Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Murad Odeh escriba una noticia?

Batalla Campal en el Cabanyal

09/04/2010 17:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Otra vez una escena que nos demuestra que el ser humano es capaz de quitarle el pan a un pobre para hacer reír a un rico

Hoy se procedía al derribo de uno de los numerosos edificios del barrio del Cabanyal de Valencia.Mientras un gran despliegue de policías escoltaba las máquinas excavadoras, decenas de personasmostraban su oposición y desacuerdo ante esta decisión que ha dividido a los valencianos entre aquellos que desean la ampliación de la avenida Blasco Ibañez y aquellos que abogan por el mantenimiento de un barrio que desde hace siglos forma parte de la historia de Valencia.

A pesar de todo, pocos son los que piensan que esa decisión no nos conviene tomarla a los que vivimos fuera del Cabanyal y a los cuales tales obras no nos afectan mas que en poder llegar a la playa a través de una gran avenida o zigzagueando entre las calles de este barrio, es decir, meras cuestiones estéticas. A los que realmente afecta es a esas personas que son desalojadas y sacadas de sus casas, como personalmente he podido comprobar esta mañana, cuando varios agentes de la policía local arrastraban a un anciano fuera de su casa, y posteriormente procedían al derribo de la misma.

Pacifistas contra porras, sentadas en el suelo contra cascos y pistolas, gritos contra máquinas excavadoras

Al margen de los actos acontecidos y aún porvenir, mi atención se centra en otro punto. He podido comprobar como el Cabanyal se ha convertido esta mañana en un campo de batalla donde las autoridades no han escatimado en golpes, hasta que uno de los agentes ha herido a una mujer de unos 50 años. Entonces ha sido cuando la fila de policías que escoltaba la calle ha vuelto a esconder sus armas y ha permanecido impasible ante el herido que permanecía tendido en el suelo. Pacifistas contra porras, sentadas en el suelo contra cascos y pistolas, gritos contra máquinas excavadoras. ¿Hasta dónde hay que llegar para saber el límite se pregunta uno, que tendrá el color rojo de la sangre que amaina las fieras y consigue saciar esa necesidad de violencia?¿Con qué tranquilidad llegará ese policía a su casa, con su familia después de haber propinado un golpe a un hombre que defendía su dignidad? ¿Todo vale por unos duros?

Esta es la evolución de la que hacemos alarde.

Murad Odeh


Sobre esta noticia

Autor:
Murad Odeh (1 noticias)
Visitas:
157
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.