Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pirlo De Félix escriba una noticia?

Adiós Bautista Andrés By Pirlo de Félix

18/04/2010 18:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hemos sido amigos y hemos sido enemigos, nos hemos odiado, y nos hemos amado, yo te he comprendido a tí, y tú me has comprendido, y me has concebido a mí ahora yo soy tú, aquí en el planeta tierra dónde yo debo seguir, y prolongar tú existencia

Adiós Bautista Andrés

“-Su padre está muy enfermo, no sé si aguantará hasta la semana que viene”

Con esta frase nos ha recibido hoy el doctor del hospital general. Mi padre lleva ingresado allí desde hace cuarenta y cinco días.

Eran las ocho de la mañana del día cinco de marzo del año dos mil diez cuando mi padre Bautista Andrés aquejado del corazón y con falta de oxigenación en la sangre, por tener las vías respiratorias obstruidas y padecer de problemas pulmonares nos decía: Qué llamáramos a una ambulancia, qué él no podía levantarse de la cama. Momentos antes de quedarse tumbado boca arriba, según creo yo: haciendo su último suspiro.

La ambulancia llegó justo cuándo yo abría las ventanas del balcón para qué el fresco de la mañana entrara en la habitación del dormitorio, dónde mi padre tumbado en la cama, en postura casi rígida y con el rostro pálido decía en voz muy bajita sus últimas palabras.

Tan pronto entraron el enfermero y el conductor de la ambulancia en la habitación dónde mi padre estaba estirado, con los brazos abiertos con las piernas juntas y con todo el cuerpo boca arriba, mirando al techo color blanco del que era su dormitorio limpio, aireado y fresco con luz de día.

Estos le diagnosticaron de forma rápida, un malestar general. Así lo bajaron desde su habitación a la planta baja de mi casa y de allí a la calle dónde tenían aparcada la ambulancia, dentro de ésta le pusieron una mascarilla de oxígeno y en ese momento volvió mi padre en sí, con las sirenas puestas y a toda velocidad cogieron la calle que va directo al hospital general.

Después que el médico lo diagnosticara, lo subieron a la unidad de cuidados intensivos.

Así hemos estado mis dos hermanos y mi madre hasta el día de ayer sábado diecisiete de abril, hoy el médico de guardia de la Unidad de Cuidados Intensivos nos ha dicho:

-“Bautista Andrés tiene un cuadro medico dramático, con todos los órganos vitales afectados, sobre todo; hígado, riñón, pulmón y corazón. El problema en el pulmón no tiene solución, el oxigeno que respira no le llega a la sangre, por eso, le hicimos la traqueotomía para que con ayuda del aparato de respiración asistida, pueda cumplir el ciclo natural de respirar aire y a través de los pulmones cargar de oxigeno los glóbulos rojos de la sangre, además el corazón no le funciona con normalidad y la tensión arterial ahora la tiene muy bajita”.

El médico también nos ha dicho hoy que la situación es insostenible y que ahora mismo no quieren volver a entubarlo, poniéndole otra vez el tubo dentro de la garganta, ni hacerle la depuración de la sangre con una máquina de hemodiálisis.

-“Todo éste proceso es doloroso para el paciente”.

Nos ha comunicado el médico, y además él no ve que todos cuidados médicos, por los que está atravesando mi padre, para mantenerlo con vida, vayan a dar resultado a corto plazo, el médico no puede hacer sufrir más al paciente, sabiendo él qué luego mi padre, no va a tener una calidad de vida aceptable.

Después de hablar con el médico de guardia del la unidad de cuidados intensivos del hospital general, mi madre, y mis hermanos, hemos entrado al box dónde mi padre está hospitalizado y lo hemos visto con un aspecto relajado, con los ojos cerrados, creo que estaba dormido en ese momento, tenía a un lado la máquina, que le va inyectando la morfina, y al otro lado el aparato de respiración asistida, que le ayuda a oxigenar de forma natural todo su organismo.

Mi padre no era creyente, ni practicante de ninguna religión, pero esta mañana hemos llamado al sacerdote del hospital general para que viniese a darle la extrema unción ya qué “ no sabemos si aguantará hasta la semana que viene”, por lo menos nosotros nos hemos despedido de él de una manera cristiana y sabemos qué él va a morir en paz, sin provocarle sufrimientos innecesarios.


Sobre esta noticia

Autor:
Pirlo De Félix (64 noticias)
Visitas:
865
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.