Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

Bicentenario de Charles Dickens, otro mundo.

27/12/2011 07:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Hoy ha logradoponerme de mala leche el Ministro de Economía, Luis de Guindos, que sinpronunciar el término ha dicho que, para Marzo, entraremos en recesión, o lo esigual afianza mi artículo de la semana pasada, NO HAY SOLUCIÓN. Como que todoslos políticos de España son odiosos por mendacidad. Hoy le voy a dedicar miespacio a quien hacía de la política un melodrama y de este melodrama una obrade teatro de esta obra de teatro, unviaje a la Lunagratis y hasta sin pasaporte. El próximomes de Febrero se cumplirían 200 años del nacimiento de CharlesDickens , el novelista extravagante ymelodramática que a menudo ha ejercido una influencia sobre la imaginación delos lectores, algunos hasta se hacían pajas mentales leyendo su obra.

Charles Dickens erael referente de la época en que vivió. Sus escritos dan forma a nuestrapercepción del Londres victoriano, aunque su detractor y enemigo de sus obras, WalterBagehot, reconoció que en su evocación de la vida londinense, Dickens, era comoun enviado especial para la posteridad y, en verad, no se equivoco. Sus personajes de Scrooge y el Artful Dodger al señorMicawber y Uriah Heep m hoy en día, son avatares de lo "inglés".

El término"dickensiano/a" trae a la mente, no tanto el hombre o los personajesque creó el mundo, los personajes habitan porque están; por un lado, una escenacon nariz roja de comedia y buen humor surrealista, sin embargo, por otro, algosucio, una sociedad empobrecida repleta de niños abusados, abogadosdiscutiendo, profesores sádicos yefigies vigilante de si mismo. La Biografíade Claire Tomalin comienza con un "elenco de actores" de la gente queDickens conocía, y los personajes de la vida real son tan tentadoramente diversoscomo los de las novelas, La lucha, su lucha por los músicos, actrices niños, bailarines, políticos, prostitutas, marginados sociales, hipocondríacos, los filántropos, elegantes yherederas . Es difícil nodejarse seducir por esta mezcla de vida y obra, de la historieta de todocorazón y lo grotesco de forma gráfica. Unaafición por la que informa que muchos de los homenajes del Bicentenario. Los libros son sólo una parte de estecertamen, que incluirá exposiciones, lecturas, obras de teatro, conferencias, una nueva película de Gread Expectations protagonizadapor Ralph Fiennes, adaptaciones de la BBC de la novela y también El misterio de Edwin Drood , un drama titulado parodia de la antiguatienda desolada de cosas y una serie de acontecimientos más misteriosos, incluyendo un festival de Dickens en China y una media maratón para los amantesde Dickens, organizado por la Universidad Rice en Houston, (Texas).

Los másimportantes nuevos libros fueron elegidos por Tomalin y Robert Douglas-Fairhurst. Mientras que muchos relatos previos dela vida de Dickens han sido opresivamente desplazados, estas sonsatisfactoriamente los elegidos. Tomalines un biógrafo con calma seguro de que anteriores temas literarios han incluidoThomas Hardy y Samuel Pepys. Aquíse hace un trabajo humanitario de la captura de las complejidades de Dickens. Douglas-Fairhurst es un académico deOxford, autor de otra vida victoriana (2002), en las que reproducía el ambientecultural del siglo XIX. Quien se involucra en su legado encuentra diferentes versiones de él: el radical, elrepublicano, el hipnotizador, el sentimental, el protector de los huérfanos, elamante de los circos, el padre desesperado. Pero, sobre todo, en su opinión, "establecer que la Londres del siglo XIX antela mirada ajena y sin darse cuenta, celebran a los pequeños que viven marginadospor la sociedad que los contempla".

Douglas-Fairhurstofrece una perspectiva algo diferente. Reflexionaque: "Ningún escritor parece tener menos sorpresas. No tema, parece más conveniente a lascertezas tranquilizadoras de la retrospectiva biográfica. "Esto es porqueel nombre de Dickens se ha convertido envuelto en el mito. Douglas-Fairhurst nos insta a"desaprender mucho de lo que sabemos". Para él, la auto-promoción, elnovelista incontenible vivacidad a menudo, aunque sólo la mitad-de formavisible, "una figura triste, untipo tan raro como extraño".

Los mitos se hanido acumulando en torno a Dickens porqueera un escritor muy popular. Sindescanso energético, que anhelaba la amistad y la admiración. Douglas-Fairhurst, lo describe cómo"preocupado por la relación entre la ficción popular y su público". Dickensquería que sus lectores se sumergiesen enel mundo que, el mismo, había creado. Enla página y en persona siempre estaba dando la impresión de que estabaaceptando la confianza de susconciudadanos. El trataba de reducir a su imaginario público a estados indefinido". Ese, ese fue elmotor de su éxito.

Sobre todoadoraba un cuento de Navidad (1843), en la que Dickens embalsamadouna imagen ideal de las fiestas de Navidades como una oportunidad parareuniones familiares, impregnada de esperanza y alegría. Difícil a pesar de que sea de creer, que reavivó el interés por el festival en un momento en que estaba en declive. Está lejos de ser absurda a llamarloEl hombre que inventó la Navidad. Estosolo lo podía hacer, Dickens, ni Rajoy y...ni mucho menos, Zapatero. Aquí vivíala actualidad 200 años atrás, pero desde un puesto de vista del siglo XVI. No, fácil no es.

Si bien este es, exactamente, el tipo de etiqueta cursi que Douglas-Fairhurst quiere borrar, aunque sospecha que a Dickens le hubiesegustado. Él estaba contentocuando sus creaciones adquirieron vida más allá del libro. De hecho, como Douglas-Fairhurstmuestra sintió la necesidad de mantenerlos vivos y, en lugar de trazar unalínea en sus historias, les habría camino al más allá, pero siempre erarealista, o sea, una relación de difícil comprensión, por eso es Dickens y no, Leire Pajín.

Pero Dickens sealarmó al comprobar la realidad de susactividades más allá de la escritura. Desdesu muerte en 1870 ha sido objeto de másde un centenar de biografías, seguro que esto le hubiese gustado . La primera de ellas fue la de John Forster, interpretado por Tomalin como "esencial" amigo, erudito y cortés, sinembargo, "no puritana". Suprimer volumen, que apareció en 1872, sorprendentemente reveló que el padre deDickens había sido confinado a una prisión de deudores y que, de 12 años, Dickens había contribuido a la economía familiar, trabajando en una fábricadonde se pegan las etiquetas a las ollas de arrancar uñas. Una infancia nadafácil, pero "vivía" lo que le hace aun más grande. Por eso le llamaba "elpersonaje de etiqueta cursi". El Tomalineste, se pasó toda su vida escribiendo mal de Dickens, se puso millonario y noshemos dado cuenta a los 200 años. Yo llevo una buena parte mi vida escribiendomal de los políticos, que son malos de solemnidad y me cuesta el dinero. image

La naturalezaprecisa de la relación de Dickens con Nelly fue durante mucho tiempo una fuentede ansiedad y especulación. Tomalin, la describe con sensibilidad acerca de la oscuridad que nubló los últimos añosde Dickens, es menos cuidadoso de aventurar conjeturas inteligentes acerca delo que otros biógrafos, más cauto, y concluye que fruto de ese enlace nació unhijo que murió en la infancia. Nunca se supo cuando, ni como.

En este sentido, Tomalin estaba en desacuerdo con Slatery Ackroyd. Pero ambos tenían unaliado en Anne Isba, que en las mujeres de Dichens escribe que Nelly se convirtió en amante de Dickens y le dio"al menos" un hijo.

En su pequeñolibro, Isba, uno de los muchos volúmenes inéditos que seestán publicando para bicentenario narra parte de esos hechos.. Su enorme gama sugiere inagotablecapacidad de Dickens para excitar no sólo la especulación biográfica, sinotambién profundizar en lo histórico con descaro imaginativo. Para terminar, secita con un autobiógrafo poco conocido y le pregunta: ¿Oye, eres de los queopinan que los novelistas, no tienen imaginación? Es que algunos de mis mejoresamigos son los biógrafos.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
933
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.