera así como el cambio climático y la seguridad energética son "demasiado" considerables como para no cambiar la manera de hacer las cosas.

En este sentido, apostó porque Europa lidere la salida de la crisis con una estrategia de reforma amplia que permita tener un crecimiento sostenible a largo plazo. "Europa tiene que ser una economía de mercado social que funcione de manera eficaz y que incluya a todos", añadió.

Admitió que en su nuevo mandato habrá importantes desafíos y que el colegio de comisarios ha perfilado un programa "ambicioso" en ámbitos como Justicia e Interior, no sólo para luchar contra el terrorismo y la delincuencia organizada sino también para buscar un enfoque común ante la inmigración.

Habló igualmente de que las nuevas perspectivas financieras que negocien los 27 se centre en la "calidad" del gasto. No es el momento, tampoco, de que las diferentes instituciones europeas vayan por "caminos distintos".

"Tenemos que ser audaces. No podemos seguir haciendo más de lo mismo, tenemos que buscar orientaciones a largo plazo", agregó tras apostar por convertir en un éxito la "aventura europea".

PETICIONES DE LOS GRUPOS

Por su parte, el presidente del Grupo Popular Europeo, el francés, Joseph Daul, que adelantó el apoyo de sus eurodiputados a la investidura del equipo de Barroso, aludió al contexto en el que tendrá que trabajar la nueva Comisión, a la que pidió centrarse en los los problemas de los ciudadanos golpeados por la crisis.

En nombre de los socialistas, Martin Schulz, crítico con el jefe del Ejecutivo comunitario, a quien acusó de usar el principio de 'divide y vencerás', evitó adelantar el sentido del voto de su grupo y le pidió actuar como un órgano colegiado y no como una "dirección administrativa".

"Necesitamos una Comisión fuerte, ambiciosa, capaz de funcionar, que cuente con una amplia mayoría del Parlamento y no que esté cortada a la medida de Barroso", dijo.

El presidente de los Liberales, el belga Guy Verhofstadt, reclamó al nuevo Ejecutivo "arrancar" lo antes posible y ser el "motor" de la UE, algo que a su juicio, no ha sido el caso en los últimos cinco años. "Sea ambicioso", le dijo. El liberal belga propuso seguir la iniciativa de la presidencia española de la UE y proponer una "fuerte" gobernanza económica europea.

Como ocurre tradicionalmente en los debates de la Eurocámara, las palabras más ácidas y enérgicas las pronunció el líder de los Verdes, Daniel Cohn-Bendit, que no dudó acusar a sus colegas socialistas de "coalición de hipócritas" por criticar a Barroso pese a haber apoyado su nombramiento.

Cohn-Bendit cuestionó además la falta de solidaridad de la CE con Grecia o con España, cuyas finanzas públicas están atravesando una difícil situación, y achacó los problemas griegos al abultado presupuesto de defensa por el conflicto que mantiene con Chipre.

También tuvo duras palabras para la Alta Representante de la Política Exterior y la Seguridad Común, Catherine Asthon, y su respuesta ante el terremoto de Haití. "Usted lo encuentra todo importante, pero eso no hace avanzar nada", le espetó. "Cada vez que tenemos la posibilidad de una Europa política, la dejamos escapar", lamentó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
251
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.