Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

El BBVA cree que España cuenta con las condiciones más adecuadas de Europa para reducir el déficit al 3%

18/05/2010 15:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Servicio de Estudios del BBVA asegura que ningún país europeo está en condiciones "tan adecuadas" como España reducir el déficit al 3%, tal y como le exige la Comisión Europea, ya que fue uno de los primeros países en anunciar un proceso de consolidación fiscal antes de la crisis griega y cuenta con un historial "favorable" respecto a la gestión de planes fiscales en el pasado.

Así consta en el primer informe sobre el estado de la economía mundial que publica BBVA Research, donde recuerda que la mejora del déficit estructural en el último periodo de consolidación fue similar al actual ajuste.

El Servicio de Estudios de la entidad financiera utiliza este argumento para señalar las diferencias entre España y Grecia que, a su parecer, se distinguen en su posición fiscal, porque España no tiene ningún problema de sostenibilidad de la deuda, y en la competitividad, ya que los problemas competitivos en España resultan "mucho menos graves" y no habrá persistentes necesidades de financiación en un futuro.

Así, asevera que, a pesar de la presión de algunos inversores internacionales, el contagio de la crisis griega resulta "de difícil justificación" en los factores fundamentales, aunque los países afectados por el contagio están obligados a realizar esfuerzos adicionales para salvaguardar su credibilidad y reforzar su compromiso con la sostenibilidad fiscal y las reformas estructurales.

En este sentido, BBVA recuerda que España y Portugal ya han presentado nuevas medidas para reducir sus déficit, aunque cree que la incertidumbre acerca de los planes de consolidación sigue generando dudas sobre la senda de la deuda pública, lo que hará que algunas economías sean vulnerables a movimientos al alza en los tipos de interés y que se mantengan altas las primas de riesgo.

A escala mundial, la entidad presidida por Francisco González cree que el principal riesgo es el potencial efecto negativo sobre la economía si se viera afectada la confianza de los agentes, algo que pondría en "peligro" la continuidad de la recuperación económica e incrementaría la posibilidad de una recaída en la recesión.

A su parecer, la economía global está dominada por dos fuerzas contrapuestas: el impulso positivo procedente de las economías emergentes y EE.UU. y las elevadas primas de riesgo observadas en Europa, aunque el Plan de rescate de la Unión Europea y los refuerzos de la consolidación fiscal en España y Portugal han reducido la incertidumbre en el corto plazo.

El BBVA ve este nuevo mecanismo como una respuesta "inteligente y satisfactoria" para generar una disciplina fiscal en Europa, y está "correctamente diseñado" para armonizar los mecanismos de disciplina de mercado y los derivados de las políticas fiscales. "En la zona euro se han creado incentivos adecuados y suficientemente potentes para que los países puedan embarcarse en ambiciosas estrategias de consolidación fiscal", señala.

LA FED SUBIR? ANTES LOS TIPOS QUE EL BCE.

El BBVA resalta también el "cambio drástico" en la política del BCE con la puesta en marcha de medidas adicionales permitirán gran liquidez en el sistema durante un largo plazo de tiempo. A su parecer, la totalidad del paquete de medidas ha estabilizado las condiciones de los mercados a corto plazo.

Por otro lado, pone de manifiesto que existen crecientes divergencias en las estrategias de salida de la política monetaria, ya que la Reserva Federal llevará a cabo un senda gradual de alzas de tipo de interés, mientas que la situación financiera de la Unión Económica y Monetaria es mucho más frágil, la mejora cíclica es más incierta y no se vislumbran presiones inflacionistas.

De esta forma, la Reserva Federal empezará a subir los tipos a comienzos de 2011 y se situarán "ligeramente" por encima del 1% a finales de ese año, mientras que es "improbable" que el Banco Central Europeo (BCE) lo haga antes del segundo semestre del año que viene.

Además, cree que a medida que se agotan los efectos de las políticas fiscales y monetarias expansionistas que han puesto en marcha los diferentes países, aumenta la incertidumbre sobre la sostenibilidad de la recuperación más allá de 2010.

UNA RECUPERACIÓN SIN CRÉDITO.

Finalmente, la entidad se refiere a la preocupación que despierta la "lenta" reestructuración financiera y a la "notable incertidumbre" que existe en cuanto a los resultados de la reforma financiera que está en marcha. "Es probable que ambos factores restrinjan la disponibilidad de crédito en el futuro", alerta.

En este sentido, explica que la provisión de crédito se verá "notablemente afectada" en comparación con otros periodos de recuperación y existe un riesgo creciente de afrontar la recuperación sin crédito, lo que podría supone un obstáculo potencial al crecimiento, sobre todo en la zona euro.

Además, la reforma regulatoria puede limitar la capacidad del sector bancario para proporcionar crédito en el futuro, ya que lo más probable es que se produzca un incremento en los requisitos de capital y liquidez, así como medidas adicionales para controlar el riesgo en el sistema.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
93
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.