Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jesus Alberto Reyes C escriba una noticia?

La batalla de la UCI del Hospital Universitario de Canarias

14/09/2012 18:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La dificil lucha por la vida en la Unidad de Cuidados Intensivos

La batalla de la UCI del Hospital Universitario de Canarias

Como todos lo viernes después de trabajar nos reunimos los compañeros de trabajo entorno a una mesa para compartir las experiencia de la semana y arreglar el mundo y por una curiosa circunstancia salio el tema ¿que es el amor? Decía Quevedo que el amor es dolor y entonces recordé lo que había vivido cinco días atrás cuando iba a comer con mi amiga Cande y de repente le sonó el teléfono, su hermano estaba muy mal y lo iban a operar de urgencias en el Hospital Universitario, salimos a toda prisa para el centro, nada mas llegar vimos la cantidad de gente que había y el agobio con el que trabajaba el personal sanitario de urgencias, enseguida nos atendieron y fuimos a una sala donde una celadora muy amable nos tranquilizo, paso bastante tiempo hasta que apareció un cirujano con una gran sonrisa en su semblante, nos dijo que todo había salido bien, en unos días el paciente estaría en casa. Nos dejarían pasar unos minutos para poder verlo, y así fue, una enfermera muy simpática con acento andaluz nos invito a pasar al interior de la sala, aquello era la UCI, entre cables sueros y maquinas con gráficos vitales me encontré un poco asustado, el hermano de Cande estaba bien aunque todavía dolorido, y mire a mi alrededor y no se si entre en un mundo o inframundo donde los pacientes, cada uno en su cama, estaban luchando por sobrevivir, gente de diferentes edades, unos sin conciencia y otros con ella, con dolencias variadas, todos enchufados a alguna maquina, sentía la angustia de estar viendo una batalla por la vida, sobrevivir y hacer mas llevadero el dolor, sentí que estaba en una especie de limbo en el que solo existía un pequeño y gran grupo de mujeres de blanco que como si se tratara de un ejercito estaban en la primera linea de la batalla, dando todo de si, pero me imagino que tenían algo especial porque eran las elegidas para desempeñar tan importante trabajo, mujeres que físicamente parecían frágiles, pero que demostraban cada segundo su fortaleza, me pareció que casi todas eran muy jóvenes, no tenían tiempo para parar un segundo pero controlaban a cada uno de los enfermos, hablaban con los que estaban cocientes y vigilaban de una forma especial a los que no, yendo de un sito a otro una y otra vez pero coordinadamente como si lo tuvieran ensayado, no se cansaban de ver cada detalle, también se ocupaban asear a los pacientes, había un silencio que asustaba solo interrumpido por la difícil respiración mecánica del algún convaleciente, pero ellas estaban allí, dando confianza, y cariño con su atención, ayudando a vivir con todas sus fuerzas, mitigando el dolor, solo ellas, ayudando a luchar contra la muerte y por la vida, junto a los mas que sufren.

La verdad es que nunca había visto trabajar de esta forma, y me dio la sensación que solo por vocación y por amor a los demás se puede realizar un trabajo tan duro, y entonces paso por mi mente y recordé una frase del Talmud, que dice eso de que “, quien salva una vida, salva al mundo entero”. Y estoy seguro que ellas habrán salvado muchas vidas, aunque también habrán perdido algunas batallas.

Jesús Alberto Reyes Cornejo.


Sobre esta noticia

Autor:
Jesus Alberto Reyes C (22 noticias)
Visitas:
2109
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.