Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier González escriba una noticia?

Bilbao Basket recupera jugadores para la elite del baloncesto

06/05/2009 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Damir Markota es el último ejemplo de una larga lista de jugadores que han renacido de sus cenizas en Bilbao de la mano de Txus Vidorreta. Igor Minteguia recapitula en la web 'Solobasket' la historia de la exitosa apuesta de Bilbao Basket por recuperar jugadores para la elite del baloncesto.

MarkotaEn estas últimas temporadas, Bilbao Basket y su entrenador, Txus Vidorreta, han obtenido unos excelentes resultados de una política de fichajes realmente arriesgada: hacerse con los servicios de jugadores de calidad contrastada cuyas carreras no atravesaban su mejor momento. Bilbao se ha convertido en un destino idóneo para relanzar la carrera de jugadores que salían de graves lesiones o que no habían gozado de la confianza necesaria en sus anteriores equipos.

Esta apuesta por la recuperación de jugadores de calidad en horas bajas no se circunscribe al lustro que el equipo bilbaíno lleva en la ACB (aunque en este artículo nos centraremos en este periodo), sino que comienza antes; concretamente, con el fichaje de Jose Luis Maluenda (1.91 de estatura, nacido en 1977) cuando el equipo estaba en la LEB. Vidorreta confió en la calidad de un Maluenda cuya carrera iba a la deriva por culpa de las lesiones. El escolta aragonés cumplió y fue un jugador importante en el ascenso del equipo a la ACB (incluso llegaría a disputar 21 partido en la ACB con Bilbao Basket, promediando 6 puntos por encuentro).

Recapitulemos, pues, la historia de la exitosa apuesta de Bilbao Basket por recuperar jugadores para la elite del baloncesto, haciendo referencia a las 5 temporadas que el equipo vasco lleva instalado en la máxima categoría del baloncesto español.

Temporada 2004-05: el resurgir de Sanmartín, Gabriel y Weis

Bilbao Basket, tras lograr un ascenso meteórico, se estrenaba en la ACB. Dado su modesto presupuesto y su carácter de equipo novato en la categoría, no le fue fácil confeccionar una plantilla competitiva. El club apostó por varios jugadores con experiencia en la liga, pero cuyo caché estaba un tanto devaluado.

El primero de esos jugadores fue el alero Cesar Sanmartín (1.98 de estatura, nacido en 1975). Este jugador, formado en la cantera del Joventut de Badalona, había dejado de ser una promesa ya hacía tiempo, sin haber explotado como jugador. Era un hombre respetado en la Liga, pero su carrera comenzaba a anquilosarse. Tras 3 temporadas en Lugo, decidió aceptar la oferta de Bilbao Basket. Txus Vidorreta confió en él desde el primer momento, no sólo sería el alero titular del equipo, sino un referente tanto en la cancha como en el vestuario. En su mejor temporada en la ACB, pasaría de promediar 8.3 puntos, 3.8 rebotes y 1.2 asistencias en su último campaña en Lugo (2003-04) a 10.7 puntos, 6 rebotes y 1.7 asistencias con Lagun Aro Bilbao Basket. Además, sería nombrado mejor jugador de la Jornada 8º. Tras acabar la temporada, decidiría aceptar la oferta presentada por el CB Granada. No volvería a rendir al mismo nivel, ni a obtener la confianza recibida en Bilbao. Actualmente, disputa la LEB Oro con el Ford Burgos.

Germán GabrielEl segundo jugador que vería despegar su carrera en Bilbao sería Germán Gabriel (2.07 de estatura, nacido en 1980). Miembro de la Selección española junior que conquistó el Mundobasket de la categoría en 1999, Germán no acababa de explotar como jugador. No encontraba minutos en Málaga y era el momento de buscar un destino en el que se le pudiera proporcionar tiempo en pista. Su apuesta por Bilbao Basket le salió redonda. MVP del mes de noviembre en aquella temporada, pasó de unos discretos 6 puntos y 3 rebotes con Unicaja a unos brillantes 13.9 puntos, 5.5 rebotes y 1.1 asistencias con Bilbao Basket. En La Casilla se sigue recordando con cariño las magníficas exhibiciones ofensivas ofrecidas por Germán Gabriel; impresionantes movimientos al poste, un excelente acierto en el tiro de 3 puntos… Una temporada para recordar. En el verano de 2005, aceptó una oferta económica irrechazable del entonces pujante Akasvayu Girona, para volver a Unicaja en la temporada 2006-07, equipo en cuya disciplina continúa en la actualidad. Su experiencia bilbaína le condujo a encontrar de nuevo un lugar en la elite del baloncesto nacional.

WeissFred Weis (2.18 de estatura, nacido en 1977) era, en 2004, un jugador prácticamente desahuciado. Elegido en la 1º ronda del draft de 1999, había sido una de las grandes apuestas de Unicaja cuando fue fichado allá por el año 2000. Sus graves problemas de espalda solamente le habían permitido disputar 20 partidos de la Fase Regular de la ACB en la temporada anterior, sumando unos pírricos 1.8 puntos y 2.7 rebotes. Su estado físico estaba en entredicho, nadie se atrevió a hacerse con sus servicios, hasta que el club bilbaíno decidió a arriesgarse. Se tuvo mucha paciencia con el galo; tardó en coger la forma, pero su rendimiento en las últimas semanas de competición nos recordó al mejor Fred Weis. Sus promedios fueron de 2.8 puntos y 3.3 rebotes. Las siguientes temporadas, con el galo en optimas condiciones físicas, Weis aumentaría sus prestaciones (6.9 puntos, 7.2 rebotes y 1.6 tapones de media en la temporada 2005-06, 6 puntos, 7.8 rebotes y 1.6 tapones en la 2006-07, 4.2 puntos, 7.25 rebotes y 1.1 tapones en la 2007-08), siendo considerado uno de los mejores pívots defensivos de la liga y uno de los estandartes del club. El de Thionville volvía a disfrutar del basket. Su salida por la puerta de atrás del club a mediados de la presente temporada, por motivo de su mal estado de forma, fue una auténtica lástima.

En este grupo también se podría incluir al base argentino (con pasaporte italiano) Diego Ciorciari (1.85 de estatura, nacido en 1980), un base LEB que había salido por la puerta de atrás del Cai de Zaragoza. Bilbao Basket le ofreció la oportunidad de debutar en la ACB, tomando el lugar del decepcionante Roberto Nuñez en la plantilla dirigida por Txus Vidorreta. Este explosivo base cumpliría con creces, promediando 5.1 puntos, 1 rebote y 2.1 asistencias por encuentro. Ésta ha sido, por el momento, su única experiencia en la ACB.

Temporada 2005-06: confianza en Montañez y la apuesta por Rancik

Bilbao Basket comienza su segunda andadura entre la elite del baloncesto español e intenta formar una plantilla más competitiva. Busca en los Balcanes jóvenes estrellas emergentes y ficha a Ivan Koljevic y Milan Majstorovic y recibe como cedido a Marko Banic. Para equilibrar la conformación del grupo a las órdenes de Vidorreta, Bilbao Basket se hace con los servicios de jugadores con experiencia ACB, como es el caso de Román Montañez (1.93 de estatura, nacido en 1979).

Montañez había sido durante varias campañas el hombre clave del Forum Valladolid. Su gran rendimiento le llevó a ser uno de los jugadores nacionales de moda, sonando su nombre para los grandes de la Liga. Sin embargo, en la temporada 2004-05 su rendimiento descendió dramáticamente. La rápida evolución de San Emeterio y los minutos de juego de Radulovic le habían hecho perder peso en el equipo vallisoletano. Era buen momento para cambiar de aires y eligió al joven equipo bilbaíno como destino idóneo para volver a sentir sensaciones perdidas. Su carácter y pundonor hicieron que no tardara en ser uno de los jugadores importantes en el vestuario y uno de los favoritos de la afición del equipo vasco. Sus 2 temporadas en Bilbao fueron muy satisfactorias; sus buenos números (7 puntos, 1.6 rebotes y 1.2 asistencias en la temporada 2005-06, 8.7 puntos, 2.1 rebotes y 1.3 asistencias en la 2006-07) subieron, de nuevo, su caché. Ficharía por al Akasvayu Girona en el verano de 2007. Actualmente, es miembro de la plantilla de Ricoh Manresa.

RancikLa apuesta por los jóvenes talentosos provenientes de los Balcanes no acababa de funcionar del todo. El club quiso reforzar el juego interior fichando a un hombre de contrastada calidad, pero que no atravesaba un buen momento. Así, a mitad de temporada, Bilbao Basket se hacía con los servicios de Martin Rancik (2.04 de estatuta, nacido en 1978), un ala-pívot con gran reputación y amplia experiencia en la Lega (Milán, Biella y Bolonia) que había sido dado de baja en diciembre de 2005 por Olympiakos por motivo de los problemas cardíacos que padecía. Otra apuesta arriesgada. El eslovaco, después de unas semanas de aclimatación, pronto respondió a la confianza que Bilbao Basket había depositado en él. Se convirtió en una de las principales referencias ofensivas del equipo y uno de los jugadores favoritos de la afición por su intensidad y espectacularidad. 12.5 puntos y 3.7 rebotes fueron sus promedios en los 15 partidos que disputó en esta primera media temporada en Bilbao. El club vizcaíno lograría renovar al eslovaco por 2 temporadas. La temporada 2006-07 la comenzaría a un gran nivel, pero una lesión cortaría en seco su gran estado de forma. De todas maneras, lograría unos muy buenos promedios: 13.2 puntos y 5.1 rebotes. Su última temporada en Bilbao supondría el fin de una etapa; sufrió serias lesiones, que únicamente le permitirían disputar 22 partidos y la explosión de Banic le haría disponer menos minutos en pista (sus medias bajarían hasta los 6.4 puntos y 3.5 rebotes). En verano de 2008 fichó por el MMT Estudiantes, dejando en Bilbao una muy grata sensación. Sin duda, ha sido uno de los mejores jugadores que han jugador con la camiseta de Bilbao Basket.

Temporada 2006-07: los últimos partidos de Azofra

AzofraBilbao Basket presentó un proyecto continuista en el comienzo de la temporada 2006-07. Se volvía a conceder una oportunidad la base serbio Iván Koljevic. Una vez más, el experimento Koljevic no obtuvo los frutos deseados, se facilitó su salida y se intentó contratar un director de juego que pudiera dar descanso a Salgado. El hombre elegido fue un histórico del baloncesto español que estaba en situación de semi-retiro. Nos referimos a Nacho Azofra (1.85 de estatura, nacido en 1969).

Azofra ofreció una demostración de profesionalidad. Cumplió con la labor que se le encomendó: minutos de calidad saliendo desde el banquillo, aportando seguridad en la dirección y fluidez en el ataque del equipo. Sus número (en 15 minutos de media) fueron 3.8 puntos y 2 asistencias por encuentro.

Temporada 2007-08: la explosión de Huertas

Vidorreta quería un jugador de garantías que pudiera acompañar en la dirección a Salgado para afrontar la temporada 2007-08 y, con ello, buscar el ansiado salto de calidad. Durante la época estival sonaron nombres tan mediáticos como los de Elmer Bennett o Tyus Edney. Finalmente, el elegido fue Marcelinho Huertas (1.90 de estatura, nacido en 1983), que llegó cedido desde Badalona. El eléctrico base paulista era el más directo damnificado de la explosión del fenómeno Ricky Rubio y el DKV Joventut vio la posibilidad, con su cesión, de que en Bilbao pudiera encontrar los ansiados minutos de juego.

HuertasUna vez más, la apuesta salió redonda. Pocos podían pronosticar el impacto que tendría el rendimiento de Huertas en la buena marcha del equipo. Histórica campaña para Bilbao Basket en lo colectivo y llena de éxitos para el base paulista en lo individual. Fue una de las sensaciones de la liga, lo que le valió ser incluido en el Quinteto Ideal de la competición. Sus promedios alcanzaron los 14.5 puntos, 2.7 rebotes y 3.9 asistencias por encuentro.

Tras un largo culebrón veraniego, el brasileño recaló en la Fortitudo de Bolonia, equipo en el que no ha ofrecido las prestaciones esperadas (10.3 puntos, 2.6 rebotes y 2.3 asistencias por encuentro).

Durante la temporada, y para hacer frente a las bajas por lesión de Rancik y Weis, Bilbao Basket se hizo con los servicios del gigante serbio Mile Ilic (2.15 de estatura, nacido en 1984). Ilic había pasado prácticamente 2 temporadas en blanco por problemas físicos y por la falta de minutos en la NBA, en la que tuvo una breve experiencia. Pronto se comprobaría la evidente falta de rodaje del serbio, pero, al menos, cumpliría su misión, promediando 5.3 puntos y 3.9 rebotes en los 12 partidos disputados con la camiseta de Bilbao Basket. Probaría suerte en la presente temporada en Sevilla, pero fue cortado por Cajasol hace pocas semanas.

Temporada 2008-09: Seibutis y Markota, dos jóvenes talentosos devueltos a la elite

SeibutisEstamos en agosto de 2008, a Bilbao Basket solamente le queda una plaza exterior para completar su plantilla de cara a la nueva temporada. Muchos son los nombres que suenan en medios y foros, pero al final es el lituano Renaldas Seibutis (1.96 de estatura, nacido en 1985) el elegido.

Este joven escolta lituano era una de las promesas más firmes del baloncesto lituano cuando fue fichado por el Olympiako griego. Tras una etapa exitosa jugando cedido en el Maroussi, volvió al equipo del Pireo, donde no contó con muchas oportunidades y, además, cayó gravemente lesionado. Tras una temporada prácticamente en blanco, Seibutis salía al mercado. Cajasol se interesó firmemente por él, pero desestimó su fichaje por las dudas que creaba el estado de su espalda. En Bilbao, sin embargo, se optó por hacerse con sus servicios, asumiendo los riesgos. Una vez más, apuesta ganadora.

El lituano no se ha perdido ni un solo partido por problemas físicos, apuntando, además, muy buenas maneras. Deberá lograr mejorar su tiro exterior, pero, por lo demás, parece un jugador que puede evolucionar muy positivamente en la ACB. Sus número han sido, hasta el momento, de 6.5 puntos, 1.8 rebotes y 1.3 asistencias por encuentro.

MarkotaEn la presente temporada Bilbao Basket ha vivido uno de los momentos más tristes de su historia con la salida del equipo del gigante galo Fred Weis. Su baja fue inmediatamente cubierta por el croata Damir Markota (2.10 de estatuta, nacido en 1985), procedente de ViveMenorca, equipo en el que apenas dispuso de oportunidades. Su fichaje creó cierta extrañeza: el croata era un ala-pívot abierto y no un 5, su experiencia en Menorca había sido muy decepcionante y su salida por la puerta de atrás a principios de temporada de la Cibona de Zagreb creaban muchas dudas en torno a su idoneidad para hacerse con el puesto vacante en la plantilla de Bilbao Basket.

Este ex NBA (Milwaukee Bucks, temporada 2006-07) pronto demostró que podría ser un jugador muy aprovechable. Sus cualidades, unas condiciones atléticas de fuera de serie y un tiro exterior absolutamente letal (57 % en los triples). Sus carencias, también notorias; falta de agresividad en la pintura y cierto pasotismo en defensa, aunque, con el tiempo, parece mostrar una evolución positiva en estos aspectos del juego. Ha sido clave en victorias de prestigio como las logradas ante el Real Madrid y Tau Cerámica Baskonia, y sus números, hasta el momento, son más que aceptables (7.2 puntos y 3.1 rebotes). Vidorreta ha obrado de nuevo el milagro, recuperando a otro jugador cuya carrera parecía ir a la deriva. Si el entrenador vasco logra modelar el talento de este jugador y lograr imprimirle un carácter más competitivo, estaremos ante el mejor fichaje de Bilbao Basket de cara a la próxima temporada.

En la recta final de la temporada y con la época estival cercana, pronto comenzarán los rumores que amenizan la larga espera hasta el comienzo de la siguiente campaña. ¿Habrá por parte de Bilbao Basket otra nueva apuesta arriesgada por un jugador que cumpla con las características mencionadas en este artículo? Ya pueden ir haciendo sus quinielas...


Sobre esta noticia

Autor:
Javier González (53 noticias)
Visitas:
353
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.