Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El Boston Ballet cree que si las compañías no se adaptan a los tiempos y al público se convierten en "museos"

18/06/2010 14:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Mikko Nissinen, director artístico del Boston Ballet, cree que las compañías deben adaptarse a los tiempos modernos y al público, que pide "cosas más novedosas". De lo contrario, las compañías "puramente clásicas" podrían convertirse en "museos".

Precisamente, para evitar esto último, la compañía norteamericana apuesta por "estar siempre al día" de las nuevas tendencias y no quedarse "estancados".

"Hay que ofrecer al público cosas nuevas, que atraigan audiencia", aconsejó Nissinen en una rueda de prensa previa a la actuación del Boston Ballet en Santander. La compañía ofrecerá este fin de semana dos programas distintos, uno el viernes y otro el sábado, en la Sala Argenta del Palacio de Festivales de Santander, a partir de las 20.30 horas.

Esta actuación, que se enmarca dentro de la gira española, consta del programa 'Ultimate Balanchine', que se representará el viernes y que incluye tres coreografías creadas por este artista francés: 'Ballo della Regina', con música del 'Don Carlo' de Verdi; 'The four temperaments', con música de Paul Hindemith; y 'Rubies', sobre partitura de Igor Stravinsky.

Mientras tanto, el sábado la compañía pondrá en escena 'Made un Boston', que reúne algunos de sus más reciente estrenos: 'Plan to B', con coreografía de Jorma Elo y música de Heinrich Ignaz Franz von Biber; 'Ein von Viel', con coreografía de Sabrina Matthews y música de las 'Variaciones Goldberg' de Johann Sebastian Bach; 'Tsukiyo', con coreografía de Helen Pickett y música de Arvo Pärt; y 'Brake the Eyes', con coreografía de Jorma Elo y música de Mozart.

Esta última es una de las obras más rompedoras del Boston Ballet, ya que en ella la danza se mezcla con la voz de una de las bailarinas. "Es muy impactante", subrayó el director artístico.

Explicó que la combinación del repertorio clásico con el estilo contemporáneo es posible gracias a la "altísima" calidad y gran "versatilidad" de los bailarines de la compañía, que "pasan de un estilo a otro sin problema".

Así, son capaces de representar en un mismo día obras como 'La bella durmiente' y 'Brake de eyes', y lo hacen además "impecablemente", algo que, como reconoció Nissinen, es "muy difícil". Pero es la base de "las compañías del futuro", insistió.

AMPLIACIÓN DEL ELENCO DE BAILARINES

A preguntas de los periodistas, el director del Boston Ballet se refirió también a las audiciones que la compañía ha realizado para incorporar nuevos bailarines a su elenco.

En concreto, se van a sumar seis nuevos artistas procedentes de Estados Unidos, Cuba o Francia. "Son necesarios para la compañía", explicó, tras admitir que con las nuevas incorporaciones hay cambios y "se rompe la química" del grupo.

Con su actuación de este fin de semana, el Boston Ballet regresa a la capital cántabra, donde ya actuó en 2007, en el marco del Festival Internacional de Santander (FIS).

En su gira española de este año, la compañía ha estado ya en Barcelona y San Sebastián, y tras su paso por Santander viajará hacia Las Palmas, Granada y Madrid. BOSTON BALLET

El Boston Ballet lo fundó en 1963 Virginia Williams, esposa de un eminente financiero de Boston. Fue la primera compañía de ballet profesional de toda Nueva Inglaterra. La reputación nacional e internacional del Boston Ballet se desarrolló gracias a los directores artísticos Violette Verdi, de 1980 a 1984; Bruce Marks, de 1985 a 1997; y Anna Marie Holmes de 1997 a 2000.

Hoy en día el Boston Ballet es una de las compañías más importantes de América y del mundo. El actual director artístico, Mikko Nissinen, ocupa su cargo desde el año 2001, y bajo su dirección, la compañía presenta cada temporada trabajos coreográficos del más alto nivel y ofrece una gran variedad de repertorio.

A lo largo de su historia, el Boston Ballet ha sido una formación pionera. En 1979 inauguró el Festival de Nervi en Italia, en 1980 fue la primera compañía americana en actuar en la República Popular China, y en 1983 Rudolf Nureyev estrenó en la compañía su nueva producción de Don Quijote en América, y después en gira por México, Francia e Italia.

Además, la primera coreografía de Mark Morris se presentó en el Boston Ballet en 1986, en 1987 fue la primera compañía en actuar el prestigioso Bessie Dance and Performance Award en el teatro City Center de Nueva York, y en 1990 fue la primera compañía americana en coproducir con el Ballet del Kirov y el Ballet del Bolshoi. El ballet fue El Lago de los Cisnes y esta histórica coproducción atrajo toda la atención internacional y llevó al Boston Ballet a ser la portada de la escena mundial.

El Boston Ballet tiene residencia en el Teatro de la Opera de Boston, el teatro más importante de la ciudad de estilo clásico, con una capacidad de 3.600 asientos y las más modernas instalaciones técnicas que dan cabida a cualquier tipo de producción.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
130
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.