Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-deportes escriba una noticia?

El Bayern Munich afronta su octava final en busca de su quinta corona

21/05/2010 14:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Bayern Munich podría convertirse mañana en el tercer club más laureado con la Copa de Europa, igualado con el Liverpool, si conquista la quinta corona en la que será su octava final.

El equipo muniqués acabó en 1974 con el dominio de Ajax, que había conquistado tres coronas consecutivas, y le igualó haciéndose con otros tres títulos de forma seguida a costa de Atlético de Madrid, Leeds y Saint Ettiene.

En 1974, el gol de Georg Schwarzenbeck quedará para siempre en el amargo recuerdo del equipo rojiblanco, ya que igualó el partido en el que Luis Aragonés había adelantado a su equipo de falta directa y forzó un desempate en el que los alemanes ya no dieron opción y se impusieron por 4-0 con tantos de Uli Hoeness y Gerd Müller, que también lideraron a la selección campeona del mundo ese verano.

Un año después, defendió su corona en el Parque de los Príncipes con los goles de Franz Roth y Müller, mientras que en el 76 fue el propio Roth el que anotó de falta en el Hampden Park de Glasgow el gol del triunfo.

Sus tres siguientes finales tuvieron un signo muy distinto, ya que perdieron contra Aston Villa (1-0), Oporto (2-1) y Manchester United (2-1). En 1982, los Paul Breitner o Karl-Heinz Rummenigge no pudieron hacer nada para evitar que el entorchado fuera para los ingleses, gracias al tanto de Peter Withe.

Cinco años después, el verdugo fue el Oporto. Ludwig Kögl adelantó a su equipo, pero Rabah Madjer y Filho Juary dieron la vuelta al partido, algo similar a lo que sucedió en 1999, aunque entonces fue todavía más dramático.

Y es que, el Camp Nou acogió una final histórica, que ha servido desde entonces de referencia para que los equipos sepan que nunca se puede perder la esperanza en este tipo de partidos. Mario Basler adelantó a los siete minutos con un lanzamiento de falta a los alemanes, que tuvieron ocasiones para rematar el partido, pero acabaron llorando amargamente tras los goles de Teddy Sheringham y Ole Gunnar Solskjær en el descuento.

Esta vez el escenario también será español, y esperan que el Bernabéu les de tanta suerte como la final de 2001, la última que ganaron, en una tanda de penaltis agónica en San Siro.

Gaizka Mendieta y Steffen Effenberg marcaron también desde el punto de penalti, pero Cañizares, que había detendido durante el partido la pena máxima de Mehmet Scholl, no pudo repetir en el momento decisivo, cuando Oliver Kahn fue el protagonista, atajando tres disparos y llevando al Bayern a su cuarto título.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-deportes (121424 noticias)
Visitas:
388
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.