Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Bienvenido Mister Trump

20/01/2017 20:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy ha tomado posesión de su cargo un nuevo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica en una nueva escenificación propia de Hollywood, transmitida a todo el mundo, para mayor escarnio y humillación de los pueblos a los que desprecia

Ningún país del mundo desde la desaparición del Imperio romano es objeto del culto al que es sometido el país del Tío Sam, al que admiran y adulan los medios y las masas.

Los medios (de comunicación) se han esforzado durante décadas en presentar al mundo una imagen caramelizada y de ángel salvador de todos y cada uno de los presidentes norteamericanos, llegando a deificar a presidentes como John F. Kennedy.

No es la primera vez en la historia que un "bufón" alcanza la presidencia de los EE.UU., basta con recordar al ínclito  George Bush Jr., ese que le mintió al mundo diciendo que Irak albergaba armas químicas y amenazaba la paz mundial, para emprender una guerra cuyas consecuencias sigue padeciendo media humanidad.

La nueva era que se inicia de la mano de Donald Trump, no es la era del pato Donald del genial Walt Disney, ni la del mediocre actor de reparto Ronald Reagan imitador de Margaret Thatcher, la era de Donald Trump, es el descenso de la anunciada decadencia del imperialismo yankee, acompañada del canto agónico de una Gran Bretaña que vive el resurgimiento de la nostalgia colonialista de los tiempos de la Commonwealth.

Tampoco se trata de un relevo rutinario en la alternancia del poder entre demócratas y republicanos ya que de ser así, otro hombre ocuparía el lugar de Donald Trump.

Acudimos a un cambio que guarda relación con el resto de los cambios que se producen a nivel global en muchos países y que tiene que ver con los cambios que experimenta la economía mundial y la geopolítica planetaria.

Es ese precisamente el terreno juego en el que desean encontrarse Trump y Putin, terreno de juego en el que no quiere entrar Xi Jinping, a la espera de "tomar posesión" como primera potencia mundial, ofreciéndose como valedor del Libre Mercado y de locomotora de la economía mundial.

Después de su estreno en Davos, China anuncia una nueva etapa de protagonismo internacional en la que parecen aparcados los BRICS, para dar paso una intensa actividad China en los foros económicos tradicionales del capitalismo occidental.

Trump es un viejo modelo pasado de moda

Japón, en horas bajas, no se encuentra en condiciones de competir con su vecino y menos de hacer frente a su reciente poderío militar y tecnológico, resumido en el llamamiento de Shinzo Abe a la reducción de la carrera armamentista en Asia, como una clara señal de ahogamiento de su economía, forzada por el creciente gasto militar, necesario para hacer frente a su vecino.

La era de Donald Trump, tampoco es una vuelta a la doctrina de Monroe, de "América para los americanos", pero si puede ser una vieja y conocida versión de "América para los norteamericanos".

Y la clave habría que buscarla en el silencio contenido de Donald Trump a la hora de hablar de América Latina y tan sólo referirse a su vecino México y genéricamente a los emigrantes.

En todo caso Trump ha de enfrentarse a más de 50 millones de "latinos" que viven en su casa y que son ciudadanos norteamericanos de pleno derecho.

Revivir la siniestra época de la "Operación Cóndor" no sólo no es posible, le llevaría a una confrontación con el nuevo amo de su "patio trasero" y no parece que China esté dispuesta a perder una fuente tan importante de materias primas, necesaria para alimental a más de mil millones de chinos.

El campo de maniobras del imperialismo es cada día más reducido, así que a partir de ahora y en los próximos años acudiremos a la lucha de gladiadores del Circo, en la que se enfrentaran  los dos protagonistas mejor pagados del planeta: Donal Trump y Vladimir Putin.

Mientras ellos ofrecen el espectáculo el resto procurará obtener beneficios de los espectadores.

Comienza el espectáculo.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1425 noticias)
Visitas:
6637
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.